Secciones
×

Síguenos en

Se lucran de los escombros del paso a desnivel

Numerosas personas han llegado al sitio para obtener hierro y luego venderlo

Grupos familiares tratan de obtener hierro para venderlo. Una ciudadana, almádana a la cintura, acumula las varillas obtenidas. Fotos edh / miguel villalta
Grupos familiares tratan de obtener hierro para venderlo. Una ciudadana, almádana a la cintura, acumula las varillas obtenidas. Fotos edh / miguel villalta

Por Roberto Alas nacional@eldiariodehoy.com

Jul 17, 2013- 19:00

Con carretillas, sierras, almádanas y martillos en la mano, decenas de personas han llegado a la zona donde se demuele el paso a desnivel que conectaba el Bulevar del Ejército con el Arturo Castellanos para obtener el hierro de la estructura y luego venderlo.

Las necesidades han llevado a muchas de estas personas a esperar que la empresa constructora que realiza las obras haga los recesos en su trabajo, para que les deje acceder a los escombros y sacar el hierro.

La demolición de la estructura inició el pasado domingo, y la escena se ha repetido desde el lunes por la noche cuando, incluso, familias enteras esperan poder hacerse de un par de kilos de material.

Durante la noche del martes, algunos llegaron hasta en pick up para sacar un mayor provecho de los escombros.

Doña María Fuentes, una señora que pasa de los 60 años, dijo que la necesidad la hizo llegar con su hija y su nieto, este último de tres años.

Expresa que vive cerca de la línea del tren que pasaba por la colonia Monte Blanco, en Soyapango.

“Anteayer saqué 22 dólares”, aseguró la señora; pero para eso tuvo que estar toda la tarde y muy entrada la noche para obtener el hierro.

Las necesidades de estar personas también las aprovechan otros. Cerca de donde se demuele la estructura hay un negocio donde les están comprando el hierro.

Doña María indicó que la libra se la compraron a 11 centavos de dólar. El martes, del poco hierro que sacó pudo obtener 12 dólares.

Incluso un menor pidió a un periodista que le gestionara poder entrar antes con uno de sus amigos.

Sin embargo, el ingreso de estas personas a la zona de trabajo ha provocado desorden y a la empresa se le ha hecho difícil controlarlos.

Un empleado de la empresa dijo que “ellos no hacen caso, ni estando la policía; siempre se meten”, indicó.

Ayer, durante el receso del mediodía para permitir el almuerzo de los empleados, se les permitió entrar al área de los escombros.

De inmediato, y como que de hormigas se tratara, hombres, mujeres y niños comenzaron a extraer el hierro que podían sacar.

Muchos de ellos han llevado sus sierras y almádanas para separarlo del concreto.

El tiempo que se les permite estar es en el receso. El empleado del Ministerio de Obras Públicas dijo que la orden para que esas personas se lleven el hierro ha sido avalada por la institución “para que puedan beneficiarse”.

Impedirán saqueo

Para el ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, que estas personas se estén llevando el hierro para su beneficio es una pérdida para la institución.

“He hablado con el viceministro (Nelson García) de eso. La política en el MOP es que aquí no hay materiales sobrantes, todo es reutilizado, todo sirve para otras obras. Ese hierro nos sirve para otras obras de protección y las vigas sobre todo”, aseguró.

El funcionario insistió en que todo el material sería reutilizado, porque el MOP vería cómo lo acondiciona en la construcción de pequeñas obras en áreas de riesgo.

Explicó que ya le habían pedido a la Policía Nacional Civil que impidiera el saqueo del hierro en la zona de trabajo.

Según el ministro, ocupará hasta el asfalto que está saliendo del área de labores para ejecutar mejoras en otras vías del país.

Sin embargo, dada la cantidad de personas que llegan al lugar, evitar el saqueo de metal podría ser una tarea difícil para las autoridades involucradas.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios