Ramón Sánchez calma las aguas en Sonsonate con un empate ante Santa Tecla

Con su nuevo técnico, Sonsonate mejora y le planta cara a Santa Tecla, pero le siguen faltando goles y resultados

Por Mario Reyes | Twitter: @MarioDR

Mar 10, 2018- 21:40

SONSONATE. La llegada del técnico Juan Ramón Sánchez le cambió la cara al Sonsonate, al menos por 45 minutos. El equipo cocotero sacó a relucir sus ganas de jugar con posesiones largas, peleándole de tú a tú anoche a Santa Tecla, pero la falta de un artillero en forma no le permite concretar ante el marco rival y, por tanto, lograr los resultados que tanto necesita.

Pese a empatar sin goles con el sublíder de la competencia, aún es demasiado pronto para augurar una mejoría absoluta de los occidentales. Les sigue faltando la verticalidad y la picardía de algún atacante que juegue distinto al resto. Mérito tienen por disputarle así la posesión a un equipo experto en el manejo del esférico.

Hay que aclarar también que los periquitos mermaron mucho su juego al no encontrar los espacios y toparse con un equipo local bien compactado en su mediacancha, que con esquema de 3-4-3 trató de poblarle la cancha, pero cerrando demasiado el partido.

El primer aviso de los pericos llegó al minuto 8 con un centro de Wilma Torres que para se Gerson Mayén al borde del área chica. El californiano brincó para pescar el servicio pero no pudo orientar el frentazo y desvió la pelota por línea de fondo.

Se salvaba Sonso, pero también Tecla. Con la poca pelota que podía retener en sus pies, el cuadro cocotero se ganó una chance a balón parado a los 21′, por la izquierda, que se resolvió con cobro Christian Sánchez y cabezazo desviado de Luis Copete. Ya que se le daba mejor de cabeza, el local volvió a probar dos minutos más tarde, ahora con testarazo flojo de Íbsen Castro.

Pasada la media hora del partido, Harold Alas trató de adelantar a los brumosos en una descolgada por el centro, tras recibir pase en profundidad, pero el juez de línea le marcó la posición prohibida. Fue una de las pocas jugadas vistosas que tuvo la primera mitad, llena de pases mal entregados, mucha fricción en el medio campo y dos equipos con problemas para superar la presión alta del rival.

Para cerrar con polémica un espeso primer tiempo, Sonsonate se fue a las duchas reclamando un penalti por una falta sobre Íbsen Castro, quien trataba de controlar una pelota suelta dentro del área tecleña.

Poco tuvieron que ofrecer los equipos en el segundo tiempo. La imagen del partido que quedó antes del descansó perduró hasta los 70 minutos y ningún volante sobre el campo podía entregarle el balón a un compañero en ataque con efectividad.

Así, un tiro libre desviado de Fagúndez, al 69′, y un remate de Gilberto Baires al 78′, bloqueado por los guantes de Henry Hernández, fueron las únicas ocasiones en que los aficionados suspiraron durante el complemento. Cero a cero, cero goles y cero emoción.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Las escuelas deben comenzar a enseñar las materias del futuro
Noticias Conoce la historia de algunos de los colegios más antiguos de El Salvador
Noticias Chef crea marca de café para ayudar a jóvenes y familias