Secciones
×

Síguenos en

Zetas y el Z-40 considerados “depredadores” de medios

Con violencia ha obligado a que medios se autocensuren y periodistas se exilien

Miguel Ángel Treviño Morales (frente), alias Z-40, máximo jefe de Los Zetas, fue detenido la madrugada del lunes cerca de la ciudad de Nuevo Laredo, México. foto edh / efe
Miguel Ángel Treviño Morales (frente), alias Z-40, máximo jefe de Los Zetas, fue detenido la madrugada del lunes cerca de la ciudad de Nuevo Laredo, México. foto edh / efe

Por

Jul 16, 2013- 19:00

MÉXICO. El cártel de Los Zetas y en especial Miguel Ángel Treviño Morales, mejor conocido como el Z-40, son señalados por Reporteros Sin Fronteras (RSF) como los principales “depredadores” de la libertad de información.

En su último informe, la organización afirma que el balance de víctimas de Los Zetas asciende a 86 periodistas asesinados y 17 desaparecidos desde el año 2000.

El pasado lunes fue capturado Treviño Morales, de 40 años y originario de Nuevo Laredo, quien enfrenta siete órdenes de aprehensión por delitos como delincuencia organizada, homicidios, narcotráfico, lavado de dinero, entre otros, y está involucrado en 12 investigaciones.

Además, por testimonios de sus colaboradores, las autoridades le atribuyen el secuestro y el asesinato de 265 migrantes en el municipio de San Fernando, en Tamaulipas, en dos masacres ocurridas en agosto de 2010 y en abril de 2011.

A Los Zetas también se les vincula con las fosas encontradas en Tamaulipas con más de 200 cuerpos en 2010, y con el incendio en agosto del 2011 en el Casino Royale de Monterrey que dejó 61 personas muertas.

RSF, una organización no gubernamental, asegura que Treviño y Los Zetas han contribuido con sus acciones a hacer de México el país más peligroso del continente para los periodistas.

Los responsabiliza de la situación de violencia y peligrosidad que viven los periodistas, sobre todo en el estado de Veracruz, donde recuerda que han sido ejecutados nueve periodistas.

Por su parte, Artículo 19, otra organización no gubernamental, asegura que el año pasado 15 periodistas se vieron forzados a abandonar sus hogares y ocultarse en otras zonas del país.

RSF agrega que la banda criminal Los Zetas obliga con sus acciones a las redacciones locales a la autocensura y a los periodistas al exilio, y de ejercer presión sobre las familias de sus víctimas para hacerlas callar.

Unos 10 periodistas fueron asesinados en México en 2012, según organizaciones que abogan por la libertad de prensa. Eso colocó a México como el tercer país más peligroso del mundo para periodistas, después de Somalia y Siria.

Destacan que las agresiones contra los profesionales de la información quedan en su mayoría impunes, calificando a México como un país mortífero para ejercer el periodismo.

Lo anterior lo confirma la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). La entidad recordó que del 2000 a la fecha ha documentado 84 homicidios en su perjuicio, y de 2005 al 30 de abril de 2013, se han registrado 20 desapariciones de periodistas y trabajadores de los medios de comunicación, además de 39 atentados en contra de sus instalaciones y daños a sus herramientas de trabajo.

El organismo precisa que de estos casos sólo en 27 se han registrado consignaciones y de ese total, en 12 se ha dictado sentencia condenatoria, por lo que existe un índice de 91 por ciento de impunidad, lo que revela la ausencia de resultados en el esclarecimiento de tales agresiones.

EE.UU. se congratula

En Estados Unidos, el portavoz del Departamento de Estado, Patrick Ventrell, elogió a México por la captura, la cual consideró un avance más “hacia el desmantelamiento del crimen organizado”, mientras que la DEA celebró que el “despiadado liderazgo” del Z-40 haya llegado a su fin.

Sobre una posible petición de extradición del capo, Ventrell no quiso hacer comentarios, a pesar de que el Departamento de Justicia lo acusa desde 2008 de transportar y distribuir cocaína desde México y Guatemala a EE.UU.

Al respecto, el portavoz mexicano de Seguridad, Eduardo Sánchez, dijo ayer que se revisa si hay alguna solicitud de extradición de EE.UU., cuyas autoridades ofrecían hasta cinco millones de dólares por la captura de Treviño.

El Z-40 está acusado de tráfico de drogas en una corte de Houston.

La DEA identifica al narcotraficante Z-40 con otros alias como David Estrada-Corado, Comandante Forty y El Catorce. Mientras en su página web incluye diferentes fechas de nacimiento que incluyen los años: 1970, 1980, 1973 y 1976; aunque establece que su lugar de nacimiento fue Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Desde julio de 2009, el del Tesoro de Estados Unidos había nombrado al “Z-40”, como un narco y bajo la Ley de Cabecillas Extranjeros del Narcotráfico ordenó que todos aquellos bienes que tuviera en Estados Unidos se congelaran.

Actualmente en Estados Unidos, José Treviño Morales, hermano del “Z-40” está siendo procesado en la Corte Federal del Distrito Oeste de Texas, en Austin, por haber lavado presuntamente decenas de millones de dólares que le enviaba su consanguíneo a través de un rancho de caballos cuarto de milla que tenía en Oklahoma.

El arresto de Z-40 se conoce meses después de que muriera en un enfrentamiento armado con el Ejército el entonces líder de Los Zetas, Heriberto Lazcano, bajo el alias de “El Lazca”.

Según la lista que manejaban las autoridades mexicanas en marzo de 2009, el único dirigente de Los Zetas que sigue libre es un hermano de Miguel Ángel Treviño conocido como Oscar Omar Treviño Morales. —AGENCIAS

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios