Informáticos diseñan herramienta para consulta sobre bono de $300

Los programadores, tanto independientes y de diversas comunidades tales como Horchata JS, participaron la cocreación de la iniciativa para ayudar al Gobierno.

Imagen de archivo de la aglomeración de personas en un centro del Cenade. Foto EDH / Archivo

Por Carlos Palomo

Abr 02, 2020- 22:00

La comunidad de “developers de El Salvador” (programadores o desarrolladores informáticos) se unieron para crear un prototipo de herramienta para facilitar el proceso de consulta de los beneficiarios del bono de $300 anunciado por el Gobierno.

El viernes 27 de marzo, el presidente Bukele anunció que la población podría consultar en una página web quiénes eran los salvadoreños que recibirían la ayuda gubernamental; sin embargo, la herramienta pasó todo el fin de semana funcionando de forma intermitente por la saturación de peticiones.

El lunes 30 de marzo fueron miles de personas las que acudieron tanto a bancos a cobrar como a los Cenade a intentar averiguar si eran acreedores al subsidio. Frente al problema de que la gente no podía consultar si era beneficiaria, la comunidad de desarrolladores del país convocó, mediante redes sociales, a todos los interesados a participar en el diseño de soluciones al problema de consulta en línea.

Producto de una sesión de trabajo virtual y luego de 72 horas, los informáticos generaron una herramienta que permite preguntar por mensajes SMS y por llamadas telefónicas que son procesadas automáticamente.

La herramienta permite consultar mediante mensaje SMS si se tiene derecho al subsidio. Foto EDH / archivo

El Diario de Hoy entrevistó algunos voceros de la comunidad de programadores para conocer sobre lo que hicieron. Carlos Moreno está especializado en bases de datos y es fundador de la comunidad informática, mientras que Chris Fuentes y Juan Trejo son programadores y miembros de la comunidad.

Moreno comenta que “nuestra idea no es venir y criticar; es tratar de apoyar. Uno de los problemas que vimos es que las soluciones que está dando el Gobierno están orientadas a cierto grupo de la población, están dirigidas a gente que tiene smartphones (teléfonos inteligentes) o acceso a internet. Uno de los retos nuestros era crear soluciones para esa gente que está quedando por fuera”.

Al consultarles a estos profesionales el porqué eligieron usar los SMS y las llamadas telefónicas para intentar solventar el problema que detectaron, señalaron que la idea tiene que ver con un análisis de datos de la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples, la cual es elaborada por DIGESTYC. De acuerdo con los datos mostrados, los porcentajes de tenencia de teléfonos celulares son sustancialmente superiores a los de acceso a Internet, lo que es más visible en la zona rural que en la urbana.

Los informáticos explicaron que para elaborar los prototipos se decantaron por tecnología libre; es decir, aquella que además de ser gratuita, puede ser utilizada, reutilizada, modificada y redistribuida sin mayores restricciones por cualquier persona. Todo el código fuente está disponible en la web y el enlace son los siguientes: https://github.com/chrisft25/VerificarBeneficio y https://github.com/lekastillo/webhook_sms_request.

Carlos Moreno hizo una estimación de los costos de producción de lo que voluntariamente desarrolló la comunidad de developers y, aunque no tienen un detalle completo de todo, según los números el precio podría rondar varios de miles de dólares.

La comunidad que quiere incidir
Moreno, como uno de los voceros de la comunidad, explicó que no es la primera vez que se unen para resolver problemas de este tipo. Como ejemplo, detalló que los programadores hicieron plataformas de conteo de votos en las últimas elecciones presidenciales y en la de diputados.

También explicaron que entre los más de 250 participantes, dentro de los que hay profesionales de otras áreas diferentes a la informática, se están pensando en otras alternativas o herramientas con las cuales poder ayudar en esta pandemia.

Hasta el momento, han puesto su conocimiento, experiencia y aportes a disposición de la Secretaría de Innovación de la Presidencia de la República, la cual no ha explicado públicamente hasta esta fecha si dará seguimiento a la iniciativa de los programadores.

Tecnología abierta en Gobierno
Los programadores se mostraron abiertos y dieron puntos de vista distintos al consultarles si la Secretaría de Innovación debería apostar por tecnologías libres o propietarias (no libres) para sus proyectos.

En ese sentido, Carlos Moreno comentó que él desarrolla, principalmente, con tecnologías propietarias, pero reconoce que de ambos lados hay buenos productos que se pueden aprovechar al máximo.
Los expertos sí coincidieron en que, más que casarse con una u otra tecnología, lo más importante es que se retome lo mejor de ambos mundos y que se adopte una estrategia que, al final, lo que logre es solucionar los problemas de la gente.

Los programadores también hicieron énfasis en la necesidad de mejorar los datos de parte delGobierno, sobre todo porque estos son insumos valiosos para tomar decisiones y, según ellos, “lo que no se mide no se puede mejorar”.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones