×

Síguenos en

La batalla perdida de Carrasco Vivanco

El trabajo de las divisiones inferiores sigue sin ser visto como una prioridad para los equipos en el país

Por Gustavo Flores | Twitter: @Gusflores21

Mar 14, 2018- 10:27

Hernán Carrasco Vivanco sigue su pelea y no afloja. A los 90 años el mítico entrenador brega y sueña por un fútbol mejor en El Salvador. Y batalla por ello. No tiene dudas a la hora de marcar el mayor déficit: la falta de fuerzas básicas en los equipos. Lo repite desde hace 50 años y nadie se da por aludido.

Dice, con conocimiento de causa, que Europa hace 45 años se decidió a seguir los pasos de Sudamérica en ese sentido, la región pionera en divisiones inferiores. Y que ciertos países de esta la zona, como México y Costa Rica, siguieron el legado de apuntar hacia los más pequeños.

Y no se explica por qué El Salvador no lo hace, teniendo en cuenta la calidad y habilidad que tienen los jóvenes en estas tierras.

Cuando llegó al país, en 1968, para dirigir a la Selección de El Salvador, presentó un plan para que los equipos tuvieran su adecuación a las fuerzas básicas tomando el ejemplo de su tierra natal, Chile. Los encargados de llevar las riendas del fútbol en el país no lo hicieron caso en aquel momento. Ni después. Ni ahora.

También

Hernán Carrasco Vivanco: “Es falta de respeto comparar a la Orquesta Alba con el Alianza de hoy”

Entrevista - Leyenda viva del fútbol salvadoreño habla de los eternos problemas de este deporte en el país y sigue su batalla por las divisiones inferiores. A los 90 años, tiene mucho para decir

Los dirigentes, o la mayoría de ellos, lo sigue tomando como un gasto invertir en los menores. Quizás el primer paso lo haya dado Santa Tecla, también pionero en varias cuestiones que tienen que ver con el fútbol.

La mayoría de los dirigentes ven al fútbol como un negocio y no como una pasión por su equipo. Pero ahí está lo más triste: ni siquiera se dan cuenta que es un negocio.

No se dan cuenta de la fortuna que es vender a un jugador a un buen mercado. Quizás cuando se venda el primer jugador al exterior, los otros se animen a imitarlos y apuntar abajo. Quizás no. Y sigan pensando en el partido del domingo y que si no ganan “echo al técnico”.

Falencias de un fútbol que sigue en el naufragio colectivo mientras dos de los vecinos de la región (Panamá, Costa Rica) se alistan para ir a la fiesta máxima del fútbol .

PD: A Don Hernán: Siga peleando, maestro. Algún día lo entenderán.

Tags El Diario De Hoy El Salvador Opinión Primera División

Abrir Comentarios

Abrir Comentarios