Fútbol

Que FIFA tome nota: 10 puntos clave que Infantino debe saber sobre la Fesfut en su visita a El Salvador

El presidente de FIFA visitará El Salvador entre este martes y miércoles. En Cancha exponemos 10 puntos clave que el dirigente debe saber de la federación nacional

Gianni Infantino, presidente de FIFA, estará en El Salvador los días 19 y 20 de noviembre, en una gira que incluirá a Honduras y Costa Rica. / Foto EDH EFE

Por Carlos López Vides - Twitter: @Celvides | Nov 18, 2019- 16:18

Gianni Infantino (Brig-Glis, Suiza, 23 de marzo de 1970), el presidente ítalo-suizo de la FIFA, estará en El Salvador los días 19 y 20 de noviembre. Su agenda incluye tres escenas clave: presenciar en el estadio Cuscatlán el juego entre la Selecta y República Dominicana, este martes; participar el miércoles en la inauguración del Hotel Villa La Selecta, construido para albergar a selecciones nacionales dentro del complejo de la Fesfut, y edificado con un 90% de fondos FIFA del programa Forward (costo total de 2 millones 325 mil dólares); y el mismo día también estará en el congreso de la Unión Centroamericana de Fútbol (UNCAF), a desarrollarse en nuestra capital.

Infantino es presidente de FIFA desde 2016, y en gran medida ganó esa elección porque anunció que trabajaría para ampliar el número de selecciones en los Mundiales a 48, lo cual se habilitará para la edición de 2026. Incluso intentó hacerlo así para Catar 2022, pero no prosperó. También se comprometió a que FIFA entregará $6 millones entre 2019 y 2022 a cada una de las 262 federaciones miembro en todo el planeta, incluida por supuesto la de El Salvador, a través del programa Forward, dinero que le sirve a las federaciones para su operación base y para proyectos de desarrollo.

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, se dirige a los medios de comunicación durante una conferencia de prensa después de las reuniones del Consejo de la FIFA en Miami, Florida. (Photo by RHONA WISE / AFP)

“El principal canal de inversión en el fútbol del que dispone la FIFA es Forward 2.0. Este programa de desarrollo ha ido evolucionando, no solo incrementando los fondos por cuatrienio hasta los seis millones de dólares, sino también por un régimen de cumplimiento de los requisitos aún más estricto, con el que los receptores de los fondos mencionados deberán demostrar la gestión responsable de los mismos mediante una serie de controles de buenas prácticas y de informes”, expresó Infantino en el reporte financiero que presentó FIFA en 2018, después de la Copa del Mundo de Rusia.

Es decir que se vuelve clave, para FIFA, que haya buenas prácticas y excelente administración financiera-deportiva en cada una de sus federaciones miembro. Entonces, para que el abogado Infantino se lleve una muestra de cómo ha trabajado la federación de El Salvador, elaboramos esta lista con 10 puntos clave que, ojalá, se lleve a Suiza para analizar con calma.

Asamblea General del Fútbol en la que se eligió a Hugo Carrillo como nuevo presidente de la Fesfut en 2018. / Foto EDH Archivo

1. Elecciones ilegales y Gobernación podría investigar
Los tres últimos comités ejecutivos de la Fesfut fueron elegidos por miembros que no tenían personería jurídica; por tanto, estas autoridades fueron elegidas de forma ilegal. Segunda División, Tercera y las 14 Adfas departamentales no estaban inscritas correctamente en el Ministerio de Gobernación al momento de votar, lo cual va en contra de los mismos Estatutos de la Federación. Así se eligió a los comités que presidieron Carlos Méndez Flores Cabezas (2010-2014), Jorge Rajo (2014-2018) y al vigente que comanda Hugo Carrillo (2018-2022). Todo esto fue publicado por El Diario de Hoy en agosto de 2018.

La Fesfut que preside Hugo Carrillo dio a conocer, meses después, que sus miembros ya contaban con las credenciales de Gobernación; pero, según el diputado Raúl Belthrán Bonilla, esto también fue ilegal. Todo el caso ya está bajo observación de las nuevas autoridades tanto del Instituto Nacional de los Deportes (INDES) y del mismo Ministerio de Gobernación, bajo el nuevo Ejecutivo que ingresó en junio del presente año.

2. Dos miembros del comité señalaron irregularidades
Juan Pablo Herrera y Walter Reyes, miembros del Comité Ejecutivo de la Fesfut, explicaron públicamente el 15 de octubre pasado que hay falta de transparencia e irregularidades en la federación. Dijeron que enviarían una carta a FIFA detallando varios puntos: falta de actas de las reuniones, sin información de manejo de fondos económicos, no han tenido acceso a los balances financieros ni tampoco a los contratos con terceros, como televisoras o patrocinadores; tampoco se les consideró en la toma de decisiones importantes, como la contratación de entrenadores. Y un punto grave: dijeron no tener claridad de cómo se está gestionando los fondos del programa Forward que vienen de FIFA.

En una frase, dentro del comité de siete miembros no se ha actuado de forma colegiada. La Fesfut, a través de su secretario Luis Pérez Guerrero, reaccionó ante estos señalamientos y dijo, en resumen, que ambos directivos no se habían involucrado de lleno en la gestión federativa, y que se les convocaba a reuniones o se les enviaba correos con la información.

El Estadio Cuscatlán contó con poca afición ante Montserrat. Foto EDH / Jorge Reyes

3. Imagen dañada, marcas alejadas, afición descontenta
El mal trabajo de gestión que ha hecho la Fesfut en los últimos años ha provocado que la empresa privada no la vea como una aliada confiable, por lo que los patrocinios y aportes para el balompié del país se han visto estancados, y algunos que estaban decidieron retirarse. Hay pocas marcas dispuestas a poner en riesgo la salud de su imagen, debido a que no confían en la administración federativa que hay en el fútbol nacional. Ya no hay telefonías, bancos, empresas de aviación u otras que estén aportando a las selecciones nacionales, como sí ocurría en los 80s, 90s e inicios del presente siglo. Todo este panorama tiene descontenta a la afición salvadoreña: hay un claro divorcio entre el sentir del hincha cuscatleco y el actuar de la Fesfut.

4. Raquítico apoyo al fútbol femenino
Una de las principales apuestas de FIFA es el desarrollo del fútbol femenino. En el caso de El Salvador, la Fesfut ha hecho escasos esfuerzos en este apartado. Para muestra, un botón: despidió a Debbie Gómez de su cargo como técnica principal de la Selección Mayor Femenina, después de que la entrenadora hizo público que les daban pocos viáticos a las jugadoras, y que había problemas de alimentación, logística, transporte, etc. Las mismas jugadoras que participan en la Liga Mayor Femenina también han expresado su descontento por las decisiones federativas y por la falta de apoyo, por las canchas en mal estado en las que les toca jugar, etc. Si bien es cierto son los equipos los llamados a tener a las futbolistas en mejores condiciones, la Fesfut, como ente rector, no está haciendo su parte.

Debbie Gómez, ahora exentrenadora de la Selección Mayor Femenina. Fue crítica con la Fesfut y la despidieron del cargo. Foto EDH/Huber Rosales

5. No hay dirección de selecciones nacionales
En los países que intentan trabajar con orden y planificación, hay una persona a cargo de dirigir el trabajo de las selecciones nacionales. Se trata de una figura que ordena la labor de cada categoría, desde infantiles hasta el equipo mayor, en función de una lógica deportiva-administrativa que haga progresar al deporte del país. En El Salvador, esta persona no existe. En la gestión anterior (2010-2014), trajeron al colombiano Eduardo Lara para esta función, pero le terminaron dando la Selección Mayor y luego lo quitaron del cargo por supuesta falta de fondos, aún y cuando ya tenían en el horizonte la promesa de los aportes que les entrega FIFA.

Eduardo Lara, técnico colombiano, durante una charla con El Diario de Hoy. / Foto EDH Archivo

6. Cerrojo a participación de toda la familia del fútbol
A pesar de que en los Estatutos de la Fesfut -que avala FIFA- se evidencia que debe haber miembros de las asociaciones de árbitros, jugadores y entrenadores como parte de la estructura de la federación, esto no ha pasado. Hemos visto lo contrario. Hay esfuerzos de organización por parte de estos importantes sectores del fútbol, incluso con la idea de participar en las asambleas y llegar a colocar a una persona en el Comité Ejecutivo; pero desde la Fesfut les han puesto trabas o las promesas de ayuda y acompañamiento han quedado en eso, en promesas. Además, tampoco están incluidos en los congresos de nuestro fútbol las ramas del balompié femenino, el fútbol sala ni el fútbol playa. Hay algunas organizaciones que incluso ya están inscritas en el Ministerio de Gobernación, pero no cuentan con el aval de la Fesfut todavía.

7. No hay plan de trabajo
Cuando en 2018 Hugo Carrillo llegó a la presidencia de la Fesfut, lo hizo sin hacer público plan de trabajo alguno. Jamás detalló cuál sería la visión a futuro en sus próximos cuatro años de gestión, ni informó sobre los puntos clave en su apuesta federativa para elevar el nivel del balompié en El Salvador. Todo lo anterior preocupa a la afición a la luz de la relevancia que tuvo Carrillo en el comité anterior, presidido por el señor Jorge Rajo (2014-2018), en el cual se vio un carrusel de fracasos deportivos en las distintas selecciones nacionales.

8. Irrespeto al Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP)
El 12 de diciembre de 2018, el IAIP sancionó al Comité Ejecutivo de la Fesfut, debido a que se negó sistemáticamente a entregar información solicitada por el medio La Prensa Gráfica, en cuanto a actas oficiales y contratos realizados por la institución deportiva. La Fesfut alegó que es un ente privado, pero el IAIP consideró que debía entregar la información al haber recibido fondos del Estado. La multa fue de $63,000.

9. No comparte información básica
El Diario de Hoy solicitó formalmente y desde marzo pasado información básica al actual Comité Ejecutivo. Se hizo a través de gestiones y pláticas directas con el presidente Hugo Carrillo y el secretario Luis Pérez Guerrero. Se pidió datos de orden normal en una institución deportiva, como: número de futbolistas federados (hombres y mujeres), entrenadores, personal administrativo y clubes afiliados, inmuebles a su cargo, entre otros. La Fesfut no colaboró con este medio.

El presidente de la FIFA Gianni Infantino (izda) y el presidente ruso Vladimir Putin, participan en el sorteo del Mundial de Rusia 2018. FIFA trabaja de la mano con varios gobiernos en el mundo. Foto EFE/Yuri Kochetkov

10. Fesfut renunció a fondos del gobierno
A FIFA no le gusta cuando un Gobierno interviene en las decisiones internas de cada federación, pero sí colabora con las administraciones del Ejecutivo en distintas naciones. Hay decenas de casos en los que FIFA ha trabajado de la mano con los gobiernos locales, sobre todo en cuanto a la organización de torneos internacionales. En el caso de El Salvador, la Fesfut decidió en septiembre 2018 renunciar a los fondos que les venía entregando el Gobierno, por el orden de casi 500 mil dólares al año, con el objetivo de ya no tener que rendir información a la Corte de Cuentas o cualquier otra institución fiscalizadora del Estado. Así, la Fesfut renunció a recibir aportes del Gobierno. ¿Qué pensará FIFA de esta práctica?

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad