Gobierno reportó cifras atípicas de COVID-19 tras desacuerdos con Asamblea

En los últimos dos meses, la tendencia en la cifra de casos confirmados y recuperados se ha visto alterada por cifras atípicas reportadas por el Gobierno; las cuales han estado precedidas de discusiones con Asamblea.

“Los Órganos de Gobierno tienen su propio rol de trabajo. Las leyes se hacen en la Asamblea y no podemos estarnos moviendo a otro lugar. No es así. Las leyes, reitero, se hacen en el recinto legislativo”, explicó Ponce. Foto EDH/ Yessica Hompanera

Por Karla Arévalo

Jun 21, 2020- 05:45

Las cifras acerca de los contagiados con COVID-19 en El Salvador mostraron variaciones irregulares en los datos de los últimos dos meses.

Desde que el Gobierno reportó el primer contagiado el 18 de marzo de este año y el primer recuperado el 4 de abril, la tendencia en torno a las cifras de casos confirmados y recuperados había sido similar.

Durante esos días las discusiones a nivel nacional giraron en torno al cierre temporal del aeropuerto Internacional Óscar Arnulfo Romero; al cerco sanitario instalado en Metapán por el primer caso positivo y a la posibilidad de que el Gobierno dispusiera de los primeros $50 millones de dólares provenientes la cooperación japonesa para atender la emergencia.

Hasta el 9 de mayo, la tendencia en los casos reportados por el Gobierno fue homogénea. Pero luego de ese día los casos positivos casi se triplicaron en 24 horas.

El 8 de mayo hubo 42 casos reportados como positivos para COVID-19 en El Salvador y el 9 de mayo hubo 102 más. Hasta el momento, el Gobierno no ha explicado qué pudo haber ocasionado el alza abrupta en los casos de contagiados. El hecho es que un día antes de dicha alza, el Gobierno impuso un paro en la circulación del transporte público.

La medida afectó a miles de trabajadores, incluyendo al personal de salud y a personas con padecimientos crónicos, quienes no pudieron movilizarse hacia los hospitales. Los primeros a atender la emergencia y los segundos a recibir el tratamiento para las enfermedades que padecen. Al día siguiente los contagiados fueron 69; el 11 de mayo, 40 y el 12, 39.

Aunque los casos bajaron respecto al 10 de mayo, la tendencia no fue la misma desde entonces.

El 14 de mayo los casos volvieron a incrementar abruptamente. Ese día el país fue testigo de la renuncia del comité que supervisaría el manejo de $2,000 millones de dólares aprobados al Gobierno.

Salud compró $11,927,050 en insumos sanitarios a empresa que vende repuestos para autos en España

El comité, conformado por la Escuela Superior de Economía y Negocios (ESEN); la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA); la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP); la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (Camarasal) y la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES), renunció debido a la negativa del Gobierno de acatar las resoluciones judiciales de la Sala de lo Constitucional y a la falta de transparencia en el manejo de fondos anteriores.

Esto ocasionó una disputa entre el Gobierno y el Comité. Ese día, hubo 98 casos de contagios de COVID-19.

La hidroxicloroquina y el alza en casos de recuperados
La disparidad más notoria en los datos reportados por el Gobierno ocurrió entre el 24 y el 28 de mayo, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió al mundo que el uso de hidroxicloroquina, como tratamiento para pacientes con COVID-19, era riesgoso y contraproducente.

En El Salvador, el presidente Nayib Bukele había anunciado, en una cadena nacional el 17 de mayo, que su Gobierno gastó $575 millones en dicho medicamento. Luego rectificó y dijo que fueron $575 mil.

Mientras tanto, las cifras de recuperados aumentaron un 437.5 % en un día. El 23 de mayo hubo 24 casos nuevos, al día siguiente el Gobierno reportó 129 recuperados. Luego bajó a 13. “Resulta raro tener 129 recuperados un día y luego caer a 13, cuando la evolución de la enfermedad venía comportándose en rangos muy homogéneos. En las gráficas hay una correlación prácticamente desde marzo hasta mediados de mayo”, sostiene el docente e investigador Óscar Picardo, quien señala una irregularidad en los datos oficiales entre el 24 y 27 de mayo; y el 3 y el 12 de junio.

Junio ha tenido nuevamente irregularidades en los datos oficiales del Gobierno en torno al COVID-19. Los desacuerdos entre el Gobierno y la Asamblea preceden estos valores atípicos. Esto no significa que haya una relación entre los datos y el contexto.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad