María Eugenia Brizuela será miembro honorífico de Fusades

Brizuela de Ávila es abogada, tiene experiencia profesional en el sector empresarial, de banca y de seguros; en educación, instituciones de servicio social y hasta en función pública.

María Eugenia Brizuela de Ávila, - Mayu, como la llaman sus allegados- recientemente fue elegida para liderar la Comisión Internacional sobre Personas Desaparecidas (ICMP, por sus siglas en inglés). Foto EDH / Yessica Hompanera.

Por Vanessa Linares

Ago 20, 2019- 03:39

Con natural diplomacia y sencillez de palabra, María Eugenia Brizuela de Ávila considera que ser nombrada “Miembro honorífico 2019” por la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), es un honor y a la vez un compromiso de hacer más por los demás.

La organización, que esta noche le entregará su máximo reconocimiento, asegura que la escogió “por ser una ciudadana ejemplar, con excelentes cualidades humanas, quien goza de una destacada trayectoria en los distintos ámbitos en los que se ha desempeñado a lo largo de su vida, promoviendo el diálogo y el progreso de El Salvador”.

Brizuela de Ávila es abogada y notaria. Tiene 62 años; es casada, con tres hijos y tres nietos. Su formación académica es amplia y tiene experiencia profesional en el sector privado, de banca y de seguros; en educación, instituciones de servicio social y hasta en función pública.

Más allá de los reconocimientos por sus distintos roles ejercidos, la salvadoreña dijo que a lo largo de esos años de trabajo y colaboración en el sector privado, público y de ONG, su objetivo primordial ha sido el de servir.

“Me encanta poder servir, esa es mi razón de ser. Creo en nuestro Señor, el que nos da dado talentos y me da temor si algún día llego allá arriba y me diga ¿qué hiciste con los talentos que te di? Quiero poderle decir que los usé”, afirmó.

Tras luchar con un padre que no creía en que la educación de la mujer va más allá de los idiomas, el arte y la literatura (por ser las únicas cosas que preparaban a una dama para casarse), Brizuela cursó estudios de Derecho (Universidad de El Salvador y Universidad Dr. José Matías Delgado) y Seguros (Swiss Insurance Institute Zurich).

Tiene un máster en Administración de Empresas de INCAE Business School y un posgrado en Negocios Sustentables de la Universidad de Cambridge. Además, enseñó en dos universidades en El Salvador y disertó en el INCAE, con sede en Costa Rica.

En su etapa profesional, al tener su padre y hermanos que migrar por amenazas de secuestro, se hizo cargo de las empresas familiares, entre ellas la funeraria La Auxiliadora. Fundó Internacional de Seguros en 1997, fue presidenta de Banco Salvadoreño y luego de HSBC, cuando este adquirió una mayoría controladora en 2006. En sus roles de trabajos también se incluyen relaciones con inversiones Visión en Consultoría de Coaching y Mentoring.

Ha participado en varios consejos como Davivienda en El Salvador y Honduras, Bolsa de Valores de El Salvador, Universidad Dr. José Matías Delgado e INCAE Business School.

Lideró organizaciones como la Asociación de Derecho Notariado, Asociación Voces Vitales, la Fundación para el Desarrollo de la Mujer (Fudem), la Fundación Empresarial para el Desarrollo (Fepade), la misma Fusades como miembro de su junta directiva, y Plan Internacional.

Actualmente es miembro de la junta mundial de Junior Achievement (Empresarios juveniles) y este año fue nombrada como comisionada de la Comisión Internacional sobre Personas Desaparecidas (ICMP, por sus siglas en inglés), una organización intergubernamental con sede en La Haya, Países Bajos, cuyo mandato es asegurar la cooperación de los gobiernos y otras instituciones en localizar personas desaparecidas a raíz de conflictos, abusos de derechos humanos, desastres naturales y causados por el hombre, crimen organizado, migración irregular y otras causas.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad