El árbitro del Limeño-Santa Tecla sufrió un accidente fuera de lo común y casi se ahoga

En la ida de cuartos de final, el juego se pausó por unos minutos, porque el árbitro Jaime Herrera sufrió un percance

Limeño
El árbitro Jaime Herrera, al momento de ser auxiliado por jugadores y cuerpos médicos, en el estadio santarroseño. / Foto Por Jorge Reyes

Por Varinia Escalante / Twitter: @VSkalanT

Nov 29, 2018- 15:07

LA UNIÓN. Insólito. Un suceso fuera de lugar pasó en el partido entre Municipal Limeño y Santa Tecla, en la ida de cuartos de final en estadio “Ramón Flores Berríos” de Santa Rosa de Lima, en La Unión. El árbitro Jaime Herrera sufrió un percance, por el cual tuvo que suspender el partido por algunos minutos.

Recién iniciado el complemento (47′), en una jugada de ataque de los tecleños, el central se vio afectado porque una abeja se le introdujo en la boca. Herrera suspendió de inmediato el juego, y comenzó a toser. Fue auxiliado, en ese momento, por jugadores de Tecla, y después se fueron sumando más personas para darle palmadas en la espalda, mientras el central tosía y trataba de recuperarse -incluso un poco agachado- del malestar que le provocó el insecto.

Limeño2

Los compañeros de Jaime Herrera llegaron para auxiliarlo. Todos se solidarizaron con el central, en el juego Limeño vs. Tecla. Foto EDH/Jorge Reyes

A Herrera, lo ayudaron miembros de Cruz Roja, pero también le prestaron servicios los cuerpos médicos de los dos equipos. Por parte de Santa Tecla, sin saber qué sucedía, se apresuraron a llevar el oxígeno para acercárselo, mientras el réferi tomaba agua. Una rueda de personas se solidarizó para ayudar al árbitro, incluido sus asistentes y el cuarto, Rodolfo Castillo, quien confirmó cómo está Herrera.

Por esto le agradeció el técnico de Santa Tecla a Limeño

“Fue una abeja que se le introdujo en la garganta. Pero el médico de Santa Tecla lo auxilió, en el intermedio, al minuto 30 (75′), a la hora de hidratarnos. Y, al final del partido, de igual forma, con algunos sprays que andaba (médico) para desinflamar y todo eso”, contó Castillo, a EDHDeportes.

“Ya cuando veníamos en el vehículo, ya venía mucho mejor. Hasta el momento (este jueves), se está recuperando. Solo fue que se inflamó la parte de la garganta y molestaban las cuerdas vocales. Pero ya está mucho mejor”, agregó el de la cuarteta arbitral.

En el momento, algunos consideraron que el golpe de calor había afectado al central, por el horario en el que se jugó el partido (2:30 de la tarde). Mientras los aficionados bromearon con gritos desde los graderíos como “se tragó el pito”, “que lo cambien por otro árbitro” o “mejor pongan al cuarto, que sabe pitar bien”.

Lo que nadie esperaba era que se tratara de una abeja, porque incluso el calor ni siquiera afectó a los visitantes, quienes a la postre se terminaron llevando el triunfo del partido (0-1). Hasta el técnico Cristian Díaz agradeció, de forma irónica, a los cucheros por poner el partido en ese horario: “Agradecemos a nuestro rival haber puesto el partido a las 2:30 de la tarde, así sentíamos bien el calor y nos llevamos un triunfo sumamente importante”, manifestó.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Las cinco multas de tránsito más extrañas en El Salvador
Noticias Niña salvadoreña padece una de las siete enfermedades más raras del mundo
Noticias Así será la nueva Plaza Marinera en el Puerto de La Libertad