Policías acusados de raptar a jóvenes serán procesados en libertad

Los imputados deberán presentarse a firmar cada cierto tiempo a la sede judicial, no cambiar de domicilio ni salir del país.

Foto EDH/ Archivo

Por Diana Escalante

Jun 24, 2019- 22:10

Tres agentes de la Policía Nacional Civil acusados de raptar, causar lesiones y extorsionar a un adolescente, de 17 años, y a un joven, de 25, serán procesados el libertad por orden del Juzgado Segundo de Paz de Santa Tecla, La Libertad.

Los policías enfrentaron ayer la audiencia inicial en la que el juez envió el proceso al Juzgado Segundo de Instrucción y ordenó que los imputados fueran dejados en libertad aunque deberán cumplir algunas medidas como: presentarse a firmar cada cierto tiempo a la sede judicial, no cambiar de domicilio ni salir del país.

En la diligencia, la Fiscalía General de la República solicitó al juez que le pusiera reserva total para que no se conociera detalles del proceso y se protegiera a la víctimas, pero el funcionario resolvió ponerle una reserva parcial.

Los policías fueron arrestados en flagrancia la madrugada del miércoles pasado, tras la denuncia de una de las víctimas, quien fue liberada horas después de ser privada de libertad.

Los policías acusados estaban destacados en un predio donde la Corporación almacena vehículos decomisados, el cual está situado en la finca Santa Rita, del cantón El Matazano, en Santa Tecla, en la carretera al municipio de Comasagua.

Ese día, el jefe del puesto policial El Matazano reveló que los agentes fueron arrestados tras ser reconocidos por una víctima. La otra seguía desaparecida y había un operativo policial en la zona para dar con su paradero. Hasta ayer ni las autoridades ni la familia pudieron confirmar si ya había sido localizada.

Víctima relató que policías les exigieron $500,000

Familiares de los jóvenes relataron a El Diario de Hoy que, la tarde del martes 18 de junio, las víctimas llevaron a reparar una motocicleta a un taller cercano a la finca Santa Rita. Cuando estaban en el negocio fueron intervenidos por soldados que pasaban por ahí y les hicieron un registro preventivo. Luego se los entregaron a los policías.

Los agentes entrevistaron a los muchachos y después, sin motivo aparente, se los condujo hacia el predio de vehículos.

En ese lugar presuntamente los vapulearon y les exigieron que les entregaran $500 mil o armas de fuego a cambio. Las fuentes relataron que los agentes supuestamente decidieron mantener retenido al hombre de 25 años y dejaron ir al adolescente para que hiciera gestiones para conseguir el dinero.

Los parientes de los jóvenes, quienes ya habían sido alertados de que la Policía los había detenido, hallaron al menor de edad golpeado y desorientado en la carretera y lo llevaron a la Fiscalía para poner la denuncia por privación de libertad, lesiones y extorsión agravada.

La familia de las víctimas denunció que no podía pagar el monto de dinero que exigían porque vivían de vender en el mercado.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad