Otros Deportes

Emotivo homenaje de equipo de baloncesto a la familia Pimentel

Un club de la Liga Mayor de Baloncesto recordará en el próximo torneo, de una forma muy especial a la familia asesinada hace unos días en la zona occidental del país

Jugadores del Lobos de la Liga Mayor de Baloncesto durante un partido del torneo Clausura 2018. / Foto Por Cortesía FESABAL

Por Josué Navarrete | Twitter: @JNavarrete_EDH | Feb 12, 2019- 06:00

El ambiente del deporte nacional sigue dando muestras de cariño y respeto a la familia del preparador físico del Sonsonate FC, Omar Pimentel, que fue asesinada hace algunos días cuando se dirigían por carretera, con destino a su casa.

Ahora es el equipo de baloncesto ADM Once Lobos, que pertenece a la ciudad de Chalchuapa, siendo partícipe de la Liga Mayor de Baloncesto, los recordará en los próximos uniformes del equipo para el Torneo Apertura 2019, que arrancará en las próximas semanas.

Puede interesarte

FOTOS: El sentido homenaje en los estadios del fútbol salvadoreño a la familia de Omar Pimentel

Este fin de semana cada uno de los equipos de la Primera División demostraron su apoyo ante la tragedia familiar que vive el preparador físico de Sonsonate FC.

Benjamín Rodríguez, representante del equipo lobezno explicó que la iniciativa surge del hecho que Marcos Pimentel fuera parte de la academia del equipo, y consistirá en dos etapas. La primera será colocar los nombres de los fallecidos en la camiseta del próximo torneo, además de hacer un homenaje especial del niño en la Academia.

“Queremos hacer algo para recordar al niño en la Academia, y los nombres en las camisetas, todavía está en proceso la forma en que lo vamos a hacer, pero ya hay aprobación de la Federación”, explicó Rodríguez.

El torneo Apertura de la Liga Mayor de Baloncesto iniciará el mes de abril, por lo que la forma exacta de la forma en que se representarán los nombres se dará a conocer posteriormente, mientras tanto en el caso de Marcos, se habla de hacer una camiseta que quede inmortalizada en la academia, con respecto al número 11 que portaba en su camiseta.

El sábado, cientos de personas acudieron a la cancha 20-30 de la ciudad de Chalchuapa, para el funeral de los cuatro familiares, quienes son Rosa Ivette Colindres de Pimentel, de 40 años, esposa del preparador; su hijo Marcos A., de 12; su suegra Silvia Jaco de Colindres, de 63; y su cuñado Carlos Jaco, de 35.

Las cinco personas desaparecieron en la zona conocida como El Canelo el pasado 16 de enero, y sus cuerpos fueron encontrados en una fosa clandestina en medio de cafetales en el cantón Los Arenales, de Nahuizalco. La intensa búsqueda de los familiares de Pimentel finalizó la tarde del jueves 7 de febrero con la exhumación de los cuerpos, que posteriormente fueron trasladados a las instalaciones del Instituto de Medicina Legal (IML) en San Salvador.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad