Es urgente que Estados Unidos ayude a combatir corrupción en Centroamérica, según estudio

Cuatro instituciones en EE. UU. presentaron un informe donde destacan cómo dar dinero sin combatir corrupción no resolverá nada en la región.

Estados Unidos sigue buscando detener el éxodo masivo de centroamericanos, pero la administración Biden plantea hacerlo por medio de fortalecer la democracia y combatir la corrupción. Foto EDH / Archivo

Por Ricardo Avelar

Feb 12, 2021- 05:00

No se trata de cuánto dinero enviará Estados Unidos en cooperación a Centroamérica, sino en qué áreas y cuál será la estrategia para estos fondos. Esta es una de las conclusiones de Eric Olson, director político de la Seattle International Foundation.

Olson, coautor del estudio “La cooperación de Estados Unidos en el Triángulo Norte de Centroamérica 2014-2019”, añadió que es urgente trascender del mero incremento financiero y que es necesario redefinir el apoyo de Washington al combate a la corrupción.

De no hacerlo, advierte, la región no experimentará cambios sustanciales. “No puede ser que todos los programas ‘son exitosos’ pero nada cambia”, señaló.

Ricardo Zúñiga, el otro autor del estudio, fue contundente al decir que “la resistencia al combate a la corrupción retrasa el crecimiento”.

Además: OEA enviará Misión Especial a El Salvador para evaluar situación política institucional
En Centroamérica, los grandes pasos en contra de la corrupción han enfrentado duros obstáculos por gobiernos y algunos grupos de poder involucrados en el desvío de importantes recursos públicos.

Por ejemplo, cuando la extinta Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) expuso las redes de defraudación aduanera, sobornos y el financiamiento ilícito a partidos a cambio de contratos, enfrentó una resistencia muy articulada en muchos sectores de poder de ese país, que recurrieron incluso a la difamación y las noticias falsas para pintar la imagen de una comisión nociva para el país y lograron desarticularla. La Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) sufrió un camino similar.

En El Salvador, la CICIES se diseñó sin dientes y muy atada al Ejecutivo, aunque a pesar de esta falla de origen, ya remitió a la Fiscalía General de la República expedientes con indicios de corrupción en el gasto de emergencia por la pandemia.

Además, se ha intentado debilitar el Instituto de Acceso a la Información Pública y entorpecer instituciones de control que buscan un combate efectivo al mal uso de recursos públicos.

También: Asamblea en contacto con Senado y Congreso de EE.UU. para mejorar el combate a la corrupción

La conclusión de que la resistencia a combatir la corrupción retrasa el desarrollo puede resultar obvia o poco novedosa, reconoce Zúñiga. Sin embargo, afirma que “fue impactante ver cuántas veces proyectos y esfuerzos, que gozaban de apoyo pleno, fueron ahogados por un círculo pequeño de actores”.

Lamentó que el discurso anticorrupción ha sido secuestrado por actores que de hecho promueven la corrupción que criticaban en campaña. Por ello, priorizar el combate a la corrupción es la recomendación principal que lanzan al gobierno de Joe Biden, que ha prometido una postura más firme al respecto.

Vínculo con la migración

Mari Carmen Aponte, exembajadora de EE. UU. en el país, manifestó que mientras no haya intentos creíbles para combatir la corrupción en El Salvador, no habrá progreso en la contención de la migración irregular.

La administración Trump hizo caso omiso a esto y apostó solo a contener el arribo de migrantes en las fronteras sin reparar en qué los hace salir. De hecho, hizo lo contrario, validó abusos de poder que llevan a debilidad institucional y eso puede generar un éxodo aún mayor.

Además: Miniserie “9F, el retorno de los fusiles” | Capítulo 4: Con los fusiles y Dios
Por ello, considera que esta recomendación de atacar la corrupción le da “municiones” al Biden para tener éxito en su política bilateral con El Salvador. Además, dijo que es buena señal que congresistas de ambos partidos en su país presten atención a El Salvador. Estos legisladores condenan constantemente a Nayib Bukele por sus abusos en el poder.

Dan Restrepo, asesor estratégico en asuntos latinoamericanos, cree que la administración Biden es consciente de eso y ve que “no es accidente” la declaración de Juan González, principal asesor de Joe Biden para Latinoamérica, quien dijo que EE. UU. no será aliado de corruptos.

Además, dijo que los corruptos de la región piensan que esto no les va a afectar y que son solo mensajes retóricos del nuevo gobierno de EE. UU. “Parece que están cómodos, pero creo que se equivocan”, dijo.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones