¿Las recuerdas? 10 éxitos cinematográficos estrenados hace 20 años

Evocar los éxitos cinematográficos que se estrenaron hace dos décadas puede causar nostalgia y sorpresa. Conoce algunas cintas que lograron éxito en taquilla y entre la crítica, pero que se convirtieron en filmes de culto.

Por Sara Castro

Feb 04, 2019- 19:02

La incertidumbre colectiva permeaba la vida en 1999. El “efecto 2000” —intrínseco al rubro tecnológico— ponía en debate si el mundo seguiría siendo el mismo. Y ante el desasosiego, la cultura pop vivió una importante época, así lo señala la crítica: los cómics, videojuegos, series de televisión, la realidad virtual, la música pop (Britney Spears arrasaba) y, por supuesto, las películas tomaron más fuerza.
Y para muestra un botón: la cinta de ciencia ficción “The Matrix” mostró ese profundo y complejo mundo virtual, la famosa Matrix y ese debate sobre qué es la realidad. Además, abordó de una manera original conceptos filosóficose ideológicos.

De esta manera, las ahora directoras —y hermanas— de cine Lana y Lilly Wachowski brindaron a la historia cinematográfica una película de culto. Y a ella se sumaron otras que este 2019 cumplen dos décadas de haber llenado miles de salas de cine alrededor del mundo, de conquistar las taquillas, liderar nominaciones y ganar premios, así como convertirse en filmes inolvidables para la “cultura pop”.

Hacemos una recopilación de diez cintas que significaron un punto de partida para nuevas tendencias fílmicas o que se convirtieron en un después de otros géneros, llevaron al estrellato a algunos artistas y demostraron que la creatividad y la consagración en un proyecto (¿o la aceptación de un próximo apocalípsis?) puede dejar una obra excepcional.

¿Te acuerdas de ellas?

“The Matrix”: el 31 de marzo de 1999 la audiencia pudo ver una narrativa nueva, diferente y emocionante gracias a “The Matrix”. En la piel del hacker Neo, el actor Keanu Reeves entra a descubrir qué es la Matrix y ese mundo virtual que, de hecho, es el real. El filósofo William Irvin señaló dicha producción que “cada paso de su vertiginoso argumento puede ser puesto en conexión con algún problema filosófico”. El reparto, que incluyó a Reeves, Laurence Fishburne, Carrie Anne Moss y Hugo Weaving, entre otros, no pudo agenciarse ninguna estatuilla, sin embargo fue la creación de ese universo virtual el que se coronó en las categorías de Mejor montaje de sonido, Mejores efectos especiales, Mejor montaje y Mejor mezcla de sonido en los premios Óscar.

Foto Warner Bros.

“Fight Club”: cuando la cinta de David Fincher salió a la luz no tuvo una buena acogida entre la crítica. Con el paso del tiempo, esta historia entorno a un trabajador (Edward Norton) que padece insomnio y que conoce a un carismático vendedor de jabones (Brad Pitt), quien afirma que “la autodestrucción hace que la vida merezca la pena”, con quien decide fundar un club secreto de pelea para descargar sus frustraciones, se convirtió en un filme de culto. Y es que los personajes de Norton y Pitt son el reflejo de una sociedad consumista, el ser humano es esclavo de la vida laboral, de los grupos de terapia, las enfermedades, las relaciones sexuales y la violencia.

Foto Fox 2000 Pictures

“Notting Hill”: cinta romántica imposible de olvidar. Julia Roberts (Anna Scott) y Hugh Grant (William Thacker) desplegaron una química impresionante, pero lo hicieron sin empalagar en una historia creada por Richar Curtis, un maestro del romance al poner su sello en otras famosa películas, como “El diario de Bridget Jones” y “Cuatro bodas y un funeral”. Con esta producción, rodada en Inglaterra, Roberts conquistó a Europa y se embolsó $15 millones de dólares.

Foto Polygram Filmed Entertainment

“American Pie”: todo lo que tiene que ver con sexualidad fue clave en esta comedia protagonizada por Jason Biggs. Tal fue su éxito entre la juventud que la película consolidó una taquilla de $132,922,000 a nivel mundial y ello derivó en un saga que ahora posee seis producciones.

Foto Universal Pictures

“Boys don’t cry”: otra de las películas que sorprendió hace 20 años fue la que protagonizó Hilary Swank, al interpretar a una joven que siempre quiso ser un chico. Para ese momento, abordar la temática sobre transgénero era inusual, pero la narrativa y actuación puso sobre la mesa varios asuntos “espinosos” y dejó a la producción un cúmulo de nominaciones, premios y mucho dinero recaudado. Además, esta proyecto significó para Swank su primer Óscar.

Foto Fox Searchlight

“El proyecto de la bruja de Blair”: el terror y el suspenso se vive de otra manera cuando la técnica de “filmación del procedimiento” es empleada. De esta manera, la narrativa de tres amigos que desaparecen en un bosque por rodar un documental sobre una leyenda local tuvo un éxito rotundo. La crítica ensalzó la “sensación de realismo y caos” gracias a la grabación de los propios actores.

Foto Artisan Entertainment

“Todo sobre mi madre”: esta producción dramática llevó a la cúspide a Almodóvar y, por consiguiente, a España. Obtuvo 25 premios españoles e internacionales, entre ellos una estatuilla Óscar y un Globo de Oro, y recibió una exaltación inigualable de la crítica de cine. La historia de Manuela, una madre soltera que ve morir a su hijo adolescente por conseguir el autógrafo de su actriz favorita, conquistó a miles.

Foto Renn Productions

“American Beauty”: el drama y la comedia se fusionaron en esta producción que expuso la vida disfuncional de la familia Burnham: el padre Lester (Kevin Spacey) está harto de su vida profesional y marital, pero despierta del letargo cuando conoce a una amiga de su hija adolescente, a quien desea impresionar a toda costa.

“La guerra de las galaxias:la amenaza fantasma”: este fue el inicio de la narración de la trilogía de la famosa precuela de Star Wars. Fue en esta producción que se conocieron a los personajes de: Anakin Skywalker (el futuro Darth Vader) y a Obi-Wan Kenobi, el maestro jedi. De un presupuesto de $115 millones se recaudó a nivel mundial $1,027,044,677.

Foto Lucasfilm

“Sexto sentido”: fue hace 20 años que Cole Sear (Haley Joel Osment) le confesó a su psicólogo (Bruce Willis) que veía espíritus atormentados y le resultaba muy difícil vivir con ello. El especialista hace todo lo posible por ayudarlo. El final, inesperado para la gran audiencia, le valió importantes críticas y una lista de 13 nominaciones que incluyó a Osment como Mejor actor de reparto. Lo curioso que la producción de Night Shyamalan no obtuvo ningún premio.

Foto Buena Vista Pictures

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias La inspiradora historia del chef salvadoreño que ganó la lotería en EE. UU.
Noticias Las ventajas y desventajas de alquilar una casa
Noticias ¿Sabes quién diseñó los planos del Hospital Rosales?