Secciones
×

Síguenos en

Educación para los más necesitados

Fusalmo trabaja bajo el modelo salesiano para prevenir la violencia social

La fundación salesiana trabaja con comunidades y centros escolares de alto riesgo de Santa Ana desde 2010. Foto EDH / milton jaco
La fundación salesiana trabaja con comunidades y centros escolares de alto riesgo de Santa Ana desde 2010. Foto EDH / milton jaco

Por Milton Jaco comunidades@eldiariodehoy.com

Abr 06, 2013- 20:00

SANTA ANA. Desde hace más de 11 años, la Fundación Salvador del Mundo (Fusalmo) ha beneficiado a miles de jóvenes salvadoreños a través de distintos programas educativos y de prevención de la violencia, impartidos en sus diferentes polideportivos ubicados en San Miguel, Soyapango y Santa Ana.

La fundación salesiana, que trabaja con comunidades y centros educativos en situaciones de alto riesgo, comenzó a brindar sus servicios en la Ciudad Morena el 16 de julio de 2010. Desde entonces, ha contribuido para que más de cinco mil jóvenes puedan tener mejores condiciones de estudio y superación laboral.

El coordinador académico de Fusalmo Santa Ana, Wilfredo Blanco, explica que la fundación trabaja bajo el Programa Integral Juvenil Don Bosco, el cual se encarga de brindar a los estudiantes nuevas alternativas para que puedan desarrollar sus conocimientos académicos en condiciones aptas para el aprendizaje; y, al mismo tiempo, que estos se preparen para su vida futura en la sociedad.

“La enseñanza que los jóvenes reciben por medio del programa, es un refuerzo para sus vidas. Tanto en lo académico como en lo personal, Fusalmo se preocupa porque los estudiantes y personas de escasos recursos económicos, tengan acceso a herramientas que quizá en sus centros educativos o comunidades no poseen”, dice el coordinador.

El programa que está orientado específicamente a estudiantes de segundo y tercer ciclo contempla, según Blanco, tres etapas o componentes fundamentales dentro de la enseñanza que se les imparte a los estudiantes.

“Basamos la enseñanza en una cultura de paz, deporte y protagonismo juvenil. Creemos que estos componentes son necesarios para la preparación personal y académica de nuestros jóvenes”, aseguró Blanco.

Según el coordinador académico, el Ministerio de Educación (Mined) es el encargado de seleccionar a los centros educativos que serán parte del programa integral juvenil, impartido en el marco del plan de escuelas inclusivas a tiempo pleno.

El encargado de impartir el taller de tecnología y computación, Ruddy Mendoza, manifiesta que “es bueno que niños y jóvenes como estos que viven y se desarrollan en ambientes no tan saludables, tengan la oportunidad de participar en este tipo de proyectos. Yo los veo motivados y con ganas de aprender y eso hay que saber aprovecharlo”.

Uno de los alumnos del complejo educativo Río Zarco, Edwin Rodríguez, que actualmente cursa el séptimo grado, dice sentirse contento y satisfecho con la oportunidad que la fundación le ha brindado a su centro escolar y, al mismo tiempo, asegura que su participación en los distintos talleres vocacionales será una ayuda para el futuro.

“Tenemos que aprovechar la oportunidad que nos están dando porque es algo que nos va a servir para el futuro. Yo participo en los talleres de música y deporte y me parece bien que nos dejen elegir lo que nos gusta porque eso nos va a servir cuando seamos grandes”, manifiesta el estudiante.

Fusalmo no solamente ofrece sus servicios a centros escolares. El programa denominado Oratorio festivo permite a los habitantes de las diferentes comunidades en riesgo delincuencial, participar de todos los talleres vocacionales cancelando un valor simbólico mensualmente.

Los horarios de atención para los centros escolares es de 7:30 de la mañana a 3:00 de la tarde; y de 3:00 a 5:00 de la tarde.

Entre los cursos vocacionales que la fundación ofrece están los talleres musicales, deportivos, artísticos, de manualidades y de liderazgo.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios