Secciones
×

Síguenos en

Es insuficiente monto que reciben para financiar una campaña, dice Gana y PCN

Partido naranja y pecenista dicen que el gasto más grueso es pago a vigilantes que cuidan el voto.

Por

Ago 02, 2013- 21:00

De momento, los partidos políticos que competirán en las próximas elecciones presidenciales están a la espera de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) dé el banderazo de salida para la campaña, prevista para el 23 de septiembre. Hasta entonces, afirman, podrán pensar en la deuda política a que tienen derecho.

Ernesto Muyshondt, vicepresidente de Ideología de ARENA, dice que el anticipo para las elecciones de 2014 vendrá luego de que arranque oficialmente la campaña y no sabe decir cuánto les corresponde por los más de 1.2 millones de votos obtenidos en las presidenciales de 2009.

ARENA y el FMLN son los únicos que pueden demandar deuda política según los votos obtenidos en la elección presidencial de 2009, que se disputaron solo lo dos.

Mario Ponce, secretario de comunicaciones y propaganda del PCN, dice que para esta campaña solamente ARENA y el FMLN “tendrían la potestad de pedir o el derecho de poder pedir deuda política anticipada como lo dice la ley”.

Anticipa que hay que esperar la oficialización de la campaña y la inscripción legal de las candidaturas para tener derecho a la deuda política.

Pero plantea otro panorama y es la desventaja económica en que se colocan los partidos pequeños.

En el caso de Unidad, aún no inscrita legalmente y que arropa a partidos como PCN que apoyan la candidatura de Tony Saca, tendrán que cobrarla al final de las elecciones y dependiendo de los votos que saquen en las urnas, dijo.

Andrés Rovira, presidente de Gana, dice que el anticipo que recibirían es poco porque participarán por primera vez. Al igual que Ponce, dice que lo que reciban no les alcanzará para sufragar todos los gastos de la campaña.

“Para nosotros (el anticipo) es una cosa bien pequeñita y eso, olvídese, eso no alcanza ni para la comida de los vigilantes. Es una cantidad muy pequeña para los gastos que ocasiona una campaña presidencial”, afirma Rovira.

Gana, que participaría por primera vez en la presidencial, recibiría $50,000.

Según Rovira, mientras no hayan presentado formalmente ante el TSE la candidatura no creen que les desembolsen ese anticipo.

Según Ponce, en las elecciones de alcaldes y diputados de 2012, ellos participaron como partido nuevo bajo el nombre de Concertación Nacional, por lo que se les asignó por ley un anticipo de alrededor de $55,000, pero que ellos no reclamaron esa cantidad porque al distribuirlo entre los 14 departamentos le correspondía como $4,000 a cada uno.

“Eso que invierte se gasta en una semana para un departamento grande como San Salvador o La Libertad, es insignificante porque una campaña absorbe recursos”, explica.

En ese caso, dice que se le dijo a cada candidato que buscaran su préstamo y que estaba sujeto a que de acuerdo al numero de votos se le iba a entregar el 75 % de los votos para poder saldar las deudas.

Dice Ponce que lo más caro en una campaña es el día “D” porque tienen que mover “todo un aparataje” y con la implementación del voto residencial, los gastos se incrementan para los partidos porque incrementan los centros de votación y por ende el personal que cuidará el voto.

En Cuscatlán pasó de 16 a 78 centros de votación y PCN, explica, necesitarán ese mismo número de jefes del centro sin contar los supervisores, gente que asiste con los alimentos, renta de autos…

“El voto residencial vino a facilitar al ciudadano pero vino a encarecer la campaña”, afirma el dirigente pecenista, aunque aclara que eso afectará más a partidos pequeños.

Rovira dice que en lo que se gasta más en una campaña es en movilización, en comida, en pagarle a vigilantes del voto. “A un vigilante usted no le puede pagar hasta cuando a nosotros nos dan el dinero, tenemos que pagarles antes. Allí se va un platal”, afirma.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios