Secciones
×

Síguenos en

Camarasal: empresarios deben defender libertad

Luis Cardenal, Pdte. de la organización, insistió en que sector debe unirse

De acuerdo con el presidente de Camarasal, el sector debe defender la libertad de empresa. foto edh / archivo
De acuerdo con el presidente de Camarasal, el sector debe defender la libertad de empresa. foto edh / archivo

Por

Mar 04, 2013- 20:00

Frente a un Gobierno que, de acuerdo a los empresarios, ha dado señales de querer desmantelar lentamente la democracia y la libertad de empresa, el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (Camarasal), Luis Cardenal, enfatizó que el sector privado debe mantenerse unido y hacerse oír.

Precisamente, la intervención de la Cámara en contra de episodios que impactaron negativamente la vida política y económica del país -como el intento de callar a la Sala de lo Constitucional a través del decreto 473 y el de impulsar nuevos impuestos- evitó que se dañara el tejido productivo y contribuyó a la consolidación de libertades en el país, aseguró Cardenal.

“Si por no pagar el precio hubiéramos incumplido nuestro deber como ciudadanos y como gremial, la institucionalidad y la justicia del país estuviera ya al servicio de un proyecto político, que además de antiempresarial y autoritario, estoy seguro nos llevaría al despeñadero”, sentenció.

En su discurso de la Asamblea de Socios en la que fue reelegido como líder de la organización, el empresario recalcó que el sector “no puede caer en la irresponsabilidad de permanecer impávido, cuando vemos que nuestra democracia y el sistema de libre empresa están siendo lenta, pero sistemáticamente desmantelados”.

También enfatizó que la empresa privada no debe guardar silencio por el temor a que la defensa de sus principios desate ataques de otros sectores sociales o del Gobierno, porque en el pasado esa actitud provocó que fueran culpados de todos los males que afronta el país.

Cardenal recordó que su pertenencia al grupo civil Aliados por la Democracia desató ofensas contra la gremial, pero resaltó que de no haberlo hecho “hoy tendríamos una justicia constitucional a la orden de los intereses de un partido político”.

La exclusión del sector privado del Instituto Salvadoreño de Formación Profesional (Insaforp) y las políticas asistencialistas de los últimos años fueron señaladas por el líder empresarial como uno de los grandes desaciertos cometidos por la clase política y el Gobierno.

“Desde que el Gobierno comenzó a manejar Insaforp experimentamos un sensible descenso de nuestra participación en algunos programas oficiales de capacitación, con la consiguiente merma de nuestros ingresos por esa clase de servicios”, indicó Cardenal.

Por otro lado, el populismo que ha caracterizado a este Gobierno no ha contribuido a disminuir el número de pobres, y ha provocado el deterioro de las finanzas públicas.

Un repaso por el mundo actual, mencionó, comprueba que los modelos asistencialistas que funcionan en algunos países latinoamericanos, como aquellos que se llaman “socialistas del siglo XXI”, han generado más pobreza e improductividad, y por consiguiente una menor calidad de vida.

El empresario aseguró que los planes oficiales incluyen claros intentos de divisionismo, pero añadió que “nosotros mismos somos los responsables de no dejarnos sorprender ni dividir”.

“Lo que nos toca hoy es invitar nuevamente a nuestra membresía y a todos los sectores productivos del país a mantenernos alerta para seguir enarbolando la bandera de la libertad, la democracia y la libre iniciativa productiva, elementos sin los cuales el desarrollo es imposible”, concluyó.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios