Otros Deportes

Eduardo Palomo: “Los Juegos Olímpicos tendrán que esperar, el mundo tiene que llegar sano a Tokio”

El presidente del COES, Eduardo Palomo, puso en contexto la reprogramación de los Juegos Olímpicos

Eduardo Palomo, presidente del COES. / Foto Por Archivo

Por Carlos Vides | Mar 26, 2020- 04:00

Desde el Comité Olímpico de El Salvador, el mensaje siempre fue pedirle a los atletas que se cuidaran ante la pandemia por el COVID-19, pero también les solicitó que no dejaran de entrenar. Ahora, ya con la reprogramación de Tokio 2020 hacia 2021, el presidente del COES, Eduardo Palomo, explicó que esta decisión se hizo tras una serie de consultas entre el Comité Olímpico Internacional, los gobiernos municipales de Tokio y central de Japón, así como con las distintas federaciones y comités a nivel mundial.

“Es una decisión que no tiene precedentes en los 104 años de historia del movimiento olímpico, porque anteriormente se habían cancelado los Juegos de 1916 por la I Guerra Mundial, y los de 1940 y 1944 por la Segunda Guerra Mundial; nunca por una situación de este tipo”, como es la pandemia por el nuevo Coronavirus, explicó Palomo.

Obviamente, el factor prioritario y el corazón en la decisión siempre ha sido el bienestar de todos los actores. Siendo los atletas los principales objetos de los Juegos, siendo ellos no solo quienes hacen efectivo el evento deportivo, detrás de ellos hay equipos de personas en logística, con entrenadores, administradores; toda la infraestructura que ha sido que ha construida en Tokio”, valoró Palomo.

El exatleta de remo matizó además que “dentro de cada comité olímpico nacional, se ha invertido muchos años, tiempos y recursos en la preparación de sus atletas, algunos ya clasificados, otros en vías de clasificación; todos para mostrarle al mundo, y en el caso de El Salvador, darles gracias a los patrocinadores que tenemos, para llevarlos al frente de este esfuerzo”.

Palomo avaló esta postergación, que se da “después de haber analizado todo el entorno, es una situación que no tiene precedentes. Estamos ante un virus cuya cepa era desconocida, y hasta el momento no hay una vacuna ni tratamientos profilácticos. Ante una situación de incertidumbre y cambiante, el exponer a todos los que van a participar en los Juegos es un riesgo innecesario”.

Añadió el directivo olímpico que las restricciones de viajes, los clasificatorios ya cancelados y la dificultad para que los atletas entrenen con normalidad también pesaron en esta postergación.

“Los Olímpicos deben ser una celebración de la humanidad. Esperamos que en el momento que estemos listos, El Salvador pueda participar con esa alegría que nos llena de orgullo”, concluyó el presidente del COES.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad