Secciones
×

Síguenos en

Buseros: “El gobierno hizo negocio con cambio de flota”

Los transportistas no tuvieron más alternativa que endeudarse con Alba o con el gobierno

Estas bandera ondean en las instalaciones de Alba de Nicaragua S.A. (Albanisa). La que más llama la atención es la del FSLN
Estas bandera ondean en las instalaciones de Alba de Nicaragua S.A. (Albanisa). La que más llama la atención es la del FSLN

Por

Ene 13, 2013- 21:00

Negocio a expensas de los buseros y de la desesperación de los managuas por un mejor transporte público.

Eso es lo que ha hecho el gobierno de Daniel Ortega con la renovación de la flota de buses urbanos de Managua. Así lo consideran varios de los transportistas con los que habló El Diario de Hoy la semana pasada. “Ese fue un proyecto de negocio: ‘Querés trabajar, me vas a comprar el bus'”, afirma Miguel Martínez, integrante de la cooperativa 23 de Octubre.

Sus palabras fueron una reacción ante las de su colega de cooperativa Erick Jarquín: “Hay que reconocerlo. Este gobierno es el único que se ha preocupado por el transporte”. Él había olvidado que la gestión para conseguir un préstamo del BCIE que financiara la adquisición de buses nuevos para Managua fue iniciada durante el gobierno de Enrique Bolaños, entre 2002 y 2007.

La iniciativa, sin embargo, recibió el aval de la Asamblea Nacional de Nicaragua hasta enero de 2008.

Antes de recordárselo, Jarquín agrega: “Sé que es un negocio, pero vamos a hablar de cuál es el gobierno que se preocupó por hacer este negocio”. Para que quede claro, El Diario de Hoy pregunta: “¿De quién es el negocio?”.

“Aquí el negocio es del gobierno. No hay nadie más que se le meta”, afirma sin titubeos Orlando Orozco Espinoza, presidente de Vigilancia de la Cooperativa de Transportes Urbano Unitario.

Los transportistas sustentan eso en el hecho de que los buses nuevos prácticamente se los ha vendido el gobierno a través de Alba Caruna, en el caso de los buses rusos, o a través del Irtramma, en el caso de los buses mexicanos marca DINA.

El nuevo sistema

“Pequeñitos”. Ese es el calificativo que los transportistas de Managua usan para describir los primeros buses rusos que llegaron a Nicaragua, pues tenían capacidad para 25 pasajeros. Los que llegaron en un segundo lote, tienen capacidad para 37 pasajeros sentados, según las normas del fabricante. Pero “completos”, con pasajeros sentados y parados, tienen capacidad para 67, según Jarquín. Aunque, igual que en El Salvador, ese número puede ser superado.

Jarquín, Martínez y Orozco Espinoza recuerdan que los primeros buses rusos fueron reacondicionados en el taller de Alba Transporte. “Cambiaron hasta los ejes, porque los frenos no servían”, asegura Jarquín.

¿Por qué ese reacondicionamiento se hizo en Alta Transporte y no en otro taller?, pregunta El Diario de Hoy.

“Porque ellos eran los intermediarios, a través de ellos los habían dado”, responde Martínez. Jarquín agrega: “Es un proyecto de gobierno. Alba Transporte es una estructura de gobierno para garantizar todo un proceso. Hicieron una estructura para garantizar que estos buses se adaptaran a nuestro sistema: cambiaron ejes, sensores electrónicos fueron eliminados…”.

Pero Alba Transporte no es la única dependencia de Albanisa que es parte de dicha estructura. También lo es Alba Caruna. Según la publicación electrónica El 19 digital, “Alba Caruna es una empresa privada que maneja los beneficios que ofrece la Alternativa Bolivariana para los pueblos de nuestra América (Alba) a Nicaragua en diferentes campos”. Quienes se convirtieron en arrendatarios de los buses rusos tienen una deuda con una dependencia de esta empresa. Ese es el caso de la cooperativa 23 de Octubre.

Las primera unidades rusas fueron entregadas en agosto de 2011. Según una nota de la periodista Anne Pérez Rivera del periódico La Prensa, el presidente del Irtramma, Francisco Alvarado, declaró por esos días: “Todos esos buses (viejos) serán chatarrizados. Esos buses desaparecen porque están totalmente ruinosos. No pueden ir a los departamentos”.

Sin embargo, decenas de esos buses han sido transformados en descapotados y son utilizado para llevar niños y adultos a un parque de diversiones estatal (ver nota complementaria).

El Diario de Hoy visitó las oficinas del Irtramma y solicitó una entrevista con Alvarado el miércoles pasado.

Tras explicar que el funcionario tenía la agenda llena, su asistente sugirió enviarle una solicitud y un cuestionario por correo electrónico.

¿Qué se ha hecho con los buses viejos? ¿Cuántos dura la garantía de los buses DINA y cuánto la de los buses rusos? Los transportistas dicen que mientras duran dichas garantías los buses deben ser llevado a mantenimiento al taller de Alba Transporte y no a otro taller. ¿Por qué? ¿Cómo funciona el seguro de cobertura total que deben pagar los arrendatarios de los buses?

Las anteriores son algunas de las preguntas que se le enviaron a Alvarado y que al cierre de esta nota no había respondido.

Articulos Relacionados

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios