Osiris Luna pudo haber violado la ley al aceptar viaje de firma mexicana

Abogados advierten que se violentó la Ley de Ética Gubernamental y hasta podría configurarse el delito de cohecho (soborno).

Por David Marroquín

Feb 04, 2020- 05:45

Dos abogados advierten sobre una posible violación a la Ley de Ética Gubernamental por parte del viceministro de Justicia y Seguridad Pública, Osiris Luna Meza, al aceptar el viaje de una empresa de seguridad mexicana, en octubre pasado, para conocer los servicios tecnológicos que esa compañía ofrece en materia de seguridad en México. Además no descartaron la posibilidad de que pudo haber incurrido en un delito.

Dicha empresa ha sido denunciada en México de dotar de cámaras de video vigilancia que no funcionaban y de haber sobrevalorado los aparatos, según publicaron medios mexicanos como la revista Proceso.

La semana pasada circuló un memorándum del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública en redes sociales en el que Luna Meza solicita al ministro Rogelio Rivas que le autorice viáticos, gastos de viaje y terminales para el viaje que realizó del 10 al 13 de octubre del año pasado.

En el memorándum, Luna aclara que los gastos del viaje serán cubiertos por el grupo SeguriTech Integral Security en México.

Además, señala que sostendría reuniones y visitas a los lugares donde les mostrarían la infraestructura y tecnología con la que opera el referido grupo.

“Si se confirma eso hay una potencial violación, pero además si eso fue hecho para que él conociera una empresa que pudiera llegar a contratar, también podría llegar a ser como un regalo, como una dádiva, y si termina haciendo negocios con esa empresa puede llegar a ser otra falta como cohecho (soborno)”, dijo Francisco Bertrand Galindo, abogado constitucionalista.

Bertrand Galindo plantea además la posibilidad de que pueda existir un delito. “Eso es lo que está prohibido en la Lacap y (Ley de) Ética Gubernamental, pero dependiendo de cómo se configura puede llegar a ser un delito”, detalló.

Eduardo Escobar, director de la Asociación Acción Ciudadana, señala que en esto puede existir un conflicto de intereses y violación a la Ley de Ética Gubernamental.

“Si esta empresa posteriormente quiere promocionar o servirle al Estado, prestando un servicio o vendiéndole un producto al Estado, ahí ya puede haber un compromiso de parte del gobierno de proceder a contratar o comprar el producto a esta empresa”, concluyó Escobar.

Agregó que “esto de haber aceptado un tipo de regalías conlleva un interés de negociar con el gobierno”.

Según Escobar, no se puede adelantar criterio sobre “si se ha cometido algún delito, porque habría que ver en qué contexto se dio y qué pasó en ese viaje”.

El periódico El Faro publicó ayer que la empresa SeguriTech les confirmó lo que dice el memorándum que circuló en redes sociales, sobre el financiamiento del viaje del funcionario, de que lo había invitado esa empresa y que esta había asumido los costos del viaje a México.

Esta empresa ha sido investigada por legisladores mexicanos ante denuncias de cámaras de video vigilancia que no funcionaban. Esas cámaras formaban parte de las 501,000 cámaras que le fueron adjudicadas por el estado de México a la empresa por un monto de 2 mil 318 millones de pesos mexicanos.

Curiosamente, la tercera fase del plan Control Territorial contempla la inversión de $25.1 millones para la compra de cámaras de video vigilancia.

Ministro defiende a viceministro

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Rogelio Rivas, defendió a Luna, al argumentar que el cuestionado viaje a México fue por razones de trabajo y que no tuvo ningún costo para el país.

“Es un viaje de trabajo, el que él realizó, iba a conocer experiencias importantes en tema de seguridad pública, en tema de implementación de mejora de lo que se va a implementar en la fase tres, no es un viaje de placer, era un viaje estrictamente de trabajo” dijo Rivas, en la entrevista en TCS.

Agregó que el viaje era interno (en México), no era un viaje privado. Aseguró que Luna viajó de El Salvador a México en un vuelo comercial. “El vuelo que él realizó internamente en México no tuvo ningún costo para el Estado, es decir, no se han utilizado fondos públicos para el viaje”, dijo Rivas, sin explicar qué empresa o persona pagó por el viaje ni porqué.

El gobierno no ha dado ninguna explicación sobre quien financió este viaje, muy cuestionado en redes sociales. Solamente se ha limitado a repetir que no se usó fondos públicos.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad