Secciones
×

Síguenos en

Advierten de un colapso económico en Venezuela

AIE estima que programa de venta de petróleo subsidiado a C.A. y el Caribe será desmantelado

La devaluación hizo que la gente que ganaba $476 ahora gane $325. foto edh / archivo
La devaluación hizo que la gente que ganaba $476 ahora gane $325. foto edh / archivo

Por

Mar 13, 2013- 20:00

Los servicios de inteligencia estadounidenses, atentos a la situación de Venezuela tras la muerte del presidente Hugo Chávez, advirtieron del colapso económico que puede sufrir ese país sudamericano.

Los norteamericanos confirman que el próximo Gobierno tendrá que luchar contra las consecuencias de un deterioro cada vez mayor en el entorno empresarial y los crecientes desequilibrios económicos, indica el documento presentado ante el Senado estadounidense.

Cabe recordar que los venezolanos acudirán a las urnas el próximo 14 de abril para elegir un nuevo presidente después del fallecimiento, el pasado 5 de marzo, de Hugo Chávez, quien gobernó el país desde 1999.

El reporte considera que las obligaciones de deuda contraídas por Venezuela consumirán el crecimiento de los ingresos por el petróleo, incluso si los precios del crudo se mantienen altos. Lo que más alarma a Estados Unidos es la descomunal deuda adquirida durante el gobierno chavista. El principal acreedor es China, que tiene asegurado por varias generaciones su suministro petrolero venezolano, mientras que ya el PSUV (partido oficial venezolano) se gastó los dólares recibidos a cambio. Tal ha sido el préstamo que los asiáticos se niegan a firmar uno nuevo.

Ya hay noticias de que el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes), receptor de los créditos otorgados por el Banco de Desarrollo de China, podría enfrentar dificultades para honrar sus obligaciones, en caso de que hubiera otra vez retrasos con los suministros de petróleo o combustibles, que es la modalidad escogida para el pago de ese financiamiento.

La deuda con ese banco chino es de $22,600 millones, equivalente al 21.4% de la deuda pública externa de Venezuela. Frente a la incertidumbre político-económica y a la capacidad de acción del gobierno de Maduro, los chinos (por ahora los prestamistas más importantes del Estado venezolano), dilatan nuevos desembolsos de fondos.

Asimismo, el informe manifiesta su preocupación por la ola de crimen violento que afecta a la seguridad de los ciudadanos venezolanos.

Los servicios de inteligencia estadounidenses presentan anualmente este informe que analiza las amenazas contra intereses de EE.UU. en el mundo.

En cuanto a Cuba, destaca que el gobernante Raúl Castro está actuando “cautelosamente” con reformas económicas para “reducir el papel del estado en la economía y diversificar las relaciones de comercio, mientras preserva el socialismo y el régimen”.

El análisis también destaca que tras la muerte de su principal “mecenas”, Hugo Chávez, los líderes cubanos están intentando “urgentemente” de atraer la inversión extranjera y aumentar el acceso a divisas y crédito extranjero.

Crisis en sector petrolero

Por otra parte, la industria petrolera de Venezuela podría deteriorarse aún más si Nicolás Maduro, el sucesor elegido por el fallecido presidente Hugo Chávez, gana las elecciones el próximo mes, dijo ayer la Agencia Internacional de Energía (AIE) en su informe mensual.

“El futuro del sector petrolero, y de Venezuela misma, bien podrían depender de encontrar un equilibrio justo entre las necesidades divergentes de atender a la población y cuidar de un sector petrolero desatendido desde hace tiempo para que recupere la salud”, señaló la AIE.

En lugar de invertir para mejorar la infraestructura del sector petrolero, Venezuela ha usado a la petrolera estatal PDVSA como una fuente de recursos para los caros programas sociales de Chávez.

La AIE considera que el programa de diplomacia petrolera de Venezuela, que ofrece costosas ventas subsidiadas de crudo a Centroamérica y el Caribe, será el primer programa de Chávez que se desmantelará. Esos subsidios han sido polémicos dentro de Venezuela y podrían ser abandonados en favor de un aumento de las exportaciones a precios de mercado.

La producción de crudo de Venezuela ha bajado desde alrededor de 3.5 millones de barriles por día (bpd) hace 14 años a solo 2.34 millones de bpd el mes pasado. “El próximo líder de Venezuela enfrenta un círculo vicioso: las políticas petroleras actuales -el desvío de los ingresos petroleros para financiar costosos programas sociales- no pueden continuar sin poner a la industria petrolera -y a toda la economía del país- en un riesgo considerable”, dijo el reporte. “Pero tampoco pueden revertirse sin el riesgo de la inestabilidad social y el caos político”, agregó.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios