Secciones
×

Síguenos en

Entregan pandilleros liberados al padre Toño

Habían sido retenidos por la Policía por razones preventivas

El padre Antonio Rodríguez reconoció que recibió a los pandilleros, pero dijo que no intercedió para su liberación. Foto EDH
El padre Antonio Rodríguez reconoció que recibió a los pandilleros, pero dijo que no intercedió para su liberación. Foto EDH

Por

Jun 20, 2013- 18:45

La entrega que hizo la Policía al padre Antonio Rodríguez de nueve pandilleros de la mara 18, a los que había retenido temporalmente, despertó cuestionamientos en contra del sacerdote en las redes sociales.

A los sujetos los retuvieron policías del sistema de emergencias 911, que acudieron a atender las denuncias ciudadanas por la presencia de un grupo de pandilleros que se encontraban de forma sospechosa en una cancha de fútbol aledaña a los condominios Altos de América, en el límite entre el barrio San Jacinto, San Salvador y San Marcos.

Los agentes, al llegar al sitio, encontraron a los sospechosos, quienes aparentemente se preparaban para jugar un partido de fútbol.

Tras registrarlos para constatar si portaban algún tipo de armas u otros objetos ilícitos se los llevaron retenidos a la oficina de Investigaciones de la delegación Centro de la Policía, situada en la colonia Flor Blanca.

Un investigador explicó que los policías le pidieron colaboración a la Unidad de Investigaciones para que les verificaran en el sistema de fichajes si los retenidos, quienes en su mayoría tienen tatuajes alusivos a la pandilla 18, eran buscados por la Fiscalía o los tribunales de justicia.

El jefe de la Policía en la región metropolitana de San Salvador, Mauricio Arriaza Chicas, explicó que se trató de un procedimiento policial rutinario en el que en este caso específico retuvieron a los pandilleros porque se quería confirmar o descartar si tenían órdenes de captura o eran prófugos de la justicia.

“En ningún momento se les dijo a los jóvenes que estaban capturados; solo se retuvieron de forma temporal para confirmar o descartar si tenían o no órdenes de captura”, sostuvo Arriaza Chicas, quien se presentó a la referida unidad policial para verificar el procedimiento.

Arriaza Chicas añadió que al final ninguno de los pandilleros tenía deudas pendientes con la justicia.

A la delegación acudió el sacerdote Rodríguez (padre Toño) para recibir a los mareros, luego de que fueron liberados por los policías.

Fuentes policiales aseguraron que los jóvenes manifestaron que ellos trabajan con el padre Antonio en los programas de reinserción que realiza el sacerdote en la iglesia San Francisco de Mejicanos.

Ante los cuestionamientos emitidos en las redes sociales sobre que los pandilleros habían sido dejados en libertad porque el padre Toño intercedió por ellos, el sacerdote rechazó esos señalamientos en su cuenta de Twitter (@AntonioPadretoo).

Rodríguez se defendió: “Mienten todos los que afirman que por mi solicitud dejaron en libertad a los pandilleros. En ningún momento hice la solicitud”.

Agregó que “solamente llegué a verificar con las familias las capturas y el procedimiento policial”. Y sostuvo que “la información es manipulada y sacada de su contexto y tiene fines perversos”.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios