Joven invirtió $1,200 en Forex y ahora es una de los 37 demandantes

La víctima espera que los hermanos Rivas Álvarez le devuelvan aunque sea el capital que invirtió.

Una de las víctimas relató que él invirtió $1,200 en Forex con la esperanza que a la vuelta de un año obtendría unos $3,000. Foto EDH / Jaime López

Por Jaime López

Ago 02, 2019- 04:00

Hace año y medio, Mauricio (nombre ficticio) buscó en Internet como invertir en Forex y se encontró que la firma internacional operaba en El Salvador a cargo de tres hermanos de apellidos Rivas Álvarez.

La víctima afirma que Forex Internacional como tal existe pero no ofrece los intereses que Forex en El Salvador decía que pagaba a sus inversionistas (8 %, 12 %, 15 % y 30 %).

Para formalizar la operación, Mauricio fue a las oficinas de los hermanos Rivas Álvarez en la colonia Escalón, donde le brindaron mayor información sobre la rentabilidad de capitales, lo que le motivó a dar el paso: depositar $1,200.

Mauricio dice que también ayudó a que invirtiera su capital el hecho que unos amigos suyos aseguraban que lo habían hecho antes y que les había ido bien.

Forex Consultores tenía un portal en internet donde se reflejaba el rendimiento del capital invertido.

Como un dato interesante, dice Mauricio, en una de las cláusulas del contrato que cada inversionista firmaba, indicaba que al cumplir un año de depósito podía retirar su capital más la ganancia obtenida, la que en su caso era cerca de $3,000.

Otra opción y que le parecía bien era que a medio período del depósito, se podía retirar la mitad de la suma ahorrada o cualquier otra cantidad. Así, en una ocasión, Mauricio intentó sacar $400 pero el sistema no se los despachó, sin embargo registró que había retirado el dinero.

Eso empezó a despertar dudas en Mauricio de que algo andaba mal en Consultores Forex. La desconfianza llegó al punto de que intentó sacar toda la inversión y el sistema se lo negó. “Cuando hice reiterados intentos por retirar algunas sumas de dineros y no pude, acudí a los hermanos Rivas Álvarez para pedir una explicación y vi que uno de ellos tomó la queja como una broma. “Mirá, esto es real, ¿y cuál es el miedo?”, relata.

Pero a pesar de las palabras de aliento que recibió, en los siguientes días, toda la información, el portal y el comportamiento de la inversión relacionada a su caso había desaparecido. Eso hizo que Mauricio fuera a la Fiscalía a demandarlos, al igual que otras 37 personas afectadas. Hoy espera que le devuelvan el capital y ganancias prometidas.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad