Evelyn García

25 preguntas a la ciclista salvadoreña Evelyn García: “Cuando me retire quiero ser policía”

Ciclista salvadoreña con varios ciclos olímpicos a cuestas y medallista panamericana. Referente de pista y ruta. Y ya prepara su vuelta, para ganar preseas, en Santa Tecla 2021

Foto EDH/ Jessica Orellana

Por Varinia Escalante - Twitter: @VSkalanT | Mar 12, 2020- 07:08

Radicada ahora en Linares, Jaén, España, la santaneca Evelyn García es un referente del ciclismo salvadoreño. La destacada carrera de esta experimentada pedalista la ha dejado con logros importantes como las dos medallas panamericanas en Guadalajara 2011 (plata) y Toronto 2015 (bronce); además de tres Olímpicos: Atenas 2004, Beijing 2008 y Londres 2012. Han sido 20 años de profesión deportiva, de los cuales aún se exige más, ya que se prepara para competir en los próximos Juegos C.A. de Santa Tecla 2021.

1. ¿Qué hace Evelyn García en España?
Con la familia, ocupada con mis chicas (hijas) y siempre en la bicicleta. Fuera de estar en las cosas de la casa, no dejo mis entrenamientos. Y ahora, estando en una base de entrenamiento, y ya volvemos al ritmo de antes.

2. ¿Trabaja, tiene alguna profesión o título?
De la Universidad, solo hice dos años de relaciones internacionales. Pero no he acabado mi carrera. Y acá (en España), solo me ocupo de la casa; fuera de eso, tengo mis títulos para ser directora técnica y entrenadora en el ciclismo. Los saqué en Suiza, para poder ejercer como entrenadora.

3. En algún momento, ¿le gustaría ejercer?
Si se diera la oportunidad, sí. Me lo han ofrecido de Centroamérica, pero como todavía estoy en que no me he retirado de mi profesión, entonces no he tomado mano de eso.

4. ¿Qué ha sido del ciclismo para Evelyn?
Prácticamente, después de los Juegos Panamericanos de Toronto (2015), me he mantenido constante corriendo en España, una modalidad que no es la mía como es bicimontaña. Y como hubo algunos años en que la Federación o el Instituto de los Deportes (Indes) no brindaban el apoyo, lo que hice fue tranquilizarme, quedarme en casa, con mis hijas, con la familia, y seguir entrenando. Siempre estando lista para cuando se viniera la oportunidad. Así que eso hemos hecho.

5. ¿Participó en eventos en 2019? ¿Qué fue de ese año a nivel competitivo?
Como representar a El Salvador, nada más fui a los campeonatos nacionales, en la modalidad de montaña. Y un evento UCI, a nivel internacional, que fue la “Bike Race”, en España (febrero). Fuera de eso, nada, solo carreras nacionales (España), pero no del ciclo olímpico. No se hizo nada de eso.

6. ¿Qué extraña Evelyn de lo que fue el ciclismo de su mejor época?
Difícil pregunta (risas). A lo mejor, la persona que guiaba el ciclismo en nuestra federación (los presidentes). Eran muy ambiciosos. Entonces, había proyectos para seguir trazándome sueños y objetivos. Siempre intentábamos hacer el ciclo olímpico, con lo cual -en esa época- Indes, Coes, Federación se unían y se trabajó muy bonito, muy bien. Todos íbamos con el mismo objetivo. Eso se extraña, que todos busquemos lo mismo, ese sueño, y todo iba de la mano, era un época muy bonita que vivimos. Y, ahora, es el sueño que estamos tratando de que se vuelva a forjar.

7. ¿Cómo se enamoró del ciclismo, cómo llegó a este deporte, y a qué edad lo hizo?
Mi tío Mario (Contreras) siempre fue el pilar de mi carrera. Fue el que me ilusionó, me dio esa disciplina en este deporte, y siempre con palabras positivas me motivó a seguir adelante, a trazarme metas y me decía que las iba a cumplir. Tenía 15 años. Fue a través de él y Maureen Kaila (Vergara), en aquel momento, que me ayudaron. Siempre fue algo positivo el poder compartir con la que estaba en aquel momento ya élite. Fue gracias a él todo eso y siempre estar con los pies en la tierra de que todo es un proceso. Fue lo que me enamoró del ciclismo y que, paso a paso, he venido aprendiendo y formando, y todavía sigue uno aprendiendo. Como en todo deporte, entre más años, logras adquirir una experiencia que ahora puedo hablar así. Él (tío) tenía planes para mí que yo no me creía.

Foto EDH/ Jessica Orellana

8. ¿Practicó algún otro deporte?
Baloncesto. Eso era lo que hacía en el colegio, junto al ciclismo. En noveno grado, hice tres años con baloncesto, ciclismo, triatlón. Pero en el 2000, me decidí por el ciclismo.

9. ¿Cuál es su mejor recuerdo y que, de alguna manera, más marcó su carrera?
A lo mejor, los primeros Juegos C.A. en Guatemala, en 2001. Porque fue ahí donde, realmente, yo entendí que podía hacer un ciclo olímpico y clasificar a Juegos Olímpicos. Los C.A., al ganar medallas, fueron los que me marcaron y me hicieron proyectarme año con año. Trazaba objetivos a corto y largo plazo, y de ahí para acá así ha sido mi carrera.

10. ¿Qué significa ser una salvadoreña con varios ciclos olímpicos vividos?
A mí, me da mucha satisfacción haber logrado tantas cosas y que no hubiesen sido posibles sin el apoyo de muchas personas. Me encantaría poder transmitir todo eso a las futuras generaciones. Ahora que soy madre, poder decirle a los padres que ellos son el pilar más importante de los niños para ser atletas, porque uno pasa pérdidas, fracasos, muchas cosas que solo en casa uno logra superar. Solo la familia, la gente cercana, el entrenador sabe realmente lo que ha pasado. Me da mucha alegría haber contado con gente buena, positiva, que en ningún momento me dijo cosas como para subirme a las nubes, sino para aterrizarme y para motivarme a seguir trabajando. Es eso de estar siempre consciente de lo que se puede hacer y lo que se puede lograr hacer, y también dónde estamos.

11. Es de las pocas atletas con medallas panamericanas. ¿A qué atribuye este éxito?
Al trabajo. El trabajo siempre con miras a ese objetivo. En Guadalajara ganamos plata, y yo hubiese querido tener todo el apoyo para poder ir con ojos cerrados a Toronto. Pero no se dio. Pero aún así, con lo poco, yo seguía trabajando. Yo siempre trabajaba y se volvía a hacer un podio. Y es que dos veces consecutivas, podio panamericano, eso es muy difícil, y se pudo lograr el oro, pero las personas no son tan soñadoras para eso. Fue algo que me ha costado para seguir adelante. (…) A mí, me apasiona (el ciclismo) y toda mi familia me ha cobijado en esto, no por dinero, sino porque me encanta y se pueden lograr las cosas trabajando, esforzándote. Eso es lo que uno quiere transmitirle a los jóvenes, a los que van empezando, que el ciclismo es de años y trabajo, de caerse y levantarse. Cuesta.

12. ¿Qué cree que le hace falta del ciclismo de su época al ciclismo de ahora?
Las personas, el guía, la cabeza. La persona de aquel momento que fue Rubén Contreras, era un apasionado queriendo ir a Juegos Olímpicos también, como si él fuese a correr. Hizo todo para poder asistir. Esos años de tres ciclos olímpicos que hicimos fue porque las personas nos unimos con el mismo objetivo. Ahora, el interés es otro y no se ha dado. Simplemente, eso, y es aceptable. Pero en su momento, las personas querían y yo estaba dispuesta, y se dio. Ahora, estaba dispuesta y la otra parte no quiso. Eso ha hecho falta.

13. ¿Considera que se ha estancado el deporte salvadoreño en general?
Sí. Para levantar el deporte hace falta un poco de tiempo. Creo que se está empezando, porque ahora hay más motivación, hay esperanza. Ahora, los padres pueden decir sí porque hay apoyo, porque puedes lograr esto, puedes ganar. Pero, anteriormente, sin una esperanza, sin una luz, ningún padre daba ese esfuerzo para llevar al hijo al entrenamiento. Ahora, todo puede encajar, pero es un proceso, lleva un par de años, pero ahora hay esa motivación de que si trabajo me puedan ver mi resultado. Pero volver a encausar el deporte lleva mucho tiempo.

14. ¿Se considera una referente del ciclismo salvadoreño, una mujer ejemplo?
Eso es lo que realmente me encantaría. Que las escuelas, los institutos, que todos, lo vean de esa manera, porque ese ha sido un objetivo mío: intentar hacer las cosas bien, con trabajo profesional y personal. No solo por el hecho de ser mujer se tenga que dejar de tener una vida. En ese sentido, yo he querido decirle a la mujer salvadoreña que no se puede dejar de hacer lo que te apasiona y tener tu familia. Yo me casé, tuve mis hijas, y volví a hacer mi trabajo, ejecutar lo que uno siempre ha hecho, que los hijos no son un obstáculo, al contrario, forman parte de tu vida. Todas esas cosas he intentado que sean un ejemplo para la mujer salvadoreña, para la juventud que diga que sí se puede. En lo personal, sí me encantaría que fuera eso (ejemplo), he trabajado para eso toda mi vida, intentar ser lo mejor posible porque somos un referente.

15. Como atleta, ¿qué opinión tiene de los Juegos C.A. de Santa Tecla 2021?
Va a ser algo que necesitábamos para inyectar motivación y que plasmen un referente. Empezar de cero y planificar ciclos olímpicos con esas personas (atletas). Sé que ya se han hecho con los Codicader, pero esperamos que en varios deportes surjan atletas. Este va a ser su inicio, como yo me inicié en C.A. Es el primer paso, para pensar en medallas panamericanas. Creo que va a ayudar mucho al país. No es fácil, la tarea es difícil y el reto es grande. A los atletas, pedirles que sean lo más profesionales que puedan, y el compromiso ante todo. Va a ser positivo para el país.

16. Dos preguntas en una: ¿habrá Evelyn para los C.A. de Santa Tecla 2021?; y, ¿se puede soñar con ganar esos Juegos?
Nuestro objetivo es ese: volver a Santa Tecla y correr todas las modalidades que hemos corrido antes y ganar esas medallas. Es nuestro compromiso y se está trabajando para eso, para sumar esas seis medallas de todas las modalidades (en pista, ruta y MTB). Vamos a romper el hielo de nuevo para Santa Tecla. Y la meta debería ser esa: ganarlos (como país). No podemos trazarnos ser segundos. El objetivo siempre es buscar ser los campeones centroamericanos como en el año 2001.

17. Para este 2020, ¿cuál es su agenda?
Primer objetivo, a corto plazo, son los campeonatos de ciclismo que se realizarán en Chiriquí, Panamá, el 18 y 19 de abril, que es un Centroamericano. Es el más importante. Luego, corro en España, pero no a nivel de país, solamente para seguir preparándome. Y vuelvo a El Salvador en julio y agosto, que son los campeonatos nacionales, y estaría dos meses. Me vuelvo a España y estamos viendo si correr eventos fuertes, pero eso no se, ya que depende de fondos. Y el próximo año, será más duro. Por ahora, solo romper el hielo con la base de entreno en Medellín, Colombia.

18. ¿Ya tiene fecha de retiro?
Realmente, ahora no. Ahora que tengo esta oportunidad, nuevamente, de prepararme bien para Santa Tecla, no me he planteado después de esto retirarme. Pero no lo se. Santa Tecla lo tengo ahí, fijado en la cabeza, porque es en El Salvador, correr en el velódromo con tu nombre, es algo que después de casi 20 años de mi carrera es bonito. Pero no se, yo diría que unos cuatro añitos. Pero depende, si el apoyo está, pero no pienso en eso. Creo que todavía se pueden hacer bonitas cosas.

19. ¿Tiene idea de quién puede ser su sucesora?, ¿habrá ya una futura Evelyn García?
No sé. Sigo a un par de chicas, pero no sería lo mejor o la indicada para decirlo. A lo mejor, mi tío Mario que todavía está ahí podría decirlo. Esperamos que sí. Mi objetivo es compartir con las que están. Y ese tendría que ser el objetivo de Federación, de buscar a una persona para estar a mi lado y uno poder aportarle, transmitirle todo y formarla, porque uno se formó en el camino, a puro palo.

20. En algún momento de su carrera, ¿le cerró la puerta la Federación de Ciclismo?
Sí, estos últimos años, es como que me cerrara la puerta. Es como que me dijeron: “Ya no queremos que trabajés aquí, te quito beca, todo”, y ni muchas gracias. Ha sido difícil, porque uno queriendo y es como que me dijeran: “No, mirá, no. No queremos”, y ya está. Fue después de Toronto, en 2015; y ya en 2016, todavía tenía un poquito de apoyo por la empresa privada, ya que tenía la opción de clasificarme a Juegos Olímpicos, pero no se logró. Después, no contaba ya con ellos. Me aparté y seguí trabando por mi parte, y ahora ha vuelto la ayuda por medio de Indes, pero no intervino la Federación para que yo continúe.

21. Si Evelyn no hubiese sido ciclista, ¿qué le hubiese gustado ser?
En aquel momento, estuve en la Universidad, en el año 2000, con la Ingeniería Industrial. Eso iba a estudiar, y creo que esa carrera hubiese terminado sacando si no hubiese sido ciclista. Ya luego, con el tiempo, me encantó la economía; pero ahora tengo otra modalidad, y me gustaría ser policía. Algo así. Pero creo que hubiese sido ingeniera industrial.

22. ¿Extraña El Salvador?, ¿qué le gusta hacer cuando viene a su tierra?
Sí. Extraño estar ahí y compartir con la familia. Mi madre ya no está ahí, pero sí mi gente, la playa, todo. A mí, siempre me ha gustado el país. Más que todo estar con la familia, y compartir. Y bajar unos minutos a la playa. Conozco el país por moverme con la bicicleta. La zona de Juayúa, Ataco, todo occidente, es la zona que más me gusta. Es lo que más disfruto. Y, más que todo, Santa Ana. Para mí, es lo mejor. Me encanta mi pueblo.

23. ¿Admira a alguien?
Admiro a todo el deportista que es profesional, en general. A todos los que en verdad se les ve todo el trabajo, las horas que dedican, no es por gusto donde están. Son referentes para uno y lo que hacen. Si uno de atleta de alto rendimiento escala, no me imagino lo que pueden hacer ellos para estar en ese top. Es el trabajo. Admiro a todos los que ejercen su trabajo con esfuerzo y lo disfrutan.

24. En otros intereses, ¿dígame un libro, una película y un lugar que le gustan?
Un lugar que me ha encantado siempre es Dinamarca, lo conocí en un Campeonato del Mundo de Ciclismo. Son países con una calidad de vida buena. Es para volver y aprender, admirar las cosas buenas. En los libros, me encantan los de Paulo Coelho, pero ahora leo mucho a los deportistas que sacan sus libros como Alberto Contador, y me motivan mucho. Son testimonios. Y de películas me gustan todas, ¡por Dios!, pero más románticas, de tramas. Siempre termino llorando (risas).

25. ¿Qué considera que todavía le hace falta por cumplir en la vida?
Cuando me retire, quiero estudiar para ser policía. Me da la edad aquí para poder aplicar a eso, y solo lo tendría que estudiar. Mi intención es sacar la ciudadanía aquí y laborar acá. A futuro, algo voy a estudiar. Y mi otra idea, es poner un café. Estudiar algo referente a la comida, al café, al barismo, y montar un negocio de un café. Así que un negocio propio o ser policía. Uno propone y Dios dispone.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones