Otros Deportes

Enrique Arathoon: “Mi meta es salir más fuerte de cuarentena”

El único salvadoreño clasificado a los Juegos Olímpicos entrena bajo la cuarentena obligatoria en España. Acá su historia.

Así entrena el velerista Enrique Arathoon en su casa, confinado en Tenerife por la pandemia mundial. Simula una posición como si estuviera en el agua. / Foto Por Cortesía Enrique Arathoon.

Por César Najarro / Twitter: @cjnajarro | Mar 21, 2020- 15:57

Enrique Arathoon (vela) es el único nacional clasificado a los Olímpicos de Tokio, de los que no se sabe si se realizarán a partir de la última semana de julio de este año. El Comité Olímpico Internacional dice que tiene tiempo aún para analizar todo y que no decidirá de forma apresurada.

Mientras tanto, Arathoon, como otros atletas, continúa con su preparación de manera inusual, en cuarentena en España. Desde ahí, se prepara para sacar cada día lo mejor posible de sí mismo, confiesa al revelar una filosofía de vida que le lleva a enfocarse solo en lo que puede controlar, sus entrenos, y a tirar de creatividad para mantenerse en forma.

¿Cómo vives esta situación tan particular del Covid-19 y cómo ha afectado tu preparación para los Olímpicos?
Nos han cancelado dos regatas en Europa. Estamos a la espera de conocer acerca de dos más, pero creo que solo podré correr una en mayo, el Europeo, antes de ir a Japón.

Prácticamente este año será simplemente preparación, luego todo el mundo a la Copa del Mundo de Japón y luego los Juegos. En tres semanas hay una regata en Francia, que estoy casi seguro que nos la van a cancelar.

Estamos en un plan inestable, no tenemos idea de cuándo volveremos a competir y es difícil hacer un plan de preparación física y de intensidad.

Así las cosas, tomamos esto como si estuviéramos en octubre, cuando ya han pasado casi todas las regatas importantes y nos metimos, con mi entrenador, en pretemporada.

Y cuando supimos que iban a empezar a cancelar regatas, mi entrenador dejó de hacer el bloque precompetitivo, adonde la intensidad era bastante alta. Entrenábamos tres días y descansábamos uno.

Pasamos a entrenar 5 días y uno de descanso, como en pretemporada, y más cargado, más fuerza, más complementos externos, que son bicicleta y horas de gimnasio, y las colgadas y entrenos más largos.

Enrique Arathoon, durante un evento pasado.

Estábamos justo en eso cuando nos avisaron que no íbamos a poder salir de la casa. Ahí, mi entrenador, canceló todo y tratamos de meter la mayor cantidad de horas en el agua, que eso nos vino bastante bien. Pero el 16 de marzo fuimos a entrenar, nos regresaron los guardacostas.

¿Cómo abordas esta situación?
De la forma más positiva posible, siempre. Creo que este paro nos puede ayudar a mejorar varios aspectos a los que no estamos acostumbrados a dedicarles tanto tiempo, como el psicológico, el de analizar qué quiero mejorar, pensar y descansar. No sé cuánto tiempo voy a estar encerrado, dijeron que 15 días, veremos qué pasa.

Aprovechamos dos días con un especialista en reglas. Eso nos va a ayudar a estar más afilados a la hora de cualquier incidente en el agua que nos pueda descalificar, a tener memorizado el reglamento náutico.

Tratamos de concentrarnos en tener siempre un estímulo correlacionado a la vela, psicológicamente hablando. Así, me levanto y hago visualizaciones. Empezaremos a hacer un repaso de los vídeos de entrenos de otros años para revivir el momento del agua, para tener el mismo estímulo en la cabeza, como si entrenara.

Por otro lado, está el aspecto físico, que es el que más sufre, y justo en la casa tenemos un simulador de colgado en el barco, o sea, de la posición isométrica que hacemos en el barco.

Creo que tengo los materiales para salir de esta cuarentena más fuerte de lo que entré, esa es la meta que me he propuesto. El simulador es más duro que colgarse directamente en el barco, lo hago dos veces por día, más trabajo aeróbico y musculación. Así que estoy tratando de sacarle el máximo provecho posible a la situación.

Entreno de Enrique Arathoon, de vela, quien estará en los Olimpicos de Tokio 2020.

¿Te afecta a nivel mental la situación?
Yo creo que, con lo que tengo, puedo lograr lo que quiera si trabajo de la forma correcta. Estoy en casa y me tengo que poner creativo, y precisamente uno de los aspectos que más me falta trabajar es el psicológico. No te estoy diciendo que me venga para abajo porque no sé cuándo voy a competir o si habrá Juegos.

Más que eso, lo que me falta para lograr ganar a los demás es empezar a fortalecer mi confianza y a creer que yo puedo ser el mejor del mundo. Obviamente, creo que tengo físicamente lo necesario, mentalmente, pero es cosa de desarrollar las habilidades e ir a hacerlo, y ahí es donde entra la confianza en uno, y creo que solo se puede con trabajo psicológico. Es una oportunidad para aprovecharla.

Por cómo está la crisis, ¿crees que se deben realizar los Juegos en julio?
Trato de no pensar si los Juegos se van a hacer o no. No sé si los habrá ahora, en un año o no habrá. Trato de ser mejor en lo que hago, en todos los ámbitos, y para eso no necesito saber si para lo que me preparo es en un mes, dos meses o un año. Me preparo todos los días tratando de ser la mejor versión de mí mismo, y en eso busco gastar toda mi energía.

Espero que la situación se controle no porque pueda ir a los Juegos, sino por el bien de las personas. Mucha gente sufre y es afectada de peores maneras de las que yo puedo ser afectado.

Obviamente, hay otros atletas que todavía no han clasificado y se les ha pospuesto el clasificatorio. Me podría poner en sus zapatos y sentirme, tal vez, un poquito desmotivado por la incertidumbre de no saber cuándo será el evento, se podría llegar al pensamiento del tipo ‘he perdido mi tiempo, o estaré perdiendo toda mi energía, para qué seguir en algo que no sé si va a pasar’.

Creo que hay que afrontar cada día como una oportunidad para mejorar, ya sean los Juegos en tres meses o en tres años. Esto no se termina hasta que se termine. Y le motivo a todos mis compañeros también, que tal vez se sienten un poco preocupados, a aceptar que no se controla la situación y es una pérdida de energía ocupar tu mente en algo que no puedes controlar; por ende, no puedes poner el 100% a lo que tienes que hacer.

Si es justo, si no es justo, no sabría decir, hay muchas variables y puntos de vista y no soy quién para dar mi opinión, pero la forma en la que yo lo afronto es esa, ser lo mejor que puedo este día con lo que tengo… para cuando tenga la oportunidad de salir a entrenar, que esta cuarentena no me vaya a haber tirado pa’atrás, sino pa’delante, y sé que muchos de mis rivales se pueden venir para abajo y es una oportunidad para mí de recortar esa brecha de ventaja.

¿Qué tanto impacta estos cambios en tu trabajo hacia Tokio?
No voy a hacer tantas regatas como esperaba, pero tengo la oportunidad de llegar el doble de preparado físicamente con esta segunda pretemporada. Y cuando nos digan que volvemos a competir en regata, pues ahí lo haremos con un poquito más de cabeza. Ahora me tocan bloques físicos mucho más duros en casa,. Cuando uno tiene la bici para poder salir, pero tienes que quedarte en casa y bajar y subir las escaleras encerrado, es un poquito más difícil, pero creo que aquí es donde se está haciendo realmente esa ganancia, porque es donde cuesta más entrenar para todos, y tengo la esperanza que me dará bastantes frutos en la Olimpiada.

¿Cómo está la situación en España?
Las medidas son muchísimo más estrictas. Le hablaba a mis papás y todavía salen y no los restringen. Acá hay policías rondando todo el tiempo y si salís sin una bolsa de supermercado o no vas a la farmacia, te metés en un gran problema, te piden tu identificación y te pueden multar. De hecho, tuvimos un incidente cuando íbamos al supermercado, y nos dijeron que se iban a quedar ahí para asegurarse que realmente íbamos ahí.

Yo estoy en Tenerife. Aquí, gracias a Dios, no está tan fregada la cosa como en España en la península, pero sí la gente está bastante asustada.

Yo aporto tratando de quedarme en casa, mantenerme sano porque si yo me enfermo, puedo enfermar a los demás, y seguir las indicaciones de los médicos de lavarse las manos. Mi entrenador me dijo que el ajo es muy bueno para mantener las defensas altas, así que como ajo crudo, y tomo té de jengibre, cosas que tal vez hubieran hecho nuestros abuelitos. Y mantener la calma, rezar por la gente que lo pasa muy mal.

¿Cómo trabajas con tu entrenador? ¿Usan la tecnología?
Mi entrenador vive a dos casas. Viene acá a las 9 a.m., nos juntamos a analizar vídeos, y ahora nos ha dejado tarea de crear charla teórica sobre estrategia en el barco porque mi deporte es bastante como el ajedrez.

¿Qué recomiendas a los que están en cuarentena?
Pienso en los que están encerrados con sus familias. Aunque estés acostumbrado a verles todos los días, a veces no valoras que, por ejemplo, a mí me hace falta un montón mi familia. Obvio amo lo que hago, es parte del sacrificio estar lejos de ellos en este momento, pero trato de mantener la fe y tranquilidad. No creo que sea una broma todo esto, y Dios quiera que no pase nada grave en El Salvador. Me encantaría poder entrenar, pero ya encerrado, me encantaría poder estar con mi familia y no lo puedo hacer. Mantengo comunicación diaria con ellos, platicamos bastante. También con mi novia, es de Estados Unidos y tampoco la puedo ver.

Creo que es una oportunidad buena para todos los salvadoreños de pasar tiempo con la familia… cuando estás ahí con ellos mucho, pierdes de vista la bendición.

Yo tomé esta decisión deportiva y lo hago con el fin de darle una esperanza a los salvadoreños y una alegría, eso me da fuerzas para, pese a estar lejos, encontrar un propósito muchísimo más fuerte a solamente ganar una medalla. Así que, desearles a todos bendiciones y salud. E invito a toda la gente a tratar de sacarle provecho a todas las cosas, inclusive a las negativas.

Y para los que están preocupados, buscar consuelo en su familia, en su fe. Es un momento de reflexión, de ser solidarios, de agradecer la salud que uno tiene, y para dar gracias a Dios por la vida y pedir por las demás personas. Gracias también a toda la gente que me apoya, Indes, COES, federación, Bolsas Ecológicas Ecoplanet (su patrocinador), sin su esfuerzo tampoco fuera posible.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad