Secciones
×

Síguenos en

EE.UU. y UE revisarán la ayuda que envían a Egipto

La Fiscalía egipcia ordenó ayer prisión provisional por 15 días para el dirigente de grupo islamista afín a Mursi; opositores siguen las protestas

Las Fuerzas Armadas egipcias inspeccionaban ayer en El Cairo vehículos en un retén de control, durante el toque de queda establecido por el gobierno en varias ciudades del país. foto edh /EFE
Las Fuerzas Armadas egipcias inspeccionaban ayer en El Cairo vehículos en un retén de control, durante el toque de queda establecido por el gobierno en varias ciudades del país. foto edh /EFE

Por

Ago 20, 2013- 21:00

ESTADOS UNIDOS. El gobierno del presidente Barack Obama se acercó más ayer a tomar una decisión sobre continuar o disminuir la ayuda 1,500 millones de dólares anuales a Egipto ante las medidas de fuerza de las autoridades militares contra los partidarios del depuesto presidente Mohamed Mursi.

Josh Earnest, vocero de la Casa Blanca, dijo que realizarán una discusión en el Consejo de Seguridad Nacional y entre los miembros del gabinete que participarán está el secretario de Estado, John Kerry. En esa reunión podría resolverse la suspensión de algunos apoyos económicos y militares de Estados Unidos para Egipto, según dijeron funcionarios estadounidenses que pidieron no ser identificados por no estar autorizados a hablar sobre la reunión.

El gobierno estadounidense ha insistido en que no ha tomado una decisión final sobre detener la ayuda a Egipto desde que las fuerzas armadas derrocaron al gobierno de Musri, encabezado por la Hermandad Musulmana; suspendieron la Constitución egipcia, y tomaron medidas represivas contra las protestas islamistas, además de encarcelar a los dirigentes de la Hermandad. De hecho, la fiscalía egipcia ordenó ayer privisión provisional por 15 días para Mohamed Badie, líder religioso del grupo islámico.

Aparte de las muertes que sólo en la última semana han sido aproximadamente 1,000 personas.

Pero Obama y sus asesores han buscado la manera de expresar el disgusto de Estados Unidos, manteniendo al mismo tiempo la influencia que tenga aún con su aliado árabe.

Hasta ahora, Obama se ha mostrado reacio a tomar decisiones apresuradas, insistiendo en que no serviría a los intereses de EE.UU. eliminar repentinamente la financiación para operaciones que cubren desde combatir a Al-Qaeda en el corazón del Medio Oriente, salvaguardar la estabilidad del Canal de Suez, detener el flujo de armas a la Franja de Gaza controlada por el grupo Hamas y garantizar la seguridad de Israel, otro aliado estadounidense.

Durante semanas, el gobierno ha dicho que no calificará la toma del poder por los militares como un golpe de Estado porque tal decisión detonaría la suspensión inmediata de la mayoría de los programas de ayuda de EE.UU. a Egipto.

Pero Marie Harf, portavoz del departamento de Estado, dijo que han hecho una revisión jurídica de la ayuda.

Esa revisión encontró que la mayoría de las formas de ayuda económica de EE.UU. estaría permitida aun si se declarara un golpe de Estado, debido a que los fondos para promoción de la democracia, salud y otros programas están exentos de recortes, indicó. Pero la ayuda militar no goza de esa salvedad.

De igual manera, los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) discuten de urgencia la respuesta del bloque a la violencia en Egipto y también analizan posibles medidas como un veto a la venta de armas al país o la suspensión de las ayudas financieras.

La Constitución

Entre tanto, el presidente interino de Egipto, Adli Mansur, recibió ayer el borrador constitucional elaborado por un comité técnico y según el cual, en caso de aprobarse, quedarían prohibidos los partidos basados en ideologías religiosas, aunque el Islam seguiría siendo la religión del Estado. Después de un mes de estudio, el comité técnico ha finalizado el nuevo borrador que modifica la Constitución de 2012. —AGENCIAS

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios