Secciones
×

Síguenos en

58% de la fuerza laboral en A.L. es femenina

b El 2 % de las direcciones ejecutivas son mujeres Ya están registrados 1,971 puntos de venta de gas subsidiado

Susan Clancy en el foro Emprende Mujer, organizado por Voces Vitales. foto edh/ miguel villalta

Voces Vitales se especializa en el desarrollo productivo y profesional de la mujer salvadoreña. foto edh/ miguel villalta

Por Magdalena Reyes negocios@eldiariodehoy.com

Ago 14, 2013- 20:00

Aunque en las últimas tres décadas la formación e inserción laboral de la mujer ha avanzado, según el estudio realizado por el Centro de Liderazgo de la mujer del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (Incae), las mujeres aún siguen relegadas en puestos menores en relación a los hombres.

Desde 1990 ha incrementado el nivel educativo superior de las mujeres comparado con los hombres, según Susan Clancy, directora de investigación del centro de Liderazgo de la Mujer del Incae, pero la igualdad laboral aún no llega.

“Los hombres ganan 17 % más que las mujeres por el mismo trabajo ejecutado”, señala Clancy al citar cifras emitidas por el BID en un estudio realizado en el año 2011.

Mejores administradoras

La lista de la reconocida empresa Fortune 500 el año pasado señaló que las empresas que cuentan con una representación más alta de mujeres en sus equipos de altas gerencias tuvieron un mejor desempeño financiero.

Además obtuvieron 35 % más de retorno de capital en comparación a compañías que no contaban con mujeres en niveles gerenciales.

También captaron 42 % más de retorno de capital proveniente de ventas y 66 % más de capital invertido.

Esto, según Clancy, debe despertar el interés de los países para que existan condiciones y si es posible modificaciones a las políticas públicas para que se dé una mayor participación de las mujeres a niveles gerenciales en la empresa privada y mayor participación en los cargos públicos.

La inclusión de la mujer en las altas esferas del sector productivo beneficia al país y a la sociedad, porque es más probable que ellas inviertan los ingresos en la educación de sus hijos y en un negocio propio, puntualizó Clancy.

Entre las principales barreras que aún obstruyen el desarrollo femenino se mantienen los estereotipos culturales, aunados a la búsqueda del equilibrio de la vida personal y profesional. Esto último se basa en el estudio realizado por Catalyst en 2006, que señala que el 26 % de las mujeres en cargos de dirección ejecutiva no quisiera estar ahí, mencionó Clancy.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios