Secciones
×

Síguenos en

Karlheinz Wolfgang visitó complejo educativo

El Complejo Educativo Nuestra Señora del Rosario mejoró sus instalaciones gracias a la cooperación del diplomático

Alumnos del complejo educativo recibieron a los diplomáticos con calurosos aplausos y ondeando banderas de ambos países. foto edh / Marvin Recinos
Alumnos del complejo educativo recibieron a los diplomáticos con calurosos aplausos y ondeando banderas de ambos países. foto edh / Marvin Recinos

Por Hasmed Sermeño comunidades@eldiariodehoy.com

Abr 04, 2013- 19:00

Un enorme orgullo y satisfacción son los sentimientos que embargan a Karlheinz Wolfgang, cónsul honorario de El Salvador en Dusseldorf, Alemania, cuyo amor por El Salvador lo llevó a apoyar una de las causas más nobles: la educación de la niñez salvadoreña.

Antes de su ayuda, el Complejo Educativo Católico Nuestra Señora del Rosario, ubicado en San Marcos, no era nada más que un terreno polvoso con pocas aulas, cuya infraestructura no contribuía al pleno desarrollo académico de los estudiantes.

Afortunadamente la gran apuesta de Wolfgang por la educación salvadoreña lo llevó a trabajar por la creación de instalaciones adecuadas y la expansión del complejo educativo.

“Hace 20 años esto solo era un terreno con unas cuantas aulas pequeñas y cuando vimos esa realidad decidimos cambiarla (…) Nunca nadie se imaginó en lo que se iba a transformar, y es inexplicable la sensación de satisfacción al ver que de esta institución se han graduado miles de estudiantes”, comentó Wolfgang durante la visita que realizó ayer por la mañana al centro educativo.

Asimismo el diplomático aseguró que desde entonces han trabajado hombro a hombro con la madre superiora Ana Margarita Meléndez, directora del centro educativo.

Talento y cultura

Como una muestra de agradecimiento a su invaluable apoyo, los maestros en conjunto con los alumnos organizaron una serie de presentaciones culturales en donde se expuso el talento que se ha cosechado en la institución a través de este tiempo.

Cada detalle fue cuidado meticulosamente. El recibimiento a Karlheinz Wolfgang y la comitiva diplomática no pudo iniciar de mejor forma que con el Himno Nacional del país, interpretado por el alumno Rodrigo Vázquez, quien demostró dominar el violín.

El acto abrió paso para que la madre superiora Ana Margarita Meléndez ofreciera unas palabras de bienvenida, en donde expresó el inmenso agradecimiento al señor Wolfgang y asimismo destacó todos los logros alcanzados por la institución, los cuales se reflejan en los cientos de estudiantes que ahora conforman la fuerza laboral del país y se destacan en diferentes universidades.

Un momento muy especial de la celebración fue la presentación de los alumnos de parvularia, que realizaron una rutina de aeróbicos con lazos y cuya concentración y peculiar espontaneidad arrancó los aplausos y sonrisas del cuerpo diplomático y los alumnos de la institución.

Los alumnos de bachillerato realizaron un ritual de origen maya llamado “Cancalagüituna”.

Una obra en ascenso

De aquellas pequeñas aulas ya solo queda el recuerdo, pues ahora la institución ha evolucionado de tal forma que en sus instalaciones alberga alrededor de 1,600 estudiantes.

El Complejo Educativo Católico Nuestra Señora del Rosario ofrece formación académica para niños desde la edad de tres años en el aula de maternal hasta bachillerato, con opciones en bachillerato general, comercio y salud, explicó Rosario López, subdirectora de la institución.

Y este año se comenzó a funcionar los bachilleratos en opción electrónica y hostelería y turismo.

El complejo educativo también cuenta con una sala de cómputo, biblioteca técnica y pedagógica, taller de robótica educativa y aulas de apoyo para mejorar el área sicomotora del niño y para reforzar sus conocimientos.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios