Trapical Minds contagió su flow

El colectivo musical colombiano ofreció un espectáculo urbano muy enérgico, en el cual obsequió al público salvadoreño una explosión de color y de ritmo.

Con su peculiar estilo y su mezcla de ritmos urbanos, Trapical Minds prendió los ánimos del público en Circo Bar. Fotos EDH / Jessica Orellana

Por Osmín Monge

Ago 29, 2019- 04:30

El colectivo Trapical Minds, originario de Colombia, se presentó el martes por primera vez en El Salvador, en un showcase organizado por El Diario de Hoy y Circo Bar.

La asociación musical —conformada por los artistas Yera, Lalo Ebratt y el dúo Skinny Happy (Santiago Delgado y Camilo Vásquez)— fue la gran estelar del espectáculo, al que asistieron miembros del Club EDH e invitados especiales.

La presentación tuvo lugar en Circo Bar, ubicado en la colonia Escalón, de la ciudad de San Salvador.
La velada musical, en la cual hubo todo un derroche de ritmo, color, estilo, sabor y buena vibra, inició a las 8:00 de la noche con la participación de DJ Diego Cosme, quien puso a bailar a los asistentes con los éxitos urbanos del momento.

Skinny Happy entrando a Circo Bar. Foto EDH / Jessica Orellana

Horas después, llegó lo más esperado de la noche. Trapical Minds ingresó al recinto entre gritos, silbidos y aplausos. La agrupación latinoamericana se abrió paso entre la concurrencia y de inmediato subió al escenario para compartir algunos de sus éxitos.

La emoción se apoderó de los cuatro artistas, quienes se sorprendieron de la energía y el dinamismo del público salvadoreño. Los asistentes los recibieron prendidos y muy emocionados.

“Bienvenidos al futuro. ¡Buenas noches El Salvador!”, fue la primera frase que dejó escapar el carismático Lalo Ebratt, quien lució un atuendo brillante, muy a tono con su explosiva personalidad.
El primer tema en escucharse fue “Criminal Minds”, interpretado por Lalo. Al oír las primeras notas de la canción, el público se expresó con más euforia.

Para poner en evidencia su indiscutible calidad vocal, los cuatro intérpretes decidieron continuar el showcase cantando a capela el éxito “Baby Girl”.  A este le siguieron, “Déjate querer”, “Todo bien”, “Borracha”, “Mocca” y “La plata”.

Los asistentes disfrutaron de principio a fin el showcase. Foto EDH / Jessica Orellana

Los cantantes contagiaron al público con ese flow que caracteriza a sus propuestas, las cuales fusionan ritmos urbanos y latinos, funk, trap, afrobeat, jazz y champeta colombiana.

“Fue superemocionante ver a Trapical Minds en vivo. Su estilo y su música son diferentes a los de otras agrupaciones”, exclamó Aldo Umanzor, uno de los asistentes.

El público también fue testigo de una explosión de estilos, manifestada en la peculiar y colorida vestimenta de cada uno de los integrantes del colectivo.

“Me llamó mucho la atención su forma de vestir. En su ropa, en el calzado y en sus cabellos hay muchísimo color. Espero que esta no sea la única vez que nos visiten; también espero que hayan más presentaciones como esta, pero con otros artistas”, afirmó María José Peña, otra de las asistentes.

Trapical Minds es mucho más que un movimiento musical innovador lleno de colores, sabores, frutas, ritmos y sonidos únicos, también es una nueva tendencia en la música urbana alternativa.

Miguel Ángel Ospino Herrera, alias Yera, nació en la ciudad colombiana de Santa Marta, lo que hizo que desde muy niño estuviera influenciado por la música folclórica de la Costa del Caribe y los ritmos electrónicos, que con el tiempo lo llevaron a crear su propio sonido.

Fue Yera quien, junto al dúo Skinny Happy y Lalo, creó hace un año y cinco meses este nuevo movimiento musical, el cual ha llamado la atención de otros grandes del género, como J Balvin, Sebastián Yatra y Juanes.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad