Opinión

Opinión: ¿La verdadera final soñada?

Alianza y FAS se juegan mucho más que un título. Es la rivalidad más marcada en la última época

Alianza y FAS se medirán en una final que será impresionante.

Por Ricardo Moreira - Jefe de Deportes del Grupo Megavisión | Twitter: @rmoreiratv | Dic 20, 2019- 04:40

Albos y tigres se miden por el título del Apertura este domingo en el Cusca. Aunque en realidad no solo está en juego un título, está en juego el honor y el prestigio de la rivalidad más marcada en la última época en este fútbol.

Esta podría ser una final para recordar, una final que es dispar pero que a la vez la voluntad y el sacrificio podrían igualar. Una final que pudiera si ser soñada, con goles y con emociones de inicio a fin.

Por un lado, Alianza es favorito por tener el plantel con más variantes y el equipo con más recursos, pero carga con la presión de llegar a su séptima final consecutiva y hasta hoy solo haber ganado dos títulos. El perder una quinta final y más aún con sus dos rivales más importantes en el mismo año, dejaría al proyecto albo con poca credibilidad ante su propio aficionado. Una hinchada blanca que ha demostrado con rechazo y poco apoyo su molestia por la final perdida ante Águila en el transcurso de todo este torneo Apertura 2019.

Pero por el contrario, una victoria del equipo de Gutiérrez, volvería a dar confianza a un proyecto deportivo que a mi parecer es el de más orden, continuidad y buen trabajo del fútbol salvadoreño. El título ante uno de sus rivales de siempre, volvería más dulce el campeonato para los albos y probablemente olvidarían los malos tragos de las últimas dos finales.

Festejo de Brayan Gil, de FAS, en el Cuscatlán.
Foto EDH/David Martínez

Por el lado de FAS, es un equipo joven y con muchas limitantes, que yo soy del pensar no fue armado para llegar hasta esta etapa y que ha llegado hasta la final por creer en la nueva idea de Memo Rivera, volverse un grupo unido, ir a cada pelota dejándolo todo y por tener a Bryan Gil en estado de gracia.

Pero en el lado tigrillo, los diez años sin títulos (que se cumplen hoy), es una mochila que pesa y que pesa muchísimo. Son 20 torneos cortos de quedarse en el camino, de tener grandes planteles que se quedaron sin nada, de caravanas rojas salir con mal sabor de cada final.

Estos muchachos saben lo que cargan en su espalda, aunque probablemente su juventud los haga jugar irreverentemente y no valorar que podrían quedar inmortalizados en la historia del equipo santaneco, como el grupo de jóvenes con poco cartel que terminó con la mufa de diez años de no ganar nada.

A mi ver, Alianza es favorito por el muy buen plantel que tiene, por las muchas variantes que puede generar en el once titular y los jugadores que tienen en el banco para poder revolucionar un partido que estuviera complicado, si el juego así lo requiriera.

Por FAS, veo a un equipo con un solo libreto, que al no tener tantos recursos, juega con mucho corazón e intenta jugar con transiciones rápidas y sabiendo aprovechar las virtudes que posee.

Veremos cual es el desenlace, la realidad es que la portada del diario del lunes será recordada por mucho tiempo…

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad