Tomás se enfrenta a la enfermedad renal y la escasez de mascarillas

Tomás García es un hombre de 48 años quien sufre de una enfermedad renal que le demanda asistir a las diálisis cada ocho días.

Por Adriana Pacas

Mar 23, 2020- 22:33

Tomás García es un hombre de 48 años, quien sufre de una enfermedad renal, que le demanda asistir a las diálisis cada ocho días.

Según la intensidad de su padecimiento, los médicos lo tratan con un catéter rígido; no obstante, hace unos días le informaron que sería intervenido con un catéter blando, pero debe llevar a donantes de sangre para que la operación sea efectiva y prevenir el maltrato constante de su cuerpo.

Debido a la actual pandemia causada por el Covid-19, Tomás, como el resto de personas con el mismo padecimiento, necesita una atención especial, porque es propenso a recibir el contagio de la enfermedad.

Tomás debe viajar desde Santo Tomás hasta el hospital Rosales. Foto EDH/ Lissette Lemus

Tomás menciona que, al momento de asistir al hospital, debe vestirse con ropa de campo (cómoda, accesible de cambiar y lavar), posteriormente vestirse con la ropa que se le brinda en el hospital, al finalizar su diálisis, vestirse como llegó, con el objetivo de evitar el contagio con el nuevo virus.

“Las personas acompañantes ya no pueden entrar hasta la cama, sino que cuando uno llega, en la entrada hay unos doctores que dicen que vamos a hacer, nos preguntan que llegamos a hacer, el acompañante debe retirarse, solo puede entrar cuando alguien tiene dificultad para caminar”, explica Tomás.

Las consultas médicas, también han sido pospuestas. García manifiesta que los pacientes entregan su tarjeta y les brindan sus medicinas, de inmediato les informan las fecha en la que recibirán la consulta, ya que las personas no pueden quedarse mucho tiempo dentro del hospital.

El paciente renal recibe diálisis de catéter rígido cada ocho días. Foto EDH/ Lissette Lemus

La necesidad de las mascarillas, es uno de los factores que más afecta a Tomás, porque en los hospitales hay escasez, por lo tanto, debe gastar en la compra de varias de ellas. La mayoría del tiempo su sobrina es quien consigue las mascarillas, pero la escasez del producto le está afectando y debe rebuscarse por encontrarlas, actualmente solo tiene una a su alcance.
Antes cada una le costaba $0.35 ahora, si las encuentran, puede valer $1.00 o más.

En el caso de Tomás, él posee un gasto adicional en relación al transporte, porque no puede manejarse en autobuses, por lo tanto, debe pagarle a alguien para que lo traslade de su casa en la colonia Oasis, en el municipio de Santo Tomás, hasta el hospital y viceversa, además de los medicamentos que necesita adquirir para el tratamiento.

Tomás se suma a invitar a la población, a quedarse en su casa, porque quienes salen, sin necesidad alguna, son fuente fundamental de contagio; es por eso que mantener la cuarentena, se evita contagiar a otras personas y más a quienes tienen mayor posibilidad de adquirir la enfermedad.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones