Fútbol

ESPECIAL: A medio siglo de la mejor atajada de la historia de los Mundiales

Se cumplieron 50 años del partido más llamativo y emocionante de la Copa del Mundo México 1970. Una parada inolvidable del mítico guardameta inglés al mejor futbolista de la historia.

Pelé no pudo superar a Banks. / Foto Por Internet.

Por Roberto Leiva / Twitter: @RobbieRuud | Jun 07, 2020- 05:28

El tiempo pasa muy rápido. Hace 50 años, en un día como hoy, Brasil e Inglaterra se enfrentaron en un auténtico choque de colosos. Los campeones vigentes de ese entonces entregarían el cetro a los nuevos monarcas. Un traspaso de poderes en donde hubo postales para recordar mucho más significativas que la celebración de Jairzinho, autor del único tanto del partido.

En ese partido se vio lo que muchos consideran como la mejor atajada de la historia del fútbol. Una auténtica locura. Basta con ver el video de nuevo para caer en cuenta de lo colosal que fue. El autor, Gordon Banks, quien falleció el 12 de febrero de 2019, dejó su nombre grabado en las memorias históricas del fútbol al más alto nivel. El Estadio Jalisco fue testigo de una atajada descomunal, un duelo increíble entre el portero campeón del mundo y el mejor futbolista de la historia.

El recordado momento fue así en el Mundial de México 1970. Carlos Alberto envió un centro desde la derecha, el balón surcó los aires y rebasó a casi todos los futbolistas, quienes se encontraban en el área de los grandes acontecimientos, menos a uno sólo: Pelé. Entonces, “O’Rei” saltó como de costumbre -muchísimo por supuesto- y conectó un frentazo con una potencia increíble. El balón salió a gran velocidad justo al rincón bajo derecho de la portería inglesa, pero Pelé no contaba con la astucia de Banks.

Mira también:

Tigana Meléndez, ex capitán de Alianza y la Selección, golpeado por las lluvias

El ahora director deportivo de los albos ha sufrido los estragos de la tormenta, con su casa en San Martín, donde viven sus padres

El portero inglés bajó rápido, se estiró, bloqueó el esférico, y todavía logró enviar milagrosamente este por encima de su portería. Todo en una maniobra que dejó sin aliento al estadio entero, la afición gritó el gol, pero no fue. Pelé estaba celebrando justo cuando bajaba de los aires para poner los pies sobre la tierra, y en sentido figurado, también le tocó aceptar que Banks le había quitado de su frente un auténtico misil.

Al final del juego Inglaterra perdió 1-0 y cedió el trono, pero la atajada quedó inmortalizada, y es que, dimensionando todo el contexto, quitarle un gol así a Pelé era como para que un futbolista fuese condecorado por tal hazaña.

Banks, tras varias entrevistas a lo largo de su vida, fue elogiado y cuestionado por dicha jugada. La repercusión histórica que tuvo su acción le llevó a ser considerado también como uno de los mejores porteros de la historia. Banks fue elegido en seis ocasiones como el mejor en su posición por parte de la FIFA. En una de sus últimas entrevistas admitió: “Creo que seré recordado más por esa salvada contra Brasil que por ser campeón del mundo”. Dicho y hecho, es y será así.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad