Juez federal declara culpable a asesor de Donald Trump

Roger Stone fue encontrado culpable de siete cargos por la supuesta interferencia de Rusia en las elecciones de Estados Unidos que ganó Trump.

El exasesor del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Roger Stone, abandona el Palacio de Justicia de los Estados Unidos E. Barrett Prettyman con su esposa Nydia después de ser declarado culpable de obstruir una investigación del Congreso sobre la interferencia de Rusia en las elecciones de 2016. Foto/ AFP

Por EFE

Nov 16, 2019- 04:00

Un jurado federal en Washington declaró ayer culpable de todos los cargos que enfrentaba Roger Stone, que fue uno de los asesores más cercanos del presidente de EE. UU., Donald Trump, en un caso relacionado con la supuesta interferencia rusa en las elecciones estadounidenses de 2016.

Stone, de 67 años, enfrenta ahora una pena máxima de 50 años en prisión por los siete cargos que se le imputaban, entre ellos el de mentir al Congreso, aunque se espera que la sentencia sea mucho más leve por tratarse de una primera condena.

Trump no tardó en reaccionar y criticó el “doble rasero” de la Justicia estadounidense, al comparar los delitos cometidos por Stone con el comportamiento de la excandidata presidencial demócrata Hillary Clinton y el exdirector del FBI James Comey, entre otros.

“Entonces, ahora condenan a Roger Stone por mentir y quieren encarcelarlo por muchos años más”, escribió Trump en Twitter.

“Bueno, ¿Qué pasa con la deshonesta Hillary, Comey, (el exagente del FBI, Peter) Strzok, (la ex agente del FBI, Lisa) Page, (el director adjunto del FBI, Andrew) McCabe, (el exdirector de la CIA, John) Brennan, (el director de Inteligencia Nacional, James) Clapper, el sospechoso (legislador demócrata Adam) Schiff, (el ex fiscal general adjunto, Bruce) Ohr y (su mujer) Nellie, (el ex espía británico, Christopher) Steele y todos los demás, incluido el propio (ex fiscal especial, Robert) Mueller? ¿No mintieron?”, añadió.

“¿Un doble rasero como nunca antes se había visto en la historia de nuestro país?”, se preguntó el presidente.
Stone, que trabajó hasta agosto de 2015 en la campaña de Trump y después mantuvo contacto regular con él, fue detenido por el FBI el pasado 25 de enero en Fort Lauderdale (Florida, EE. UU.).

El estratega enfrentaba cinco delitos de declaración falsa, más uno de obstrucción de procedimiento oficial y otro de manipulación de testigos, todos vinculados a la investigación sobre la trama rusa, y el jurado le declaró culpable de todos.

Según la fiscalía, Stone actuó como enlace entre la campaña de Trump en 2016 y la plataforma WikiLeaks, que difundió correos electrónicos robados al Comité Nacional Demócrata que eran “perjudiciales” para la campaña de la candidata presidencial de ese partido, Hillary Clinton.

El equipo del fiscal que dirigió la investigación de la trama rusa, Robert Mueller, aseguró este año que tenían pruebas de que Stone se había comunicado con la plataforma WikiLeaks durante su ataque al servidor de los demócratas en 2016.

Mueller aseguró que su equipo “obtuvo y ejecutó docenas de órdenes de allanamiento en varias cuentas utilizadas para facilitar la transferencia de documentos robados, para su liberación”.

“Varias de esas órdenes se ejecutaron en cuentas que contenían las comunicaciones de Stone con Guccifer 2.0 y con la Organización 1”, que es WikiLeaks, de acuerdo al documento judicial.

En el mediático juicio a Stone, que comenzó el 5 de noviembre, testificó la semana pasada Steve Bannon, el populista exasesor de Trump, que reconoció que la campaña electoral del ahora mandatario veía al acusado como un posible enlace con WikiLeaks.

Sexto condenado por trama rusa

El extravagante estratega Roger Stone se convirtió en el sexto exasesor del presidente Trump en ser condenado por cargos derivados de la investigación sobre la llamada trama rusa, al ser declarado culpable de todos los cargos en un juicio que desató la ira del mandatario.

El consejero republicano, de 67 años, fue un estrecho colaborador de Trump al inicio de su campaña electoral, en la que trabajó hasta agosto de 2015, y después mantuvo un contacto regular con el ahora mandatario y sus asesores.

El juicio giró en torno al alegato de la fiscalía de que Stone se comunicó con WikiLeaks durante el ciberataque atribuido a piratas rusos a un servidor del Partido Demócrata en 2016, tras el cual la plataforma liderada por Julian Assange difundió correos electrónicos perjudiciales para la rival electoral de Trump, Hillary Clinton.

Esa acusación surgió de la investigación del fiscal que dirigió la investigación de la trama rusa, Robert Mueller, cuyo equipo aseguró este año que tenían pruebas de que Stone se había comunicado con WikiLeaks durante el proceso de difusión de los correos.

Eso implicaba que, durante un testimonio ante el comité de inteligencia de la Cámara Baja en 2017, Stone había mentido sobre sus contactos con WikiLeaks, y también había obstaculizado la pesquisa del Congreso al ocultar el nombre de otro testigo, el activista conservador Jerome Corsi. Stone fue detenido por el FBI el pasado 25 de enero en Fort Lauderdale, Florida.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones