Fútbol

VIDEO: Alianza ganó por la mínima al Chalatenango

Logró una victoria con un penal que convirtió Peña a falta de cuatro minutos para el final. Sonsonate propinó la segunda derrota del torneo al Tecla y el Limeño sigue imparable

Foto: EDH | David Martínez

Por César Najarro - @cjnajarro | Ago 11, 2019- 17:34

SAN SALVADOR. Tras 2 presentaciones en falso, Chalatenango se llegó a parar bonito al Cuscatlán. No por espectáculo, sino desde lo táctico. Le cerró los espacios a un Alianza que le faltó conexión para que la velocidad que quiso imprimir se tradujera en ocasiones claras.

Esas faltaron para ambos equipos, pero no porque no lo intentaran. Es que el cuadro norteño de a poco va agarrando la idea del profe Ramón Sánchez, ese que busca que los equipos toquen abajo, abran espacios a base de conjunción. Le falta a este equipo morado aún, pero demostró que, al menos, está para complicar a los llamados grandes, como Alianza.

José Barrera llamó la atención por la visita con su velocidad. Le faltó poder conectar con más compañeros al frente. Ahí, Valdez fue uno más. Henríquez, por la banda izquierda, sigue intermitente con su fútbol, como en los últimos equipos en los que ha estado. Habilidoso para dejar una o dos marcas, rema contra corriente como el llanero solitario y termina chocando. Ayer no fue la excepción, en el relevo se impuso Alianza. Por izquierda, poco se sumó César Flores, y por el centro, Miguel Lemus también era esporádico con su participación.

Aún así, generó algunas Chalate, no muy claras, pero a la misma altura de un Alianza al que le faltaba muy poco para traducir verticalidad en calidad ofensiva.

Foto: EDH | David Martínez

Es que si algo se está viendo de la mano de Wilson Gutiérrez es la apuesta por una transición más rápida. A veces descansa mucho el balón atrás, entre pases a los defensas que de nada sirven para abrir espacios al frente, pero sí para ordenarse y pensar la salida.

En cambio, Olivera – sobre todo -, pero también a ratos Clavel, Rodríguez y compañía, pusieron trazos profundos para la velocidad de Soto o de Rivas por los costados. No lograron, sin embargo, el acompañamiento por el centro para que luego estos pudieran descargar. Falta eso aún en el equipo blanco y, sí bien es cierto poco espectáculo hubo, si logran traducir esa verticalidad en agarrar mal parado al rival, las cosas pueden ser muy diferentes.

Chalate también aportó lo suyo para “arruinar” ese espectáculo porque, desde lo táctico, basculó bien, metió pierna, cerró espacios, bloqueó circuitos, llegó al relevo y cortó cuando fue necesario.

Los primeros 45 se fueron en un juego de ajedrez poco atractivo para el ojo tradicional de un fútbol que pide a gritos algo diferente.

En 10 minutos, apenas un disparo por bando, y ambos perdidos a las gradas, uno en las piernas del albo Olivera, otro en las del defensor chalateco Orellana.

Al 14′, Olivera, desde bien atrás en la cancha que defendía Alanza, conectó un pase de 45 metros para Rivas, quien sacó un buen centro al corazón del área. Pero lo dicho, no llegó a tiempo a la cita Pito Ramos a cerrar.

Video tomado de TCS

Del otro lado, Herrera se mostraba veloz, interesante, pero sin acompañamiento. Encontró su primera ocasión el conjunto visitante en un tiro libre de muy lejos de “Chalate” Lemus, potente, complicado, que soltó el meta García, pero nadie llegó al contrarremate.

La más clara de la primera parte la tejió con buen fútbol Alianza al 25′, tras una tocazón en la que Soto abrió para Rivas, y este definió en barrida, pero le entró mal al balón y lo tiró afuera. De a poco, mejoraba el trato de bola de los paquidermos, aunque seguía sin disparar al arco del chalateco Guardado.

Este dejó de ser un espectador al 32′, cuando un balón rebotado le quedó a Jiménez. El defensa, que gusta de ir al ataque, le entró de primera y de derecha al borde del área, pero le salió al centro, a donde el meta recogió sin problemas.

Respondió Chalate con un buen centro de Lemus que no pudo conectar Valdez con la testa en la otra área. Y cerró Alianza con un gran robo de Clavel en 3/4 de su cancha para luego ceder un balón profundo, largo para Ezequiel, quien con marca encima, remató dentro del área pero arriba.

Se fue el primer tiempo con un sinsabor en la afición presente porque apenas hubo sustos en las áreas y, para el complemento, nadie movió piezas.

El segundo asalto

Para el complemento, el libreto fue el mismo, pero el fútbol vino a menos. Si la primera parte fue aceptable porque en realidad se imponía el orden y la marca, en la segunda, ambos equipos no generaban llegadas por inoperancia, porque aparecieron las impresiciones y el cansancio se hizo notorio en algunos elementos, como en Larín y Olivera, por parte de los locales, o Hererra, en Chalate.

Le costaba mucho a ambos equipos pasar de media cancha y, para colomo, ambos se pasaron de rosca y las constantes faltas frenaron aún más el ritmo del juego.

Alianza ensayó primero los cambios con los ingresos de Monterroza y Peña, pero poco cambio.

Así se fue otra media hora de juego. Fue hasta que ingresó Portillo, por banda izquierda, que generó algo el local. En una escapada sobre el 75′, buscó en punto penal el pase de la muerte, pero salvó de manera increíble y con una barrida Lemus el que parecía un gol cantado.

También tuvo el suyo Chalate, al 80′, luego de un gran cambio de juego de Herrera para Henríquez, quien centró al corazón del área y encontró a Flores, pero el testarazo de este salió justo a las manos del meta García.

Parecía cantado el empate, pero a falta de 4 minutos encontró un penal Alianza. Pidió falta Chalate, se armó la contra paquiderma, ganó en el área Peña a Palacios y centró para Monterroza, quien abanicó. Pero la vola le quedó a Rivas, quien remató al arco. Buscó ser héroe Orellana y metió las manos, con lo que el réferi pitó el claro penal que convirtió Peña para decretar el triunfo, sufrido, luchado, con un fútbol venido a menos en el complemento, pero que igual vale 3 puntos. Para Chalate, tercera caída al hilo en el torneo, igual que 11 Deportivo.

Sonsonate pegó en el momento justo

Pudieron llevar un partido más tranquilos, pero fallaron un penalti y les tocó remar contra corriente. Maldonado les dio los tres puntos

Santa Tecla no se desesperó nunca en el estadio Ana Mercedes Campos y cuando estaban por sacar un punto valioso, William Maldonado, ex tecleño, comandó un contragolpe que él mismo firmó, para darles un triunfo de 2-1. Primer triunfo sonsonateco en el torneo para llegar a cinco puntos.

El partido empezó con problemas para Sonsonate, ya que el defensa Carlos Arévalo se lesionó y obligó a Rubén Da Silva a reordenar la zona defensiva. Kevin Ayala lo sustituyó para enfrentar a su exequipo.

Sin embargo, David Boquín, de los occidentales, tuvo la primera oportunidad de gol del juego, al lanzarse de cabeza en un centro que llegó desde la derecha.

Del otro lado empezó, también, a trabajar el meta Gustavo Vega con una ráfaga de tres disparos primero Kevin Reyes con remate cruzado que se fue apenas desviado y, luego, Ricardinho y Armando Polo lo pusieron a prueba, pero reaccionó bien a tapar ambos tiros.

Tecla empezó a subir por el corredor derecho, donde Bryan Tamacas colabora mucho subiendo y enviando centros, pero esa fórmula no daba resultados y cambiaron de banda con Kevin Reyes, que tuvo más proyección y envió balones al área, pero ninguno era recibido por los delanteros para abrir el marcador, ya que Arnulfo Beitar y Edson Meléndez redoblaron esfuerzos para sacar todo de su zona.

Las llegadas cocoteros fueron esporádicas, Daley Mena quiso tomar ese trabajo de comandar las llegadas junto a Jonathan Ramírez, pero cuando quisieron conectar con Boquín, el argentino ya tenía hasta dos marcas encima.

El que se convirtió en héroe para Sonsonate en todo el primer tiempo fue Gustavo Vega, desde donde le tiraban los tecleños se las arregalaba para volar y mandarla por los costados o al tiro de esquina. Los rematadores tecleños se frustraban al ver que les detenían todo, pero nunca bajaron los brazos.

Los cocoteros se complicaron más al minuto 29′ cuando Aldair Rivera también se quejó de una lesión, intentó seguir pero tres minutos después fue sustituido por Henry Alvarenga, quien con pocos minutos en la cancha tuvo la más clara para su equipo, pero de frente a Joel Almeida sacó un tiro flojo.

Casi se cerraba el medio tiempo sin goles, pero una gran jugada individual del colombiano Mena rompió el cerrojo colinero. Avanzó con pelota dominada, se quitó la barrida de Roberto Domínguez y cuando encaró al portero mexicano le cruzó la pelota con toque de derecha. El 1-0 llegó sólo a segundos de que se pitara el descanso del medio tiempo.

El segundo tiempo empezó de la peor manera para Santa Tecla, ya que en una jugada calcada del gol con los mismos protagonistas: Daley Mena dejó en el camino a Domínguez y cuando el zaguero se barrió para tratar de sacarle el balón derribó al cafetero.

Penalti a favor de los locales. Pero un mal presagio desde que se decidía quien lo pateaba. Jorge Morán tomó la responsabilidad, pero de último momento Boquín se aventuró. Toque a media altura y Almeida tapó a media altura, recordando las buenas tandas de penaltis que ha tenido el portero tecleño.

La visita agarró valor y confianza de mantener el mismo marcador y se volvió a lanzar al ataque en busca del tanto del empate. El técnico Rodolfo Góchez arriesgó, así como lo hizo contra Real Estelí y cambió a una línea de tres zagueros con la llegada de Andrés Hernández y la salida de Domínguez.

Metidos en el área rival, al minuto 70 llegó el gol perico con en un disparo cruzado que de Herberth Sosa, rechazado por Vega, pero nadie marcaba a Kevin Reyes que movió las redes con un toque de pierna derecha.

Todo apuntaba a una repartición de puntos, pero Santa Tecla no contaba con la última contra de los locales, que llevó William Maldonado. La defensa estaba muy adelantada y el exjugador tecleño selló el triunfo con un mano a mano que terminó firmando con un zurdazo al palo de Almeida, para el 2-1 final.

Limeño no sabe fallar

Los santarroseños sufrieron un poco para vencer a Jocoro, que es el tercer triunfo consecutivo en el torneo, para seguir líderando la tabla junto al Águila.

Clayvin Zúniga está conduciendo a Limeño para ser uno de los protagonistas del torneo. Ayer, fue quien tuvo la llave para derrotar a Jocoro, 2-1, y sumar el tercer triunfo, en el tercer partido del torneo para seguir líder, con nueve puntos, junto al Águila. Mientras el catracho se mantiene líder del goleo, ahora con cuatro tantos.

Hubo alta temperatura en Santa Rosa de Lima, pero lo más caliente se vivió en la cancha, con el duelo entre vecinos que jugaron con mucha intensidad por mantener su buen momento en el torneo. Un encuentro bastante conservador, con dos planteamientos que poblaron la mediacancha de pierna fuerte para destruir la creación del rival. Fue la zona donde más rodó la pelota y también donde más estuvo quieta, ante las constantes faltas que se cometieron en ese sector y por lo que, a través de los tiros libres, se realizaron las primeras llegadas a la portería rival.

Como dueños de casa, los santarroseños se acomodaron mejor al terreno de juego y tomaron la iniciativa con el control de la pelota y empezaron a desbordar con los balones en profundidad.

Pero fueron los jocoreños quienes generaron la primera clara a gol, con un centro por izquierda de Dixón Rivas, que ni Romel Mejía ni Edgar Cruz pudo llegar para definir.

Llamado de atención para los cucheros para tomar precaución en la zona baja, sin descuidarse en el ataque, que pasados veinte minutos realizó el primer disparo a la portería de Felipe Amaya, tras un tiro de esquina, que se fue desviado.

El hondureño Clayvin Zúniga, quien mantuvo una marca pegadiza por parte de los fogoneros, tuvo que retroceder hasta la mediacancha para recoger pelotas y guiar el ataque, dejando marcas y abriendo espacios entre los defensores rivales.

En la segunda, el catracho volvió a dejar tres marcas y abrió por la banda derecha, donde desbordó Harold Alas, quien de primera metió un centro pasado, para el cierre del Edwin Sánchez, quien definió de cabeza (26’).

Con la anotación, los locales manejaron el partido con mayor tranquilidad, cerraron mejor el primer tiempo. Llegaron con mucho peligro, pero no pudieron convertirlos en un segundo gol. Mientras Jocoro aguantaba, sin responder en ataque.

Pero en el segundo tiempo, Limeño no mostró la misma actitud. Los santarroseños regresaron del descanso dormidos y Jocoro los madrugó, para lograr empatar.

Una jugada muy parecida a la anotación de los santarroseños, los fogoneros aprovecharon que los locales quedaron mal parados y realizaron un rápido contraataque, con Romel Mejía dominando la pelota y pasando a Nelson Alvarenga, que corrió la banda derecha y meter un centro para la anotación de Edgar Cruz, quien llegó solo, para definir de cabeza (49’).

Con el empate en el marcador, el partido se volvió a emparejar y a cerrarse más. Los visitantes parecían conformarse con el punto y se preocuparon en defender y contraatacar, cuando los cucheros les costó volver en defensa.

En una de ellas, el paraguayo Diego Oreco, quien debutaba con los fogoneros, buscó a Edgar Cruz, quien, al entrar al área, trató de sorprender al árbitro Vicente Ruiz, dejándose caer. El juez sancionó falta a favor de Limeño y amonestó al jocoreño, que protestó y se ganó la segunda amarilla, por lo que fue expulsado (68’).

Para Limeño se presentó una gran oportunidad, al estar con el jugador de más, que rápido hizo efectivo con el segundo gol. Desconcertado Jocoro, se perdió en la marca y permitió que Clayvin Zúniga definiera desde el borde del área, entre cuatro jugadores (75’).

Para Jocoro fue difícil reaccionar después de este gol y Limeño se terminó consagrando para mantener el paso perfecto: tres victorias, en tres partidos.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad