Secciones
×

Síguenos en

Decenas de muertos en el “viernes de la ira” en Egipto

Según medios, más de 100 personas murieron en la jornada de ayer, entre ellos 24 policías

Partidarios del depuesto presidente Mursi trasladan a un compañero herido en choques con las fuerzas de seguridad en la plaza de Ramsés, en el centro de El Cairo. Foto EDH / efe
Partidarios del depuesto presidente Mursi trasladan a un compañero herido en choques con las fuerzas de seguridad en la plaza de Ramsés, en el centro de El Cairo. Foto EDH / efe

Por

Ago 16, 2013- 19:00

EL CAIRO. El “viernes de la ira” convocado por los islamistas contra la represión militar tras la masacre del miércoles sumió ayer a Egipto en el caos. La violencia se extendió desde El Cairo hasta otras ciudades, causando, según medios europeos, más de 100 muertes.

En un país que parece abocado a un conflicto civil, el Ejército tomó con blindados las principales calles del centro de la capital para cerrar el paso a las marchas de los partidarios del depuesto presidente Mohamed Mursi. “Alá hará que se cumpla nuestra venganza”, exhortó un imán a los fieles en la mezquita de Al Fatah durante el rezo del viernes, antes de que desfilaran hacia la plaza de Ramsés de El Cairo.

La violencia ha sembrado el temor entre la comunidad cristiana copta, tras el incendio de 40 iglesias por su apoyo al golpe militar contra Mursi.

El resultado del “viernes de la ira” convocado por los islamistas fue más muerte. Solo en una morgue improvisada en la mezquita de Al Fatah, en la plaza cairota de Ramsés, se recibieron más de 30 cuerpos de islamistas muertos por armas de fuego, según un recuento de testigos. La mayoría presentaban heridas de bala en la cabeza o el cuello. Varios habían sido alcanzados por la espalda.

Según un recuento de los servicios de emergencia, al menos 90 personas murieron en la capital y otras ciudades como Alejandría o Ismailía.

La agencia estatal de noticias dijo que 821 manifestantes, seguidores de los Hermanos, fueron arrestados en todo el país ayer.

Medios estatales egipcios endurecieron su retórica contra los Hermanos Musulmanes, que gobernaron el país durante un año hasta que el Ejército derrocó a Mursi el 3 de julio, invocando un lenguaje usado para describir a grupos militantes como Al Qaeda y sugiriendo que hay pocas esperanzas de llegar a una resolución política para la crisis.

Sin mostrar señales de querer retroceder, los Hermanos anunciaron una semana más de protestas a nivel nacional.

La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, aseguró ayer que la responsabilidad de la “tragedia” en Egipto recae principalmente en el Gobierno interino y anunció que los Veintiocho discutirán posibles medidas en respuesta a la violencia que se vive en el país.

Algunos temen que Egipto esté volviendo otra vez a ser el estado policial que mantuvo a Hosni Mubarak en el poder durante 30 años hasta su caída en 2011, a medida que las instituciones de seguridad recuperan confianza y reafirman su control. —AGENCIAS

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios