Otros Deportes

La pedalista salvadoreña Mariana Salazar cuenta cómo llegó a ser top 10 mundial en bicimontaña

Mariana Salazar, exponente del downhill salvadoreño y 10a. del ranking mundial, cuenta su año, sus lesiones, objetivos y cómo ha crecido en 10 años de carrera

Mana01Oki
Mariana Salazar junto a su bicicleta, su mejor amiga. Y en el lugar donde nació con su pedaleo de montaña, en El Espino. Ahora, se prepara para el 2020. / Foto Por Yessica Hompanera

Por Varinia Escalante / Twitter: @VSkalanT | Oct 21, 2019- 09:28

“¿Miro a la cámara o miro hacia otro lado?”, pregunta Mariana Salazar. “No, para acá”, contesta la fotoperiodista. Es la sesión con la campeona Panamericana de Downhill (DH) y la top 10 del mundo (categoría élite), de este deporte. Pero parece que ella está pensando en pedalear. “Ahí, hay unas bajadas buenas, para saltar”, dice. Las señala. Sus palabras lo reiteran. Quiere subir a la bici y hacer lo que más le gusta.

Y es que la pedalista de 25 años, apasionada del ciclismo de montaña, es hoy por hoy una top ten del mundo. Y, además, la mejor del continente y la número uno del país.

MarianaOkiSalto

Vuela por el aire. “Mana” Salazar, en plena acción, durante una etapa de la Copa del Mundo de DW. Foto EDH/Cortesía @kif_cat

Este 2019, fue uno de los mejores para Salazar. Pero acepta, sin duda, que quedó “un poco en deuda”. “Lo que se quería era estar entre las cinco o siete mejores, y como terminé décima quedé con ganas de más. Pero sé que puedo”, confiesa.

Sin embargo, quedó décima general y logró un podio. “Para mí, es un gran orgullo ser salvadoreña compitiendo en Copas del Mundo, y ser top 10 es buenísimo, porque solo hay 15 que pasan clasificatorias y es un guerra contra 40 mujeres muy fuertes, que llevan 20 años de experiencia, y yo poder estar entre las 10 es un gran logro. Nunca lo imaginé”, manifiesta.

Y agrega: “Esta temporada 2019, fue bastante buena, porque obtuve mi mejor resultado: quedé tercera, en Francia (julio). Tuve un par de caídas, deslizones que me quitaron unos segundos, pero ser décima, en el general, no está tan mal”.

La plática sigue, pero Mariana ya está lista para divertirse con la bicicleta. “Me avisan, para bajar (pedaleando)”, grita. Dicho y hecho, vuela por el aire, a gran velocidad, hace una maniobra con el timón, y baja la pista con adrenalina.

Canadá, sin suerte

La del Team Dorval AM, quien inició con este equipo en 2015 y tiene contrato hasta 2020, tiene siete años de vivir en Francia. Reside en Aix-les-Bains. Es una políglota: sabe inglés, francés, portugués y español. Y su tiempo libre lo aprovecha en “la naturaleza, con amigos”: “Como vivo en un pueblo, lejos de la ciudad, nos gusta ir a caminar, acampar, aprovechar el lago”.

La base del DH de “Mana” está en que practicó pequeña el motocross. Cuenta que eso la ha ayudado a llegar lejos en esta disciplina, en la que ya tiene 10 años de práctica y seis de profesionalismo. “Empecé a los 12 años, pero no era exactamente downhill. Empecé en el Ecoparque, con una bici de cross country, y ya a competir a los 14-15 años”.

MarianaOkiPodio1

Salazar subió al podio en Francia. Foto EDH/Cortesía @kif_cat

Pero a veces, por caídas y fracturas, como en Canadá, en una de las últimas pruebas del año, no ha logrado el éxito. “Ando ahora con dos costillas fracturadas”, cuenta, pero asegura que se está “recuperando”.

Sobre ese accidente, recuerda: “Estaba muy emocionada por ir al Campeonato Mundial en Canadá, porque es al que se va por selección de países y era un pista que me fascina y el año pasado no fui. Lastimosamente, en el último salto, que era bastante grande, se me deslizó el pedal y tuve que saltar con un pie y no caí bien, reboté y salí volando. Me golpeé bastante fuerte la espalda y las costillas. Fui al hospital”.

Sin embargo, aunque le dijeron que no tenía nada, compitió así y ya, en EE.UU., le notificaron las dos costillas fracturadas. “Competí (en EE.UU.). Por suerte, clasifiqué y terminé la carrera, pero muy lejos de lo que podía ser. No fue lo que esperaba, fue muy doloroso, la verdad”.

Un orgullo salvadoreño

Con su 1.58 de estatura, su impecable sonrisa y su buen humor, Mariana no parece la atleta intrépida y extrovertida que domina la bicicleta. Estar en este mundo del deporte la dejó, en 2018, con un podio en la Copa del Mundo de Canadá, donde quedó quinta (se premian cinco).

“Esa fue una de las mejores carreras, porque es una pista de las más difíciles, bastante física, y me sentí muy bien, muy fuerte. Fue casi, diría, más importante para mí que el tercer lugar (de Francia), porque esa (Francia) fue en una pista más fácil. Quedé más satisfecha”.

En el pasado, fue bicampeona Panamericana en 2014 y 2015, y recuperó ese cetro en 2018, siendo la actual uno del continente. Además, fue campeona Panamericana Junior de MTB en 2011. “Para mí, el Campeonato Panamericano siempre ha sido muy importante, porque es ahí donde yo empecé. Es felicidad poder representar a El Salvador”.

MarianaPanam

Como la monarca del continente. Mariana, la campeona panamericana de 2018. Foto EDH/Cortesía M. Salazar

De aquella niña que inició en esta aventura a la actualidad, Mariana lo mira así: “Es bastante chistoso, porque al principio no entendía. (…) No me daba mucho cuenta, yo solo quería andar en bici. Pero me quedaba con eso de que siendo Junior tenía los tiempos élite (en Pa-namericanos). Y sí, quería llegar a la élite y ver qué podía hacer. Era como una niña inocente que no sabía, pero al final se le fue abriendo el camino y luchó por lo que quería”.

Para lograr todo esto, la nacional lo asocia a su filosofía: “Siempre ha estado en mí el buscar el límite. Es una satisfacción bien personal. Ver hasta dónde puedo llegar, por eso siempre sigo luchando, porque quiero ver hasta dónde mi cuerpo y mi mente pueden llegar”.

Sus objetivos para el año entrante -donde su evento ya agendado será la primera Copa del Mundo, a finales de marzo, en Portugal- son: “Poder corregir lo que no pude hacer este año, llegar más fuerte física y mentalmente a las carreras, porque el nivel está demasiado alto. Y poder evitar esas caídas, afrontar los obstáculos con más fuerza, rapidez, y ver qué pasa, porque aunque digo que quiero estar entre las cinco mejores, hay 15 que quieren estar en ese mismo puesto”.

¿Te motiva ser una top del mundo y la mejor del continente? “Con los resultados de este año, me alegró muchísimo; y que la gente en el país se enteró de que estoy compitiendo por El Salvador afuera, eso sí me anima más a poder estar ahí. Quiero seguir representando al país, y quedando en el top mundial”.

MarianaOki1

En plena competencia, la salvadoreña en Lenzerheide, Suiza. Foto EDH/Cortesía @kif_cat

De pronto, “Mana” se sorprende con alegría de hija: “Bueno, ve, ahí viene mi papá (Eduardo Salazar)”. El autor de su impulso en el deporte se asoma a ver la sesión y la entrevista a su pequeña pero ahora gran mujer del pedal. “Vení, papi. Ya solo faltan las preguntas”, le cuenta. Él la ve con admiración.

“Si no salgo bien, me ‘fotoshopean’”, reitera “Mana”, entre risas. Es ella misma. Es Mariana Salazar. La protagonista del downhill salvadoreño por el mundo.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad