Secciones
×

Síguenos en

Queso, el favorito de todos

¿Quién no ha sucumbido ante la tentación de un rico platillo con queso? Sopas, sándwiches o pastas son perfectas para incluir ese delicioso ingrediente. Toma nota de las siguientes recetas y prepáralas para un delicioso almuerzo o cena.

Por Mireya Amaya

May 25, 2017- 21:53

Crema de brócoli y queso


Para 8 porciones
Ingredientes:

Una cucharada de mantequilla.
1/2 cebolla picada.
1/4 taza de mantequilla
derretida.
1/4 taza de harina.
2 tazas de leche.
2 tazas de caldo de pollo.
1 1/2 tazas de flores de
brócoli.
Un tallo de apio, cortado
en rodajas finas.
2 1/2 tazas de queso procesado tipo Cheddar rallado.
Sal y pimienta negra molida al gusto.

Procedimiento
Derrite una cucharada de mantequilla en una sartén a fuego medio-alto y saltea la cebolla hasta que esté translúcida, unos cinco minutos. Reserva.
En una cacerola grande coloca la mantequilla derretida junto con la harina, mezcla bien hasta que esta pierda su textura granular. Añade dos cucharadas de leche y cuece de tres a cuatro minutos pero sin que llegue a quemarse.
Poco a poco vierte el resto de la leche batiendo constantemente. Luego agrega el caldo de pollo y cocina a fuego lento hasta que desaparezca el sabor de la harina y espese la mezcla. Eso te llevará unos 20 minutos.
Enseguida incorpora el brócoli, la cebolla salteada y el apio y cuece hasta que estén tiernos. Después agrega el queso cheddar y mezcla bien hasta que se derrita. Sazona con sal y pimienta al gusto.

 

“Los huevos nube” se adueñan de Instagram

Macarrones con queso


Para seis porciones
Ingredientes:
2 tazas de coditos u otra pasta corta sin cocer.
1/2 taza de mantequilla, en cubos.
1/2 taza de harina todo uso.
1-1 / 2 a 2 tazas de leche semidesdremada.
Una taza de crema agria.
8 onzas de queso procesado en cubos.
1/4 taza de queso parmesano rallado.
1/2 cucharadita de sal.
1/2 cucharadita de mostaza molida.
1/2 cucharadita de pimienta.
8 onzas de queso cheddar rallado.

Procedimiento
Cuece la pasta según las instrucciones del empaque.
Mientras tanto, precalienta el horno a 350 °. En una cacerola grande, derrite la mantequilla, agrega la harina y cuece hasta que esté suave. De forma gradual incorpora la leche y lleva a ebullición. Cocina y revuelve algunos minutos o hasta que espese. Reduce el calor y mezcla la crema agria, el queso procesado, el queso parmesano, la sal, la mostaza y pimienta hasta que se derrita el queso. Puedes agregar más leche hasta alcanzar la consistencia deseada.
Drena la pasta y combínala con el queso cheddar. Colócala en un molde engrasado para horno y baña con la salsa cremosa. Hornea sin cubrir una media hora o hasta que esté dorado y burbujeante.

Sándwiches de pollo y tomate


Para dos sándwiches
Ingredientes:
4 rebanadas de pan tostado de tu preferencia.
Un tomate de tamaño regular, en rodajas finas.
4 rebanadas de queso cheddar blanco.
2 filetes de pollo cocidos a
la plancha, sazonados a
tu gusto.
2 cucharadas de mantequilla.

Procedimiento
Esparce aproximadamente media cucharada de mantequilla en un lado de cada rebanada de pan.
Coloca una rebanada de queso en el lado sin mantequilla de cada rebanada de pan. Añade unas cuantas rodajas de tomate, el filete de pollo y sobre este otra lasca de queso. Tapa el sándwich dejando la tapa con mantequilla hacia afuera.
Calienta una sartén a fuego medio, coloca los panes y cocina por ambos lados hasta que estén dorados, tostados y el queso se haya derretido.
Presiona los sándwiches con una espátula u otra herramienta para ayudar a que el calor llegue más rápido a las capas de queso. Retira y sirve.

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios