Secciones
×

Síguenos en

Inicia el desagüe de la laguna El Espino para evitar inundaciones

El nivel de este cuerpo de agua aumentó hace dos años. Varias casas resultaron anegadas

Empleados municipales quitan una puerta provisional en una de las puntas de la tubería de más de un kilómetro que instalaron para drenar el agua en la laguna.fotos edh / cristian diaz
Empleados municipales quitan una puerta provisional en una de las puntas de la tubería de más de un kilómetro que instalaron para drenar el agua en la laguna.fotos edh / cristian diaz

Por Cristian Díaz comunidades@eldiariodehoy.com

Ago 27, 2013- 19:00

AHUACHAPÁN. Los aproximadamente cuatro metros sobre su nivel normal que tenía la laguna El Espino comenzaron a experimentar ayer una reducción luego de que la alcaldía iniciara las primeras pruebas de la obra de mitigación que ejecuta en este cuerpo de agua.

El nivel de la laguna aumentó considerablemente en octubre de 2011, lo que generó que al menos 250 viviendas fueran anegadas y el agua llegara hasta la carretera que de Ahuachapán conduce hacia la frontera El Jobo, en el cantón Las Chinamas.

Además de las casas afectadas, los restaurantes que funcionan en los alrededores de la laguna también comenzaron a ser perjudicados porque el turismo disminuyó.

Sin embargo, ayer las familias de las diferentes colonias y los empresarios comenzaron a ver una luz para ya no sufrir de inundaciones en cada invierno y reactivar el turismo en el sitio.

La alcaldía logró bajar 1.4 metros el nivel de agua a través del proyecto de desagüe que comenzaron a construir el 16 de abril pasado.

Esto como una de las pruebas de la obra, a la que aún le hace falta algunos detalles para ser finalizada.

La misma consistió en la colocación de 1,200 metros de tubería de 24 pulgadas, que servirán para drenar el agua de la laguna hasta unas quebradas de invierno que están en la zona.

Estas van a dar finalmente al río Paz.

También construyeron una enorme caja que lleva una compuerta, que será abierta cuando el nivel del agua en la laguna comience a representar riesgo de inundación.

El alcalde Rafael Morán Orellana explicó que una de las obras que hace falta es la colocación de una tubería de acero que pasará abajo de la carretera que va hacia el cantón Las Chinamas, sobre el kilómetro 113 y medio, y que conectará a la caja con la otra tubería ya instalada.

Esta será de acero para que soporte el peso de los vehículos que circulan por dicha carretera que conecta al país con Guatemala.

Su colocación dependerá de las condiciones climatológicas. Sin embargo, manifestó que la obra ha funcionado de acuerdo con la prueba que realizaron este martes.

El edil dijo que inicialmente el proyecto iba a costar 540 mil dólares. Sin embargo, a la fecha, cuando ya casi está terminado, la inversión es de $300 mil, lo que incluyó la indemnización a dueños de los terrenos por donde pasa la tubería.

Morán expresó que “optimizando los recursos y (haciendo el proyecto) por administración” han logrado bajar la inversión.

El encargado de la obra por parte de la municipalidad, Atilio Zepeda, expresó que son cerca de siete comunidades las que en los dos últimos inviernos han resultado afectadas con el aumento del nivel de la laguna.

Entre estos sitios están las comunidades El Carmen, Las Brisas, Campestre, Chancuyo, Kilo 5 y Un Rancho y un Lucero.

Zepeda expresó que ya algunas casas se han comenzado a inundar en este invierno. Pero con las pruebas de ayer dejarán de anegarse cada vez que llueve.

Los cultivos en la zona también han resultado afectados con esta situación desde hace dos años.

“Con 50 centímetros que le bajemos a la laguna ya no tenemos problemas de inundación”, razonó el jefe de la obra.

El problema en la laguna El Espino radica en que no cuenta con un drenaje natural, por lo que durante el invierno se llenaba.

Pero el fuerte invierno de 2011 hizo que su nivel aumentara más de lo normal.

Las personas que residen en los alrededores del cuerpo de agua expresaron que desde ese año, cada vez que acercaba el invierno era una preocupación debido a los daños que esto generaba.

“Lo más terrible fue hace dos años porque tengo 55 años de vivir en la orilla y nunca había visto que la laguna creciera tanto”, dijo Carlos Gutiérrez.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios