Habitantes de comunidades capitalinas muestran qué tan importante es el Parque Cuscatlán para ellos en una exposición fotográfica

En el parque confluyen miles de ciudadanos y todos con una historia, algunas cargadas de mucha resiliencia, vidas que descubrió el fotógrafo documental Óscar Leiva y que hoy son parte de su exhibición “Un respiro durante la pandemia de Covid-19”.

La gran zona verde de la colonia Flor Blanca es un respiro para miles de capitalinos. Foto / Cortesía Óscar Leiva

Por Rosemarié Mixco

Dic 21, 2020- 12:05

Al igual que el icónico parque de la colonia Flor Blanca de San Salvador, la Sala Nacional de Exposiciones Salarrué resurge tras meses de letargo.

Y revive justo cuando agoniza el año de la pandemia por coronovirus, que puso en jaque a toda la humanidad.

La reinauguraron el sábado 19 de diciembre, con un relato fotográfico documentado por el fotoperiodista Óscar Leiva Marinero, quien bautizó la muestra como “Un respiro durante la pandemia de Covid-19”.

Te puede interesar: FOTOS: La historia de cómo el personaje de Santa Claus se introdujo en El Salvador

Precisamente eso es el Parque Cuscatlán para los actores de la exhibición que el público podrá apreciar lo que resta del año hasta el 8 de abril próximo: una bocanada de aire fresco.

Para el licenciado en Comunicaciones y Periodismo por la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), esta es “una mirada sencilla y honesta” a la forma en que los capitalinos más desfavorecidos sobreviven a la “normalidad” heredada por el virus SARS-CoV2.

“Mujeres resilientes” lideradas por María Mejía Escobar, residente en la comunidad Santa Lucía. Foto / Cortesía Óscar Leiva

El objetivo principal de su relato gráfico es expresar a través del arte cómo la pandemia ha incidido en las comunidades que rodean el Parque Cuscatlán.

“Después de este duro año que ha sido tan marcante para todos, es un honor abrir las puertas de la Sala con una exposición tan especial”, expresó Astrid Bahamond, directora de la Sala Nacional de Exposiciones, durante el evento de reapertura, según la cuenta de Twitter del Ministerio de Cultura.

Lee también: ¿Cuál es el origen de los nahuales, las personas que se transforman en animales a través de hechizos y brujería?

La exposición de fotografías es un hecho gracias al respaldo que Leiva recibió de parte de la Fundación Howard G. Buffett, la Fundación Parque Cuscatlán (FUNDAPARC) y Glasswing International.

En palabras de los capitalinos que estelarizan “Un respiro durante la pandemia de Covid-19”, el parque está más bonito.

El artista de la fotografía documental logró captar con su cámara lo que significa un espacio de sano esparcimiento para los ciudadanos que sobreviven a diario a la pobreza, la inseguridad, la falta de oportunidades y la escasez que incrementó la crisis sanitaria mundial.

El pintor de la comunidad Tutunichapa Óscar Edmundo Galán admira cómo ha cambiado el parque. Foto / Cortesía Óscar Leiva

La jungla de concreto que ahoga los sueños de miles de residentes del gran San Salvador se desdibuja cuando ellos cruzan los límites del Cuscatlán, esa zona verde que vio la luz el 1 de marzo de 1939 y que fue reinaugurado en septiembre de 2019.

Los que conocieron el rostro más oscuro del parque ahora disfrutan su nueva imagen. Tal y como lo expresó a Leiva Óscar Edmundo Galán, el pintor de media barba que se dedica a elaborar rótulos y pinturas a mano, que reside en la comunidad Tutunichapa desde 1976.

Entérate:La estrella de Navidad brillará de nuevo en el firmamento después de 800 años

Para los niños que retrató el fotoperiodista, el Cuscatlán es vida. Es el espacio que los hace sentirse libres, alegres y con ganas de reír y jugar.

Los trabajos de remodelación de la gran zona verde entre la 6ª – 10ª Calle Poniente y la Alamaeda Roosevelt también mejoraron la cotidianidad de muchos citadinos, como la del licenciado en Contaduría Pública Bryan Pocasangre, de la comunidad La Paz.

Bryan Pocasangre en el área de parkour del Parque Cuscatlán. Foto / Cortesía Óscar Leiva

Para él y sus colegas de Avalancha Free Runners, la zona de parkour es una válvula de escape donde olvidan las largas jornadas laborales y el estrés acumulado en la semana.

Ellos pusieron su granito de arena, defendiendo la importancia de tener un área como esta.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 3 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones