Secciones
×

Síguenos en

ACTUALIDAD

Industria y servicios decrecen en Estados Unidos

El ritmo de crecimiento económico permanece débil, el déficit comercial aumenta y el índice de desempleo cae.

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, en conferencia de prensa, al abordar los planes para reducir sus estímulos monetarios.
El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, en conferencia de prensa, al abordar los planes para reducir sus estímulos monetarios.

Por Por REUTERS

Jul 04, 2013- 08:00

Los empleadores privados de Estados Unidos aumentaron las contrataciones en junio y las solicitudes iniciales de subsidios por desempleo cayeron por segunda semana consecutiva, lo que apunta a una continua mejoría en el mercado laboral.

Aún así, el ritmo de crecimiento económico permanece débil y otros datos publicados el miércoles mostraron una fuerte desaceleración en la actividad en las industrias de servicios en junio y un mayor déficit comercial en mayo.

Las nóminas privadas aumentaron en 188.000 el mes pasado, mostró el Informe Nacional de Empleo de la procesadora de nóminas ADP, más que los 134.000 puestos de trabajo creados en mayo.

Economistas esperaban que el informe, elaborado en conjunto con Moody’s Analytics, mostrara un aumento de 160.000 empleos privados.

En otro reporte, el Departamento del Trabajo dijo que el número de solicitudes de subsidios estatales por desempleo cayeron en 5.000 a una cifra desestacionalizada de 343.000.

“El mercado (laboral) se mantiene firme”, comentó Mark Zandi, economista jefe de Moody’s Analytics en West Chester, Pensilvania.

El dato fue publicado antes del informe de empleo del Gobierno del viernes, que es más abarcador. Para junio no se esperan muchos cambios desde el reciente patrón de aumentos moderados en la creación de puestos de trabajo.

Se prevé que las nóminas no agrícolas hayan aumentado en 165.000 en junio, según un sondeo de Reuters entre economistas, poco menos que la cifra de mayo de 175.000. Sin embargo, eso sería mayor que el promedio mensual de aumento de 155.800 empleos de los últimos tres meses.

Se estima que la tasa de desempleo caerá en una décima, a un 7,5 por ciento. El informe de empleo podría arrojar nuevas pistas sobre el momento en que la Reserva Federal planea comenzar a reducir sus estímulos monetarios.

El presidente de la Fed, Ben Bernanke, dijo el mes pasado que el banco central estadounidense espera recortar sus compras de bonos más tarde este año y detener el programa por completo a mediados del 2014, siempre y cuando la economía avance de acuerdo a lo esperado.

En forma separada, el índice de servicios del Instituto de Gerencia y Abastecimiento cayó a 52,2 en junio, el menor nivel desde febrero del 2010, desde una lectura de 53,7 en mayo.

Una lectura sobre 50 indica expansión en las industrias de servicios, que generan más de dos tercio de la economía.

Eso, junto a un informe del Departamento de Comercio que mostró que el déficit de la balanza comercial subió un 12,1 por ciento, a 45.000 millones de dólares, en mayo, sugiere que el Producto Interno Bruto (PIB) del segundo trimestre probablemente caiga bien por debajo del 1,8 por ciento anual registrado en los primeros tres meses del año.

RBS redujo su estimación del PIB para el segundo trimestre a un 0,8 por ciento desde un 1,4 por ciento debido a los datos de comercio, mientras que Barclays recortó su estimación a un 1 por ciento.

El salto en el déficit comercial de Estados Unidos reflejó un aumento de las importaciones, que indica un fortalecimiento en la demanda interna subyacente. Pese a que el ritmo de crecimiento en el sector de servicios se desaceleró en junio, los empleadores contrataron a más trabajadores.

Las acciones estadounidenses oscilaban, mientras que los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos operaban planos. El dólar, en tanto, caía marginalmente frente a una cesta de monedas.

En el informe de comercio, las importaciones subieron un 1,9 por ciento, a 232.100 millones de dólares, la más alta desde el nivel récord de 234.300 millones de dólares registrados en marzo del 2012.

Las importaciones de mayo ajustadas por inflación alcanzaron el récord de 167.200 millones de dólares, agregó el Departamento de Comercio.

Las exportaciones, en tanto, cayeron un 0,3 por ciento, a 187.100 millones de dólares, cuando los aumentos en categorías como automóviles y piezas de autos y de bienes de capital más que compensaron un declive en bienes de consumo, alimentos, bebidas y materiales industriales.

Eso refleja el débil crecimiento en el resto del mundo, particularmente en grandes socios comerciales como China.

“El alza constante en la actividad de las importaciones apunta a una mejoría continua en la actividad doméstica y señala un aumento en la demanda sobre una base amplia”, comentó Millan Mulraine, economista senior de TD Securities en Nueva York.

“Eso, sin embargo, debe contrastarse contra un panorama de debilidad global que continúa sin respaldar a la recuperación económica estadounidense”, agregó.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios