Agricultores temen escasez de lluvia en primera siembra

Gobierno ya anunció inicio de las lluvias y el momento de la primera siembra, sin embargo los agricultores temen otra sequía. En 2018 tuvieron pérdidas de más de $6 millones solo en primer periodo seco.

20 millones de quintales de maíz se estima que sea la producción para la cosecha 2019-2020. FOTO EDH/ Menly Cortez

Por Tania Urías

May 26, 2019- 20:30

Don Ricardo Sánchez es un agricultor que nació entre cultivos y aprendió a sembrar como único medio de subsistencia. Lleva 45 de sus 57 años sembrando, conoce el campo y la experiencia le indica que este año no hará la primera siembra de “Primavera”.

Originario del oriente del país, hace las dos siembras de maíz que la mayoría de agricultores realiza, la primera en mayo o junio y la segunda en agosto (la postrera).

También cultiva sorgo y frijol, el primero en agosto y el segundo a mediados de septiembre, en pleno invierno.

Sin embargo, este año no sembrará maíz entre mayo y junio, pese a que ya comenzó a llover, está seguro que luego se vendrá un
periodo seco, que podría extenderse por varios días y que sin duda dañaría las milpas.

“Esto del cambio climático no se puede predecir, pero las últimas cosechas nos dan indicios de lo que puede pasar, y lo mejor es no arriesgarse, necesitamos 75 días (de lluvia o humedad) para el ciclo de cultivo y a mitad del periodo se viene la sequía”, cuenta don Ricardo.

El año pasado el agricultor sembró dos manzanas de maíz en mayo, ante la llegada de las primeras tormentas, pero justo cuando iniciaba la primera fertilización, entraron 40 días de sequía que afectaron todo el  territorio, el gobierno dice que fueron 22 días).

“En la siembra de mayo- junio, el rendimiento es mejor, es un cultivo que se desarrolla con agua de lluvia lo que le da fortaleza,  la fertilización es bien aprovechada, la (siembra) de agosto, termina cuajando con sereno, la lluvia es escasa, por eso el rendimiento es bajo, 100 quintales por manzana en mayo – junio (100%), las de agosto, andan por 60 quintales en una cosecha máxima, por que
baja la lluvia, aunque hoy con el cambio climático, cualquier cosa puede suceder”, advierte.

Don Ricardo perdió al 100% de su primera cosecha, lo que le significó más de $3000 . Hoy, no va a correr el riesgo.

El agricultor asegura que como él, la mayoría de agricultores sufrieron pérdidas con las tres sequías que afectaron a El Salvador y a toda la región centroamericana, la primera en algunas zonas se prolongó a 42 días secos, aunque las cifras de Agricultura señalan la mitad del periodo.

“Yo voy a sembrar en agosto y a cosechar en diciembre para que esté bien seco, pero el problema es el crédito, por que el banco nos presta a tasa preferencial del 4% (hasta $3000) el 30 de abril de este año, pagadero al 30 de abril del otro año. Yo tengo reserva de la cosecha anterior, pero el compromiso del pago está y ahí es donde nos llegan las dificultades”, comentó.

Sin planes de contingencia

Este año las autoridades del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, señalaron el 21 de mayo como el inicio de la temporada lluviosa.

También se anunció que el  país se verá afectado por el fenómeno del Niño, esto es pocas lluvias, lo que ya significa una amenaza para los agricultores.

De acuerdo a la Cámara de Medianos y Pequeños Productores, Campo, la proyección para la cosecha de este año en maíz es de 20 millones de quintales, 15 millones de los cuales deberían cosecharse en la primera siembra.

Así mismo se proyecta una producción de 2,700,000 quintales de sorgo y unos 2,400,000 quintales de frijol. Sin embargo, el efecto que pueda provocar el cambio climático mantiene preocupados a los agricultores, en relación a alcanzar los resultados esperados para la primera siembra.

Luis Tremino, de la Cámara, señaló que como rubro, experimentaron pérdidas económicas de $352,102,777 en toda la cosecha de maíz 2018-2019, lo que representa unos 19,098,389 quintales de maíz.

“Nos preocupa y más aún por que no tenemos un plan de contingencia. Intentamos ayudar a la gente, aconsejándoles que esperen (para sembrar), pero salen diciendo que ya empezó invierno y la gente sale a sembrar, luego vienen las pérdidas”, comentó Tremino.

“Ahorita solo es alertar sobre qué hacer, para contrarrestar los efectos del cambio climático. No podemos controlar eso, pero hay que estar prevenidos”, dijo.

Tremino aseguró que aunque el clima es impredecible, los últimos años ha tenido un comportamiento similar lo que da indicios a los agricultores a la hora de decidir sembrar. “Los más afectados son los de oriente, acá puede llover pero allá no cae ni una gota y eso significa pérdidas grandes para ellos”, comentó Tremino.

Por su parte Mateo Rendón de la Mesa Agropecuaria Rural, insistió en una entrevista reciente, en la necesidad de mejorar los sistemas de riego para los cultivos.

Rendón señaló que el clima no puede controlarse, pero sí trabajar en planes de contingencia que preparan a los agricultores ya sea para enfrentar inundaciones o periodos prolongados de sequía.

Retos del sector

Los representantes de las gremiales están expectantes respecto a la llegada del nuevo gobierno y piden desde ya que se cree una Política Nacional Agropecuaria que ayude a corregir algunos aspectos que impiden que el sector crezca y prevengan otros.

“La creación de un sistema de comercialización por parte del Estado que permita a los productores beneficiarse de los ingresos que esa actividad genera, para fortalecer la seguridad y soberanía alimentaria nacional”, es una de las peticiones, citada en un comunicado.

También detallan el establecimiento de una política de protección y conservación del suelo; mediante un programa masivo de construcción de micros, pequeños y medianos reservorios de agua lluvias a fin de poderla almacenar para todo el año y crear sistemas de bajo costos de riego por goteo y por gravedad.

De igual forma solicitan más incentivos a los productores por actividades de conservación de suelos, flora, fauna y agua.

Debido a las constantes afectaciones por el cambio climático, también han pedido la creación de una comisión técnica conjunta para elaborar una Estrategia de Adaptación de la Agricultura al Cambio Climático.

“Nosotros veamos un año desfavorable para la agricultura, por el cambio climático y el poco apoyo del gobierno, necesitamos asistencia técnica, ellos tienen suficiente tecnología, necesitamos un sistema eficiente de información, urgen alertas temprana”, detalló Tremino.

De acuerdo al representante de Campo, al menos una 400,000
familias subsisten de la agricultura en el país y dependen sobre todo de la primera cosecha.

Para este año se proyecta cultivar unos 20 millones de quintales de país, 2,700 quintales de sorgo y 2,400 quintales de frijol.

Ciclo agrícola 2019-2020

MAÍZ

-1era. Siembra (mayo-junio, 75% del total de la cosecha total proyectada). 15 millones de quintales.

-2da. Siembra (agosto- septiembre de 20% del total ). Unos 4,000,000 quintales.

-3era. Siembra.(noviembre- diciembre, 5% del total ) . Unos 2,700,000 quintales.
PRODUCCIÓN DE MAÍZ ESPERADA 20,000,000 quintales.

SORGO
-1era. Siembra
(agosto- sept.) , 2,700,000 quintales. PRODUCCIÓN DE SORGO ESPERADA 2,700,000 quintales.

FRIJOL 
-1era. Siembra (mayo-junio, 20%) 480,000 quintales.
-2da. Siembra (agosto-septiembre, 75%) 1,800,000 quintales.
-3era. Siembra (noviembre-diciembre, 5%) 120,000 quintales.

PRODUCCIÓN DE FRIJOL ESPERADA 2,400,000 quintales.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Movistar Vive una experiencia llena de elegancia y tecnología
Noticias Yolanda Andrade “reveló” que se casó con Verónica Castro y ésta fue la contundente respuesta de la legendaria actriz
Noticias ¿Es lo mismo hacer el amor y tener sexo? Un psicólogo aporta al debate
Noticias Se destapa “el secreto” tras el último episodio de El Chavo del 8 en el que aparece Quico

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad