Secciones
×

Síguenos en

El mejor candidato

Por Por Teresa Guevara de López *

Ene 26, 2013- 18:00

Aceptémoslo: ya comenzó la más larga y aburrida campaña política en la historia del mundo, aunque los incapaces magistrados del TSE sigan creyendo que los ciudadanos somos idiotas, y nos tragamos la farsa de que no están pidiendo el voto.

Uno de los problemas de este período tan largo, además de los gravísimos efectos en la economía por la incertidumbre y las amenazas, es que las figuras de los candidatos ya empezaron a desgastarse, a descubrir sus enormes carencias y enterrar sus escasas cualidades. Se les está destiñendo el barniz y cada vez meten más la pata, para desilusión de los abrumados electores.

El abuelito que ofrecía el buen vivir (pensando compartir el suyo, recién alcanzado) se salió del guacal en Caracas, dejando ver sus verdaderas intenciones de replicar aquí el nefasto modelo de Venezuela, faro de la democracia. Curiosamente, su vice, el exitoso alcalde Ortiz, en reciente entrevista televisiva, presumió de total entendimiento con la empresa privada, prometiendo libertad y democracia, y excelentes relaciones con USA y el Sur. Parecían de diferentes partidos, con ideologías contrapuestas.

El Dr. Quijano, que hizo tan buena labor como alcalde, hoy dedicado a tiempo completo a conseguir votos, ha caído ingenuamente en la trampa populista del Frente, prometiendo mantener los subsidios, y superar el vaso de leche con desayunos, olvidando que los votantes sabemos sumar y restar, tras dos años con pésimos presupuestos, el pisto no alcanza para terminar el año. ¿Seguirá con más de lo mismo? ¿No tiene más que ofrecer?

Y el as bajo la manga de los partidos perdedores, Tony Saca, presumiendo de su experiencia como gobernante, para dirigir nuevamente el país que él comenzó a destrozar, ¿creerá que ya olvidamos sus maquiavélicas acciones, para esconder una red de corrupción que ya no es un secreto para nadie?

El FMLN ya habló claro en cuanto a sus intenciones. De Saca ya sabemos los turbios manejos que son su estilo de gobierno. ¿Podemos esperar que ARENA ordene su casa, renueve su estructura, y se decida a presentar un plan de gobierno sensato, que convenza a la población de que son la mejor opción para gobernarnos?

Se ha dicho hasta el cansancio que la educación es la única herramienta para sacar al país del subdesarrollo, que en este momento tiene un vergonzoso promedio de 5 años de escolaridad, que destina a educación un 3.3% del PIB, cuando la recomendación de CEPAL sería un 4.5% para mejorar la calidad educativa. Mientras el FMLN está desperdiciando $400 millones en leche, zapatos, uniformes y alimentos, sólo para ganar votos y engañar vilmente a la población más necesitada, con una limosna, que es pan para hoy y hambre para mañana.

La ruta del progreso inicia construyendo escuelas dignas, con servicios adecuados, convenientemente equipadas, con docentes bien remunerados, con énfasis en inglés y tecnología, que logrará aumentar la auto estima de los alumnos, motivar a los profesores, comprometer a los padres de familia a estimular a sus hijos a esforzarse por estudiar, ya que la mejora salarial dependerá de sus niveles educativos.

Éste será el mejor candidato. El que presente un plan de gobierno con soluciones concretas en educación, en que ese 6% del presupuesto asignado a la CSJ, que se despilfarra en bonos, se traslade a mejorar la calidad educativa. Pero necesita tener la valentía de hacer propuestas serias, a largo plazo, para mejorar la economía e incentivar la inversión, para que El Salvador recupere la posición a la que antes aspiraba: convertirse en el líder de la región. ¿Habrá alguno?

* Columnista de El Diario de Hoy.

Tags