Secciones
×

Síguenos en

Deficiente sistema de salud público impulsa a hospitales privados a invertir más

Los hospitales privados están aprovechando las graves deficiencias del sistema público de salud para invertir más en instalaciones y equipo. La demanda en este sector está creciendo

En el Hospital Rosales los pacientes son atendidos donde sea. La saturación de algunos centros médicos es fatal.
En el Hospital Rosales los pacientes son atendidos donde sea. La saturación de algunos centros médicos es fatal.

Por Texto: Karen Molina Foto: M

Ago 28, 2013- 20:00

Las evidentes deficiencias que tiene el sistema público de salud en El Salvador están impulsando a los hospitales privados a invertir más dinero en la expansión de sus instalaciones y especializar aún más sus servicios, a medida que crece la demanda por una atención de calidad.

A pesar de que la salud es un derecho fundamental que el Estado debe dar a los ciudadanos de forma gratuita, no todos la reciben con el nivel de calidad que se merecen.

Cualquier persona que haya requerido de la atención médica de un hospital o clínica nacional sabe muy bien del calvario que hay que pasar para poder curarse con rapidez.

Largas filas para pasar consulta luego de meses de espera para acceder a un examen o una operación y la incertidumbre de no encontrar medicinas, son solo algunas de las situaciones que a diario deben enfrentar los ciudadanos, que pagan por estos servicios a través de sus impuestos.

Este periódico publica a diario casos en los que enfermos graves permanecen tirados en el piso, esperando recibir atención oportuna. A veces en el Hospital Rosales, por ejemplo, esperar por una camilla puede demorar hasta tres días.

Por eso, muchas personas prefieren pagar más por un mejor servicio a pesar de que tengan que hacer un gasto extra en su presupuesto.

De hecho, la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples de 2012, que realiza cada año la Dirección General de Estadísticas y Censos (Digestyc) indica que la asistencia a centros médicos privados está creciendo.

En 2011 las personas que acudieron a un centro médico privado fue del 12.1 % en 2011, pero al año siguiente, subió a 17.4 % en 2012.

Esa misma encuesta señala que en 2011 el 72.5 % de la población pasó consulta en las instituciones del Ministerio de Salud, pero en 2012, ese porcentaje se redujo al 66.3 %.

En cuanto a la asistencia al Seguro Social, la encuesta indica que en 2011, las personas que fueron a estos centros médicos representó el 11.4 % de las que se enfermaron. En 2012, el número subió a 12.4 %. (Ver gráficos).

La demanda crece poco a poco y los hospitales y clínicas privadas no solo están expandiendo sus locales, sino además sus servicios, reduciendo sus precios, creando paquetes médicos y ofreciendo facilidades de pago que le ayuden a las personas a recibir atención de calidad que buscan.

Solo en San Salvador, al menos dos hospitales consultados por este periódico confirmaron que están haciendo millonarias inversiones para atender a sus clientes.

El Hospital ParaVida, situado en el Centro de San Salvador es uno de los que hará una importante inversión al construir un segundo hospital en la capital.

El Hospital de Diagnóstico también hará una fuerte inversión al construir una megaplaza médica en la colonia Escalón.

“Es evidente que la oferta de centros médicos privados ha ido creciendo desde hace 10 años para acá”, dijo el presidente del Colegio Médico, Milton Brizuela. “Han crecido alternativas de hospitales y los mismos hospitales se han ampliado”, agregó.

Se estima que en el país hay al menos 12 hospitales privados importantes, sin contar el número de clínicas privadas, muchas de las cuales están agrupadas en al menos dos importantes centros médicos del país.

El sector público, a pesar de que cuenta con 30 hospitales a nivel nacional, no logra suplir la demanda de los pacientes.

Según los datos del Ministerio de Salud, a mayo de este año, tanto los hospitales como clínicas públicas de todo el país han brindado un total de 13,290,578 consultas médicas de las que solo 2,527,893 fueron consultas preventivas.

El Seguro Social, por su parte, cubre a un promedio de 1.5 millones de asegurados, con una demanda creciente de 2.8 % en el último año.

Es cierto. El Ministerio de Salud ha invertido más recursos. Del total del pastel de gasto en salud, el sistema público ha incrementado su inversión de 59 % en 2007 a 63 % en 2012, sobre todo para la ejecución de su política de salud.

El paquete presupuestario de Salud pasó de $399.3 millones en 2008 a $625.5 millones para 2013. Al que se le han sumado $80 millones que avaló la Asamblea vía préstamos.

Lo mismo ocurre con el Instituto Salvadoreño del Seguro Social, al que cotizan todos los empleados del sector privado.

Sin embargo, las historias de pacientes con enfermedades graves que deben esperar meses para hacerse apenas un examen se cuentan por doquier.

El Ministerio de Salud indica en su último informe de Labores que el país destinó en 2012 6.3 % de su Producto Interno Bruto (PIB) para gastos de salud, una cifra considerablemente baja si se toma en cuenta que en 2004 y 2005, se destinaba el 7.3 y 7.2 % del PIB para las atenciones médicas de la población.

De este gasto, el Gobierno es quien más está destinando recursos pues del total de inversión, el sector público contribuye con el 63 % y el sector privado, con el 37 %.

No todos acceden

Sin embargo, no siempre se puede acceder aun servicio de salud privado.

Brizuela aseguró que, a pesar de que la atención en los hospitales públicos es deficiente, muchas de las personas tienen que conformarse con ese servicio deficiente porque no tienen recursos económicos para pagar a un doctor privado.

“Es evidente que hay carencias en el sistema público, pero hay problemas económicos que impiden que la gente recurra al sistema privado”, dijo el médico.

Y si lo hacen, no pueden completar un tratamiento médico. “Puede pagar una consulta o un examen, pero muchos no terminan sus tratamientos”, dijo.

El médico estima que en general 5 % de la población tiene capacidad de pago para acceder a médicos privados.

Brizuela asegura que la mayoría de las personas que recurre al sistema de salud particular son aquellas que tienen a sus familiares en EE. UU. u otro país o porque han contratado un seguro médico. “La gran mayoría de las personas en el país no tienen acceso a pagar una medicina privada”, reiteró.

Otros hasta decidido endeudarse con préstamos o tarjetas de crédito para acceder a este servicio exclusivo. Según la Asociación Salvadoreña de Empresas de Seguros (ASES) el 15.19 % de las primas netas es del rubro de gastos médicos hospitalarios.

Articulos Relacionados

  • 10000
    Los constantes inversiones que tanto el sector público como el privado están haciendo en el sistema de salud están colocando al país como uno de los mejores de la región centroamericana, aseguró Milton Brizuela, presidente del Colegio Médico.Los mejores equipos los tiene, sin duda, el sector público debido a la…

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios