Muere a los 88 años “Michou”, el hombre que inspiró “La jaula de las locas”

Medios franceses detallan los últimos deseos que el famoso planteó a sus familiares y amigos antes de morir

En esta imagen tomada el 7 de junio de 2016, el francés Michel Catty, "Michou", famoso director de cabaret, posa en su casa en París. Michou murió a los 88 años el 26 de enero de 2020. Foto/AFP

Por EFE

Ene 26, 2020- 11:06

El francés Michel Catty, “Michou”, célebre director del cabaret transformista más famoso de Francia y hombre que inspiró al dramaturgo Jean Poiret para crear la obra de teatro y posterior película “La jaula de las locas”, murió este domingo a los 88 años de edad, informaron los medios franceses.

El Cabaret Michou abrió sus puertas en el barrio de Montmartre en 1956 y desde entonces se ha mantenido como un local imprescindible de la noche parisina, por el que se dejaron ver estrellas como Alain Delon, Jean-Paul Belmondo o Liza Minnelli.

Su dueño nació el 18 de junio de 1931 en Amiens, en el norte de Francia, y empezó su negocio como restaurante y bar nocturno, para ofrecer posteriormente espectáculos en los que hombres travestidos de mujeres interpretaban clásicos musicales.

En esta imagen tomada el 30 de enero de 1979, “Michou” sonríe cuando recibió la Medalla vermeil de la ciudad de París por su caridad en su cabaret “Chez Michou”. Foto/ AFP

La actriz Brigitte Bardot fue el primer personaje que él encarnó en el escenario, con el que empezó a ganarse la fama.

“Michou”, icono gay, se hacía llamar “El príncipe azul de Montmartre”, porque ese era el color con el que le gustaba vestirse, y aseguraba que el champagne era su elixir de la juventud.

“Mi secreto es beber al menos dos botellas de champagne al día. Es mi debilidad”, aseguró al semanal “France Dimanche”.

En esta imagen tomada el 27 de febrero de 1989, “Michou” actúa en el “Paradis Latin” durante un programa de televisión para el centenario del cabaret en París. Foto/ AFP

Su figura inspiró a Poiret para crear “La jaula de las locas”, un gran éxito en los años 70, en cuya adaptación cinematográfica él no quiso participar alegando que debía estar todas las noches en su cabaret para recibir a los clientes.

El semanario “Le Point” recordó este domingo en su edición digital que “Michou” dejó dicho que todos sus amigos asistan vestidos de azul a su funeral y manifestó también su deseo de que su local cerrara definitivamente sus puertas cuando él muriera.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad