Secciones
×

Síguenos en

Por 32 asesinatos

Condenan a pandillero salvadoreño en Guatemala

Integraba el grupo conocido como el Consejo de los Nueve, de la Mara Salvatrucha, acusado por el Ministerio Público de la muerte de 32 personas

Foto Por elsalv

Por Tomado de prensalibre.com

Jul 30, 2015- 09:01

Nueve pandilleros, entre estos un salvadoreño, fueron condenados a purgar 58 años de prisión por el asesinato de 32 personas, según informó prensalibre.com.

El grupo conocido como el Consejo de los Nueve, de la Mara Salvatrucha, era acusado por el Ministerio Público de la muerte de 32 personas, crímenes ordenados desde la cárcel de máxima seguridad El Boquerón, donde integraron el grupo que ocupa una de las máximas jerarquías de esa pandilla.

En abril de 2013, el Ministerio Público logró identificar a los integrantes del Consejo de los Nueve, un grupo de cabecillas supremos de la Mara Salvatrucha en el país y que desde la cárcel El Boquerón, en Santa Rosa, planificaban y dirigían el sicariato y las extorsiones.

El MP determinó la identidad de estos hombres considerados los jefes de esa pandilla: Ronald Bosbely Choc Alemán, Manuel Enrique Santizo Palala, Julio Ismael Ortíz Aguilar, Carlos Antonio de León Ramírez, Jaime Noé Lira Morales, el salvadoreño Amílcar Galindo Torres Rosales, Édgar Eduardo Salazar Santana y uno más que por estar en libertad durante la investigación se reservó el nombre.

Los jefes de esa organización a los que el MP pedía 881 años de prisión por varios crímenes, entre estos asesinato, habrían dirigido la organización criminal con total libertad en la prisión para reunirse, coordinar y planificar las muertes por las que eran señalados.

Al inicio del proceso el MP los señalaba de la autoría intelectual de al menos 242 muertes perpetradas entre 2010 y 2011.

Las pruebas

El MP estableció las identidad de los cabecillas del Consejo de los Nueve por medio de investigación, como escuchas telefónicas, colaboradores eficaces, testimonios de víctimas, testigos protegidos y ex pandilleros, quienes en su mayoría admitieron que existía un consejo que discutía sobre los asesinatos y que las decisiones venían de arriba hacia abajo.

Los cabecillas utilizaban la visita de familiares o amigos, incluso abogados, para hacer llegar su mensaje. Los jefes de cada grupo que controlaba determinado territorio tenían que cumplir la orden.

El MP determinó que la estructura tenía operaciones en las zonas 6, 12 y 18, además algunos municipios de Guatemala y algunos sectores en la provincia.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios