Fallece la poeta salvadoreña Dolores Delgado

La poeta y profesora Dolores Delgado (San Salvador, 23 de septiembre de 1923) falleció la noche del día tres de junio debido a complicaciones de salud y está siendo velada en Capillas Memoriales. El entierro será el día cinco de junio en el Cementerio de los Ilustres, en San Salvador, tras una misa a las 12:00 p.m. en la Parroquia San José de la Montaña.

Foto Por Cortesía

Por Diana Orantes

Jun 04, 2019- 10:18

Su nombre completo era Dolores Fidelina Delgado Juárez, se desempeñó toda su vida como profesora de educación parvularia, primaria y secundaria en varios colegios, también fue maestra de Educación Especial y formó parte del equipo de maestras especializadas del Centro de Parálisis Cerebral de San Salvador.

Cuando se jubiló y tras educar a generaciones de niños y jóvenes decidió ceder los derechos de dos obras al Ministerio de Educación. En diciembre del 2018 logró el acuerdo y el 11 de diciembre del 2018 se firmó el convenio en Casa Presidencial.

“Antes de partir a otros jardines, quisiera dejar un legado de poesía para nuestro terruño”, expresó Delgado en una carta enviada a las autoridades del Ministerio de Educación y al Viceministerio de Ciencia y Tecnología. La poeta quería donar los títulos “Sonrisas y lágrimas de amor” y “Corazón de niño” lanzados en el 2013 con el patrocinio de la viceministra de Ciencia y Tecnología, Erilinda Handal.

Ella deseaba que los libros fueran difundidos en las escuelas del país, sin fines lucrativos y con miras a fomentar la poesía entre niños y jóvenes, aspirando a cultivar sus almas y a elevarse ante tanto infortunio.

La mayoría de sus libros estaban dedicados a los niños y confirmaron su amor por la vida y la necesidad de crearles fantasías que les ayudaran a elevarse ante las adversidades de la vida.

Pero también escribió tres obras dedicadas a su familia: “Consejos a mis hijas”, “Retazos”, “Amor y ternura de una abuela”, entre otros. Delgado tuvo siete hijas Ana Menjivar, Silvia de Guerrero, Margarita de Díaz, María Silver, Telma Viale y María Luisa Juárez.

Con los años su salud desmejoró pero nunca dejó de escribir poemas.

“La poesía me ha hecho una persona más feliz, más triste y por ende, más viva”, expresó en su discurso de agradecimiento cuando el Mined aceptó sus obras.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Familia, amigos y exempleados de Nayib Bukele están en el Gobierno
Noticias ¿Sueñas con vivir en otro país? 5 países de inmigración fácil para salvadoreños
Noticias Así será la mega ciudad que construye en El Salvador el líder de la iglesia la Luz del Mundo, detenido en EE.UU. por delitos sexuales