Secciones
×

Síguenos en

Pacientes hemofílicos del Rosales sin medicamento

Director del Rosales aseguró que nunca ha habido un desabastecimiento "prolongado" de ese medicamento en ese hospital

En el hospital nacional Rosales, pacientes con hemofilia esperan el tratamiento coagulante. foto edh / archivo
En el hospital nacional Rosales, pacientes con hemofilia esperan el tratamiento coagulante. foto edh / archivo

Por

Ago 08, 2013- 20:00

En la sala de respuesta rápida del hospital nacional Rosales, Alejandro Echeverría esperaba ayer que se le administre su tratamiento de factor VIII. Él padece de hemofilia, una enfermedad genética que impide la buena coagulación de la sangre.

Por la mañana, solo tres frascos del medicamento (inyección intravenosa lenta de concentrados de factor de coagulación VIII) le habían suministrado. “Hoy tengo que esperar, porque me dijeron que no hay factor VIII”, dijo el paciente, quien necesitará la medicina por un lapso de ocho a 15 días, según explicó.

El presidente de la Asociación de Hemofílicos, Jorge Medina, aseguró que desde hace dos semanas ha habido suministro “irregular” del factor de coagulación.

Añadió que hace dos meses también denunciaron la escasez del medicamento. Después de una publicación en este periódico sobre el problema a inicios de julio, los pacientes volvieron a recibir el tratamiento, pero en menos de cuatro días el problema continuó.

Para Medina, la carencia del factor pone en riesgo la salud de los pacientes, en especial porque se les aplica un sustituto sanguíneo, similar al de las plaquetas (crioprecipitado o plasma fresco), que les causa efectos secundarios, como alergia en la piel, fiebres y mareos.

“Hay muchos pacientes que tienen miedo y prefieren irse. Cuando el paciente está grave, ni modo, se lo dejan poner”, narró.

Echeverría, al igual que los demás pacientes, prefiere el factor VIII, porque “cede el dolor y el sangramiento interno”, mientras que el crioprecipitado no le alivia las molestias.

Según datos de la Asociación de Hemofílicos, en el hospital Rosales se registra un promedio de 110 pacientes con este padecimiento y que solicitan el tratamiento, en especial del tipo A, que es el más común y el de mayor demanda.

Ayer en la sala de respuesta rápida de pacientes hemofílicos ingresados, a cinco personas que solicitaron el tratamiento se les dijo que “no había medicamento”, dijo uno de los afectados.

El director del hospital Rosales, Mauricio Ventura, afirmó que “en estos momentos no tenemos factor VIII”. Explicó que es debido a que el consumo también es irregular, ya que hay períodos en que aumenta de forma drástica.

No obstante, dijo que con recursos del hospital esperan tener hoy un total de 1,450 frascos. La compra es por $175,470, según Ventura.

Según el director del hospital, existen otros dos procesos de compra del factor VIII. Uno es una prórroga de compra del Ministerio de Salud, que es por 995 frascos.

La otra compra también es del Ministerio de Salud de 1,700 frascos. “En total tendríamos para cubrir el resto del año, con 4,145”, aseveró.

Mientras el medicamento coagulante no llega, pacientes como Alejandro no tienen otra opción que recibir el sustituto sanguíneo.

Aunque según el presidente de la Asociación de Hemofílicos, también corren el riesgo de no recibirlo, ya que hay escasez de donantes de sangre.

“El banco de sangre del Rosales tiene bolsas de plasma, pero el tipo de sangre de los preparados no es del mismo tipo del paciente ingresado”, acotó Medina.

El director del hospital Rosales dijo que el mejor tratamiento para los pacientes hemofílicos es el factor VIII, pero cuando no hay la mejor alternativa es la transfusión de plasma.

Sin embargo, es una opción que muchos pacientes rechazan, debido a los efectos secundarios.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios