La épica cinta de “Gladiador” cumple 20 años

La cinta dramática se estrenó un 1 de mayo de 2000. Después de dos décadas, esta narrativa y sus personajes se volvieron elementos míticos del mundo cinematográfico. Conoce 20 interesantes datos sobre su producción.

Por Sara Castro

May 01, 2020- 04:00

Hace 20 años se estrenó en Los Ángeles la galardonada cinta “Gladiador”. Ni el género Péplum (histórico, basado en lo greco romano), ni los efectos especiales —que en ese momento representaron toda una hazaña y evidenciaron el avance tecnológico, y que ahora parecen tan deslucidos—, han mermado la apoteósica historia de un general desterrado convertido en gladiador y enaltecido por el pueblo.

Como es usual, la crítica en torno a “Gladiador” estuvo muy dividida. Unos críticos hablaban sobre los baches históricos del guion de David Franzoni, John Logan y William Nicholson; y otros señalaban la poca profundidad y la mala planificación del rodaje por parte de Ridley Scott, director de esta producción. Pero la taquilla mundial y los premios otorgados dijeron lo contrario.

Y es que lo épico de las peleas, el “salvaje entretenimiento”, el retorno a un género perdido, los personajes fuertes y viscerales, fueron elementos que permitieron cuadriplicar las ganancias del filme y colocarlo en las doradas vitrinas de la cinematografía con nominaciones en 36 ceremonias distintas, y su máximo protagonista ocupó el puesto 35 del ranking.

“Los 100 mejores personajes del cine”, de la revista Empire, y obtuvo el sexto lugar en la lista de héroes de acción favoritos de Entertainment Weekly por la “poderosa y conmovedora interpretación de Crowe”. Sí, gran parte del éxito de esta cinta es la actuación del neozelandés Russell Crowe. A pesar de no haber sido la primera opción de Scott para encarnar al famoso gladiador, Crowe sedujo a la feroz crítica, y así como encantó en las arenas del coliseo, también lo hizo con la gran audiencia.

El crítico Adrián Massanet despedazó la producción de Scott, sin embargo reverenció al protagonista al aseverar que Máximo (Crowe) no tuvo ni la menor falla. “Crowe se adueña del personaje y le otorga una verdad y una tristeza incomesurable. Él es el auténtico pilar de una película que hace aguas en cuanto intenta desmarcarse del subgénero que quiere homenajear”, reseñó en el portal web Espinof.com.

Para rendir tributo al gran gladiador Máximo Décimo Meridio, comandante de los ejércitos del norte, general de las Legiones Fénix, y toda su historia, compartimos 20 datos sobre esta gran producción que hoy festeja dos décadas de haberse proyectado.

Datos curiosos

Galardones: “Gladiador” recibió cinco Óscar, de 12 nominaciones, por Mejor película, Mejor actor, Mejor diseño de vestuario, Mejores efectos visuales y Mejor sonido. Además obtuvo dos Globos de Oro por Mejor película dramática y Mejor banda sonora, cuatro Bafta y seis Critics’ Choice Awards, entre otros.

Tres escenarios: para poder recrear espectaculares escenarios, el equipo de Scott se trasladó a Inglaterra, Marruecos y Malta. En el primer país rodaron en el bosque Bourne para escenificar la batalla inicial en Germania; en el segundo filmaron las escenas de los esclavos, el viaje por el desierto y la escuela de gladiadores de Próximo, y en el tercero se grabaron las partes de la Antigua Roma.

Heridas ¿reales?: En la secuencia de acción de la Batalla de Germania, Crowe aparece con heridas. Esas no fueron creadas con maquillaje, son reales. El actor las obtuvo cuando filmaba una escena con su caballo y este se sobresaltó y cayó en una ramada. A pesar del incidente, el artista neozelandés creó una conexión especial con el equino.

Banda sonora: la célebre banda del “Gladiador” también estuvo nominada a galardones cinematográficos. Fue compuesta por el alemán Hans Zimmer y la australiana Lisa Gerrard. Con algunos señalamientos de plagio, esta compilación logró tener un disco doble titulado “Gladiator: Special Annieversary Edition” (2005) y contiene 17 temas.

Joaquín Phoenix, creativo: al igual que Crowe, el actor que dio vida a Cómodo utilizó a su favor la flexibilidad del guion. Cuando el emperador romano grita a su hermana Lucilla: “¡¿Acaso no soy piadoso!?”, la actriz Connie Nielsen se asustó, pues eso no estaba en el libreto. Su sorpresa fue real.

No al romance: el director rechazó la idea de que el amor se interpusiera en esta aguerrida historia. Ridley Scott pensó que una relación entre Lucilla y Máximo disminuiría la necesidad del gladiador de reencontrarse con su familia.

Tigres: una pelea de Máximo incluyó cinco tigres de bengala que eran reales. Para ello se contó, en toda la secuencia, con un veterinario que estaba preparado con dardos tranquilizantes por cualquier eventualidad.

Secuela: sí, aunque el personaje de Máximo Décimo Meridio falleció, Ridley Scott y Crowe pensaron en revivir el personaje y producir una nueva entrega. El actor investigó sobre las creencias romanas después de la muerte, así que querían de vuelta al guerrero romano ya sea en el cielo, infierno o en el purgatorio. Ninguna idea se concretó.

Coliseo: el imponente anfiteatro romano fue recreado en Malta y se construyó un tercio de él. El resto de la edificación fue reproducida digitalmente.

Mano misteriosa: la famosa escena donde aparece la mano de Máximo tocando una plantación de trigo, en realidad es de su doble, Stuart Clark.

Preciada joya: la actriz Connie Nielsen utilizó un anillo de sello de 2,000 años de antigüedad. Según IMDB, la joya la encontró Nielsen en una tienda de antigüedades.

Improvisación suprema: como los guiones iban modificándose con regularidad, Crowe tuvo que reinterpretar y crear nuevos diálogos. Fue de la mente de este gran actor que nacieron las frases “Fuerza y honor” y “A mi señal, desaten el infierno”. También cuando el emperador Marco Aurelio le dice “¿Cuéntame de tu hogar?”, Crowe improvisó y describió su casa en Australia. Y el peculiar nombre del gladiador también fue creado por Crowe.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad