Secciones
×

Síguenos en

A sus 57 años de vida, sigue gritando con fuerza: “¡Gol de KL!”

Por Por Ricardo Chacón *

Jun 01, 2013- 18:06

Ayer celebramos el cuarto aniversario de la presidencia de Mauricio Funes, quien este día comienza su quinto y último año de gobierno.

Una de las tentaciones que tuve fue la hacer un balance sobre el tema de la comunicación desde el gobierno, porque las otras áreas ya están suficientemente comentadas por propios y extraños.

Al final, decidí no hacerlo, no porque carezca de los elementos de juicio suficientes para el análisis, sino porque me cuesta entender que un presidente, que viene del periodismo, y del periodismo más crítico, intente “castigar” a un medio cuya línea editorial no le gusta, no sólo en forma económica y financiera (al bloquearle publicidad) sino también en lo informativo, al negarle entrevistas que todo funcionario está obligado a brindar, no necesariamente para el medio mismo, sino para la audiencia que este tiene.

La presidencia y su equipo de comunicación, sobre todo sus asesores extranjeros, así lo han definido, por lo que es preciso consignarlo para la historia y dejar escrito en mi hoja profesional que es el único presidente, desde los tiempos de Álvaro Magaña y José Napoleón Duarte, al que no he entrevistado al menos una vez.

Pero hoy quiero referirme a un aniversario mucho más positivo y determinante en el quehacer de la comunicación en El Salvador, me refiero a los 57 años de la Radio YSKL, “La Poderosa”; se trata de una radiodifusora, que en la jerga técnica se le denomina “radio total”, que posee un historial de gran impacto en la opinión pública, querida por los salvadoreños y sobre todo, muy conocida por amplios segmentos de la población.

La radio, que tiene como materia prima la palabra, la música, los ruidos y el silencio, puesta bajo lineamientos claros y precisos, se convierte en una herramienta interesante; la KL, como también se le conoce, desde un inicio alcanzó estos objetivos lo que le ha permitido no sólo sobrevivir sino además fortalecerse al paso de las décadas.

Comencemos por lo elemental para explicar esto: una radio no solamente la forma una consola, un transmisor y un “pone discos”, mucho menos un “comentarista de cualquier cosa”, que se trata de periodistas, muchos de ellos forjados y formados en el bregar de muchos años, lo que le permite a una radiodifusora, informar y entretener como debe ser, como le interesa a la gente, como le gusta a la gente.

En un tiempo, entre los años cincuenta y sesenta del siglo pasado, cuando así se estilaba no sólo en El Salvador sino también en los grandes centros de la radio internacional como México, Cuba o Argentina, las grandes y medianas producciones radiofónicas se transmitían a millones de radioyentes; KL fue un medio que acogió estas producciones así como las de Patricia Comandari, Eugenio Acosta Rodríguez o Rosita Ayala. También lo hicieron otras radios de la época que no lograron sobrevivir, como el Circuito YSR.

¿Por qué sobrevivió la KL? Bien sabido es que la sociedad y todas las cosas, incluido el ocio cambian y evolucionan y, en esto, la KL logró una nueva época con programas de variedades, siempre producidos en el país como lo fueron el de Guillermo Albertico Hernández con su recordado “Limpiaos tutuy” o Panfilo a Puras Cachas y doña Telésfora, con Crisantemina Siempre Viva Ipecacuana.

En cuanto a la información de interés público, también ha sido lo mismo: desde los inicios la transmisión noticiosa de la KL se caracteriza por ser bien documentada, completa y oportuna; contra viento y marea, durante los terremotos, los huracanes, en la guerra, de un lado y otro, en los momentos de los apagones de energía o en la quema de buses a manos de la guerrilla o los fieros combate en el interior del país, la KL siempre estuvo presente para informar a su audiencia. Y detrás de cada información transmitida con una estructura y en un formato adecuados, con un lenguaje claro, está un equipo de informadores serio, que realiza su trabajo de manera planificada.

Lo mismo podemos decir del deporte. ¡La frase clave que los salvadoreños recuerdan es el ya legendario “¡Gol de KL!”. La misma dinámica del entretenimiento y lo informativo, un equipo fuerte, profesional, con visión y objetivos claros para hacer del deporte, en particular, el fútbol, el “único medio” permanente y completo que narra las gestas deportivas nacionales e internacionales, combinando lo meramente noticioso con el comentario polémico, poniendo no sólo la posición de sus actores y autores sino también con el picante comentario de un profesional del micrófono, como lo son la mayoría de locutores de la KL.

¿Por qué la KL llega a los 57 años? La respuesta es mucho trabajo, labor de equipo y visión de una trayectoria que se ha mantenido, no obstante los problemas y dificultades (en un momento determinado incluso pensaron en vender la radio) ha logrado estar a la par de las necesidades de los radioescuchas haciendo un excelente periodismo radiofónico para informar y entretener.

*Editor Jefe de El Diario de Hoy.

ricardo.chacon@eldiariodehoy.com

Tags