×

Síguenos en

3 alimentos que nunca debes lavar antes de cocinar y 3 que siempre debes limpiar

Si lo haces mal o al revés, tu salud estaría en riesgo 

Alimentos

Por Mariel Reimann, Familias.com

Sep 10, 2017- 18:15

Muchas veces por costumbre o porque creemos que estamos haciendo lo correcto, nos equivocamos al manipular los alimentos, dejándole a las bacterias el camino libre para que contaminen y nos enfermen. Sigue leyendo y descubre cómo manejar estos alimentos de la manera más segura para tu salud y la de tu familia.

De acuerdo con la Academia de Nutrición y Diabetes de Estados Unidos, si bien lavar todo lo que vamos a consumir parecería ser la regla general que debemos seguir para deshacernos de bacterias indeseables, hay alimentos que debes mantener lo más alejados del grifo que puedas.

¿Qué es lo que no hay que lavar? 

1. El pollo

La mayoría de las personas piensan que deben lavar el pollo antes de cocinarlo para deshacerse de las bacterias que puedan estar presentes, sin embargo, esta es una práctica totalmente equivocada.

Cuando colocas el pollo debajo del grifo o en agua, esa agua se plaga de las bacterias que habitan este tipo de carne. Estas bacterias, que son totalmente invisibles al ojo humano ahora están fuera de control; en la mesada, en la tabla, en cualquier lugar en el que esa agua haya salpicado y en todas las superficies que hayan entrado en contacto.


Lee más: Lavar el pollo pondría en riesgo tu salud


Una de las bacterias más comunes del pollo es la salmonela y es la responsable de enfermar en especial a los niños. Según WebMD este tipo de contaminación puede presentarse con síntomas que incluyen diarrea, fiebre, y calambres abdominales. Esta enfermedad se produce entre 12 y 72 horas después de que la infección se haya producido (es decir, de que la persona haya sido expuesta a la bacteria), y la enfermedad dura entre 4 y 7 días.

Las bacterias que viven en el pollo pueden ser destruidas cocinándolo a una temperatura de 70 grados Celsius. De acuerdo con estudios publicados, el 47 por ciento de las personas que lavan el pollo resultan afectadas con esta infección.

2. Los huevos

Cuando los huevos son procesados antes de ser puestos a la venta, son cubiertos con una capa protectora (y no dañina para nuestra salud) que aisla a las bacterias y evita que contaminen otros alimentos.

Nunca debes lavar los huevos luego de haberlos comprado y antes de cocinarlos, ya que removerás la capa protectora.


Continúa leyendo: Los huevos ¡fuera del refrigerador!


3. El pescado

Al igual que el pollo, el hecho de que laves el pescado crudo, no eliminará las bacterias, sino que provocarás un habiente propicio para que se desparrame por todos lados.

¿Qué hay que lavar siempre? 

1. Las latas con alimentos antes de abrirlas

Nunca debes abrir una lata con alimentos sin antes lavarla, es especial la tapa para evitar que cualquier bacteria que se encuentre allí presente entre en contacto con lo que estás por comer.

También es importante que enjuagues (en el caso de legumbres, por ejemplo) lo que hay en el interior de la lata para deshacerte de los conservantes que se colocaron.

2. Frutas y vegetales con cáscaras comestibles

Siempre y sin excepción debes lavar todas las frutas y vegetales con cáscaras comestibles. Debes hacerlo justo antes de comerlo y con agua fría. Algunas personas las lavan con jabón también, pero esto tampoco es bueno ya que la superficie porosa de la fruta o vegetal absorberán partes del jabón y tampoco es saludable.

Si quieres reducir aún más las bacterias que puedan haber quedado, usa una toalla de papel para secarlos antes de consumirlos. Es importante que sepas que por más que estos alimentos digan que son orgánicos, no quiere decir que no debes lavarlos; y el rocío de agua con que las verdulerías y fruterías los mantienen frescos por más tiempo, no significa que estén ya lavados.

3. Frutas y verdura con cáscaras no comestibles

Las papas, los plátanos, las naranjas, etc., tienen cáscaras no comestibles (cabe rescatar que la cáscara de la papa si puede comerse), sin embargo, es necesario que las laves por que están cubiertas de tierra y bacterias que pueden transferirse al interior de la fruta o de el vegetal mientras tú las manipulas.

Abrir Comentarios

Abrir Comentarios