Secciones
×

Síguenos en

Honduras

Entre 400 y 600 policías han pedido la baja por temor a ser investigados

Hay múltiples denuncias contra agentes y oficiales por delitos como homicidios, narcotráfico, extorsión, secuestro y robo de vehículos, entre otros.

Entre 400 y 600 policías han pedido la baja por temor a ser investigados
Entre 400 y 600 policías han pedido la baja por temor a ser investigados

Por

Ago 16, 2013- 00:00

HONDURAS. Centenares de policías hondureños han pedido ser desmovilizados de la Policía Nacional al parecer por temor a ser investigados como parte del proceso de depuración de esa institución, informó ayer una fuente oficial.

El director de la Policía Nacional, Juan Carlos Bonilla, declaró escuetamente a periodistas que en los últimos meses entre 400 y 600 agentes y oficiales han solicitado la baja de esa institución.

“Algunos (policías) solicitaron voluntariamente su baja, mientras otros salieron obligados” para evitar ser sometidos a investigaciones, agregó.

La Policía de Honduras está en proceso de depuración desde noviembre de 2011, debido a las múltiples denuncias contra agentes y oficiales involucrados en delitos como homicidios, narcotráfico, extorsión, secuestro y robo de vehículos, entre otros.

Las declaraciones de Bonilla se producen un día después de que el ministro hondureño de Seguridad, Arturo Corrales, ordenó al jefe policial suspender el pago de salarios a 2,151 agentes que cobraban sin trabajar.

Corrales indicó en un carta enviada a Bonilla que estos 2,151 policías cobraban el salario mensualmente pero en “censos levantados en los meses de mayo y julio no fueron identificados en ninguna asignación”.

Al suspenderse los salarios de los policías fantasmas y culminar la cancelación de efectivos que ya no pertenecen a la entidad, entonces se procederá a contratar a unos cuatro 1,500 nuevos policías para así poder contar con unos 14 mil uniformados, explicó el ministro.

Esta determinación de Corrales se realiza luego de que el funcionario revelara el lunes pasado en un informe de rendición de cuentas de 100 días de su gestión que había miles de supuestos policías a los que se les pagaban sueldos y no se sabía su paradero.

Añadió que en el seno del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad, se están tomando medidas de control, para mejorar la situación de los centros penales del país.

Por su lado, la viceministra de Seguridad, Marcela Castañeda, reveló que también se descubrió que personal administrativo ha estado trabajando con nombramiento de policías. “Cierto personal civil estaba ocupando plazas de policías, sin embargo, se han adoptado los correctivos necesarios”, indicó Castañeda. Conserjes y secretarias figuran entre los empleados que firmaron contrato como policía, pero en realidad ejercían funciones más burocráticas.

Al parecer, esta anomalía es producto de que algunos políticos han utilizado a la Secretaría de Seguridad como una agencia de colocación de empleos de activistas, dijo la viceministra.

En los últimos 13 años, la Policía Nacional ha sido objeto de más de 5,500 denuncias contra sus agentes y oficiales.

No obstante, el presidente de Honduras, Porfirio Lobo, ha dicho que la seguridad de su país mejoró y que ya no tendrá que cambiarse el nombre, como prometió en febrero de 2012.

Por otro lado, Bonilla indicó que se requieren unos ocho mil agentes para fortalecer la institución policial, al tiempo que aclaró que la Policía no cuenta con 16 mil efectivos como ha trascendido en algunos medios de comunicación.

No obstante, sostuvo que la institución cuenta con el personal necesario para brindarle seguridad a la población. —AGENCIAS

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios